Debra Winger saca los colores al Hollywood más sexista

·4 min de lectura

Debra Winger comenzó actuando en cintas como Por fin es viernes o en Cowboy de ciudad con John Travolta, pero fue en 1982 con Oficial y caballero cuando se erigió como una de las grandes estrellas femeninas del Hollywood de los 80. Esta cinta dirigida por Taylor Hackford y protagonizada por Richard Gere no solo la situó en una posición privilegiada en la industria, sino que la llevó a obtener su primer Oscar. No obstante, pese a que todo pueda parecer idílico tras este importante paso en su carrera, la realidad es algo diferente.

Debra Winger en la celebración anual de los Kennedy Center Honors en 2019 (Foto: Paul Morigi/Getty Images)
Debra Winger en la celebración anual de los Kennedy Center Honors en 2019 (Foto: Paul Morigi/Getty Images)

Y es que Winger, en una reciente entrevista concedida al medio británico The Telegraph, ha dado a conocer las exigencias físicas que el equipo tras Oficial y Caballero trató de imponerle. Según explica la actriz, cuando estaba inmersa en las grabaciones de este drama romántico, algunas personas en el set no estaban satisfechas con su trabajo porque la veían “hinchada”. Fue entonces cuando una persona de producción se acercó a ella y la ofreció pastillas de retención de agua para ayudarla a perder peso y así lucir más delgada en la película.

“Era tan joven que ni siquiera sabía qué era, y simplemente se las devolví y dije 'No voy a aceptar eso'”, dijo Debra a The Telegraph. “Simplemente me sonó ridículo. Pero alguien más podría haber sucumbido". Y es que esta actitud deja clara la exigencia sobre el físico femenino que aún persistía en Hollywood a principios de los 80, dejando en evidencia cómo hasta hace nada la industria seguía poniendo en práctica acciones muy cuestionables en sus rodajes y en el trato humano con sus intérpretes. Sin embargo, actrices como Winger supieron sacar la actitud necesaria para rechazarlo, aunque como bien comenta, no todas habrán optado por seguir sus mismos pasos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Cuando se le preguntó por su coraje para enfrentarse al equipo de la película y hacer caso omiso de su petición, Debra Winger explicó que su infancia desprovista de figuras masculinas le hizo crecer sin guardar ningún tipo de pavor a hombres y magnates poderosos, por lo que se sintió con la suficiente fortaleza como para rechazar tomar esas pastillas. “Ciertamente mi madre no me enseñó eso. No tuve grandes hombres a mi alrededor mientras crecía. Me sentí lo suficientemente fuerte como para decirles que no a estos malditos imbéciles", admite la actriz.

Precisamente, aunque disfrutó de gran éxito en Hollywood durante los 80 y principios de los 90 con títulos como La fuerza del cariño, Peligrosamente juntos, El sendero de la traición o El cielo protector con directores de la talla de James L. Brooks, Costa-Gavras o Bernardo Bertolucci, se dice que fue su fuerte carácter conflictivo en los rodajes lo que llevó a la industria a no ser del todo benevolente con ella y a su posterior retiro.

Actores como Richard Gere, su compañero en Oficial y cabllero, o Shirley MacLaine, con quien coprotagonizó La fuerza del cariño, incluso llegaron a compararla con “una pared de ladrillos”, como bien afirmó Gere en una entrevista con Squire en 1986. Así, a los 40 años, en la cima de su carrera y con tres nominaciones al Oscar, decidió retirarse del cine en 1995 tras trabajar en Olvídate de París de Billy Crystal y centrarse en otros aspectos de su vida. Pero el retiro no fue definitivo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tras el estreno del documental Buscando a Debra Winger de Rosanna Arquette en 2002, cuando su figura fue reivindicada con clamor popular, la actriz se animó a volver ante las cámaras. Aunque eso sí, con papeles más esporádicos y en una liga menor. En dicho documental explicó más al detalle su decisión de alejarse de la fama, admitiendo que no estaba de acuerdo con algunas dinámicas respecto a los roles femeninos y que prefería centrar su vida en hacer otras cosas que la mantuvieran tranquila.

En esta nueva etapa en Hollywood en estas dos últimas décadas, aunque se ha dejado ver en gran variedad de películas como La boda de Rachel, Lola Versus, El coro, The Lovers o Cómo sobrevivir en un mundo material, ha estado más centrada en series de televisión, como El coraje de Dawn Anna, En terapia, La tienda roja, The Ranch o Comrade Detective, aunque lejos de la fama y éxito de antaño. Actualmente, y a sus 66 años, forma parte del reparto de Mr. Corman, la nueva serie de Apple TV+, cuyo retrato de la ansiedad en uno de sus capítulos nos dejó impactados.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente