Lo que debes saber sobre el relleno de ojeras antes de tu cita con el cirujano

·3 min de lectura
Photo credit: Rosdiana Ciaravolo - Getty Images
Photo credit: Rosdiana Ciaravolo - Getty Images

Las ojeras se asocian a la falta de descanso, al estrés o a condiciones genéticas, pero si hay algo que nos debe quedar claro es que todos somos susceptibles de sufrirlas. Un episodio de poco sueño o el estrés en el trabajo puede producir que donde antes se formaba una línea perfecta coordinada con el pómulo, ahora se marque un surco, que nos aporta un aspecto apagado y nos reste luminosidad. Y es que hasta las personas con las facciones más redondeadas son candidatas a sufrir de ojeras.

Photo credit: Visoot Uthairam - Getty Images
Photo credit: Visoot Uthairam - Getty Images

Afortunadamente, para esto existen varias soluciones, como usar aloe vera para eliminar bolsas y ojeras o los rellenos inyectables. Este último es un procedimiento rápido, sin anestesia y tras el que se puede reanudar la vida cotidiana del paciente, sin problema. Por todas estas ventajas está siendo cada vez más solicitado en las consultas de cirugía estética.

Sin embargo, este procedimiento no funciona igual en todos los pacientes. El candidato ideal es alguien que ha perdido un volumen considerable en el párpado inferior en un periodo corto-medio de tiempo, una disminución que puede ir asociada a otros problemas como la hinchazón del párpado inferior -que también se solucionaría con el procedimiento-. También debe tener una piel cuidada que potencie su elasticidad y no tener acumulada mucha grasa en el párpado inferior. Sin embargo, un paciente que tenga demasiada acumulación de grasa bajos los ojos -bolsas malares-, tampoco será un paciente ideal. En estos casos se debería considerar la cirugía tradicional para solucionar el problema.

Photo credit: Alan Rubio - Getty Images
Photo credit: Alan Rubio - Getty Images

Aunque esta pérdida de volumen suele darse por el paso de los años, es algo que puede ocurrir a cualquier edad, ya que, como indican los expertos, el envejecimiento en el área de los ojos es genético. Es decir, puedes mirar a tu madre o a tu abuela para saber qué ocurrirá con tu mirada.

Beneficios de los rellenos bajo los ojos

Y una vez que has decidido que vas a realizarte el procedimiento: ¿qué expectativas reales puedes tener sobre el mismo? La realidad es que la eliminación de los surcos marcados bajos los ojos ayuda a aportar luz al rostro y a iluminar la mirada. Además desaparecerá el aspecto cansado y un halo de frescura rodeará tu cara. Esto se debe a que con el relleno que se introduce se crea una barrera y las pieles parecen más gruesas. Por otro lado la uniformidad que se genera con el resto del rostro consigue que muchas mujeres, tras el procedimiento, se despidan de tener que estar pendientes de poner corrector -aquí tienes los 12 mejores correctores de ojeras- en la zona antes de salir de casa, sintiéndose liberadas de este hábito. Hay que tener en cuenta que debido a que la piel del área de las ojeras es muy fina tras las inyecciones las venas de la zona pueden ser más visibles, dando cierta oscuridad a la zona.

Las únicas precauciones a tener en cuenta antes de someterse a la práctica de relleno de ojeras es evitar los anticoagulantes como el ibuprofeno, la aspirina y la vitamina E, así como el alcohol, unos días antes del procedimiento, ya que estas sustancias aumentan el riesgo de hematomas después de los rellenos.