Cantabria prohibirá los deberes en vacaciones el próximo curso

En Cantabria quieren que las vacaciones lo sean de verdad y para el próximo curso va a prohibir los deberes durante los periodos no lectivos. Tampoco podrán programarse exámenes hasta una semana después de haber vuelto. De esta manera alumnos -y padres, todo sea dicho- podrán desconectar al 100% de todo lo relacionado con las materias escolares.

Ni deberes en vacaciones, ni exámenes a la vuelta de las mismas. Eso quiere Cantabria para sus alumnos. (Foto: Thomas Eisenhuth/picture alliance via Getty Images)

En Cantabria hace tiempo que el calendario escolar del que disfrutan sus alumnos no es exactamente el mismo que en las demás comunidades autónomas. Tienen los mismos días de clase que en el resto de España -175 jornadas lectivas- pero se los reparten de manera diferente.

Y es que en la comunidad cántabra en lugar de funcionar por trimestres lo hacen por bimestres con una semana de vacaciones entre ellos. El resultado son 10 meses de clase agrupados de dos en dos con cuatro periodos de una semana de descanso entre cada par. Las vacaciones de verano son algo más cortas, pero tienen más durante el año.

Ahora, los responsables de educación en Cantabria han dado un paso al frente para declarar las vacaciones territorio libre de deberes prohibiéndolos para el próximo curso. Este solo es una recomendación. Y tampoco habrá exámenes nada más volver de vacaciones. Estas son para descansar. Que “el periodo de descanso sea realmente de descanso”, ha dicho la consejera de Educación, Marina Lombó.

De momento están en fase de negociación con los representantes del profesorado, pero las conversaciones van por buen camino y la otra parte implicada en las mismas asegura que mientras la propuesta sobre la mesa sea continuista, que lo es, se cerrará el acuerdo. Solo falta, como cuenta la Cadena Ser, concretar algunas fechas.

Otra de las novedades incorporadas al calendario escolar de 2020/2021 es garantizar que los centros atiendan a los alumnos hasta las 14:00 horas en junio y septiembre -meses en los que se aplica el horario reducido- y que se oferten servicios de comedor y transporte escolar.

En el nuevo acuerdo también se establecerá la posibilidad de establecer servicios complementarios para que los alumnos cuyos padres no puedan recogerles en horario reducido tengan actividades que prolonguen su jornada hasta el horario normal.

Más historias que te pueden interesar: