'Debate Final de GH VIP': Adara se enfrenta sus 'enemigos' dentro de la casa

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

La sombra del tongo sobrevuela la cabeza de Adara. En vista de la velocidad a la que se ha enfriado su relación, no sólo hay quien duda de la veracidad de sus sentimientos hacia Gianmarco sino que hay quien cree que la azafata entró con la lección bien aprendida en la casa de GH VIP y que todo lo que ha ocurrido ahí forma parte de un manual de estrategia para ganar el maletín.

Esto es lo que dio a entender Antonio David Flores, quien aseguró que "lo tenía todo planeado, es una concursante de 10". La ganadora de la séptima edición vip del reality, que tuvo con él varios enfrentamientos dentro de la casa, le echó en cara que malmetiese entre ella y el italiano, y él aprovechó para explicarse: "Yo sabía a través de Gianmarco de la relación que había entre ellos dos y me lo callo y me lo guardo para no destruir precisamente esa relación. A mi Gianmarco jamás me habló mal de ti pero yo tampoco le hablé jamás mal de ti; yo le preguntaba si los sentimientos que él tenía por ti eran mutuos", algo en lo que el italiano le dio la razón: "Él pensaba que mis sentimientos hacia ti eran verdaderos y los tuyos hacia mí, no", traducía Gianmarco a Adara. "Tú pensabas que yo le estaba alejando de ti y en el vídeo de la cocina se ve que me parece fantástico y que apoyo la relación", aseguraba Antonio David.

Pero Adara tenía más que decir y Gianmarco ejerció nuevamente como intermediario: "Él pensaba que me estabas manipulando por los votos", a lo que Adara le preguntó mirándole a la cara: "¿Cuándo?" . "Era mi percepción", respondía el ex Guardia Civil, a lo que ella le dio sin tapujos su opinión: "Para mi ha sido un poco "metecaquita".

Pero es que Gianmarco tampoco lo ve claro del todo: "A mi nadie me ha manipulado pero lo que me hace un poco así (dudar) es verte ahora un poquito diferente".

Pero no son los únicos que le dieron cera. Hugo Castejón, quien fuera su amigo en los inicios del encierro, aprovechó para felicitar a Adara, Alba y Mila por su interpretación de la fiesta de las uvas, y ya de paso soltar un zasca: "Yo he dicho siempre que lo que hizo Kiko con Mila me pareció una traición, pero con el tiempo he visto que prefiero las traiciones a la cara como la que hizo Kiko que por la espalda como la que hizo Adara conmigo".

Aunque también hay quien tiene otra opinión.

Precisamente Kiko y Adara han decidido enterrar el hacha de guerra y, aunque él asegura que era "insoportable y se comportaba como una cría chica", se quedan con el lado positivo de la convivencia.