De pie (pero no quieto), la nueva forma de adelgazar

Levantarte, en lugar de estar sentado 6 horas al día, puede ayudarte a perder 2,5 kilos al año o 10 kilos en cuatro años. Te contamos lo que debes hacer para que realmente funcione

Los investigadores observaron que los hombres queman el doble de calorías que las mujeres por estar de pie en lugar de sentados. (Foto: Getty)

No repercute igual en mujeres que en hombres, y tampoco vale estar quieto como un estatua, pero el hecho de levantarte del escritorio o del sofá te hará perder (al menos) 0,15 kilocalorías más por minuto, 2,5 kilos al año o 10 kilos en cuatro años.

Así lo afirman investigadores de la Clínica Mayo en Rochester (EE.UU.) tras observar los resultados de 43 estudios analizados en este informe de la American Journal of Preventive Medicine.

“De pie no solo se queman más calorías, sino que también la actividad muscular está relacionada con menores tasas de ataques cardíacos, apoplejías y diabetes”, resume Francisco López-Jiménez, director de esta investigación publicada en la revista European Journal of Preventive Cardiology, quien apunta: los beneficios de estar de pie podrían ir más allá del control de peso.

Estar parado sin moverse podría generar dolores articulares, varices, mareos e incluso desmayos. (Foto: Getty)

Se estima que los adultos europeos pasamos entre 3,2 y 6,8 horas diarias sentados, mientras que los estadounidenses llegan a las siete horas al día. Un hábito que mata y engorda, además de empeorar nuestra calidad de vida al favorecer el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

De hecho, diversos estudios afirman que la gente que se sienta la mayor parte del día tiene un 54 por ciento más de probabilidades de morir de un ataque al corazón; y >un 26 por ciento de sufrir el síndrome metabólico, un precursor de la diabetes y las enfermedades del corazón.

Además, según el British Journal of Sports Medicine, la inactividad muscular de todo el cuerpo también se ha relacionado con la obesidad e incluso con ciertos tipos de cáncer.

Como explica el experto, “permanecer de pie durante largos periodos de tiempo puede parecer imposible para muchos adultos, sobre todo para aquellos que trabajan en oficinas, pero para aquellas personas que pasan sentadas 12 horas diarias, reducir este periodo a la mitad conlleva grandes beneficios“.

Sin embargo, una persona que está de pie tiende a moverse más que estando sentada, por lo que los expertos dudan que aparezcan estos riesgos potenciales, que además se compensarán al moverse durante el día. (Foto: Getty)

Para problarlo, los especialistas analizaron los resultados de 46 estudios llevados a cabo sobre 1.184 adultos, en su mayoría  hombres, con una media de edad de 33 años y una media de peso de 65 kilos. Los resultados mostraron que el permanecer de pie quema 0,15 kilocalorías más por minuto que estando sentado. Como ejemplo, según recoge ‘ABC’, un adulto de 65 kilos llegaría a quemar 54 kilocalorías adicionales en media docena de horas.

Pero los resultados podrían ser aún mejores porque en la vida real no solemos estar ‘parados’ cuando nos levantamos de la silla, sino que hacemos pequeños movimientos.

“Nuestros resultados pueden estar subestimados porque cuando las personas se ponen de pie tienden a hacer movimientos espontáneos como balancearse de un pie a otro, dando pequeños pasos hacia delante o hacia atrás”, apunta el líder del trabajo.

Además, hay matices importantes:

  • Se asume que durante ese periodo en el que se está de pie no se ingieren alimentos.
  • Se deben incluir actividades con las que el cuerpo se mueva más y por tanto, se quemen más calorías.
  • Estar de pie no tiene una igual repercusión en las mujeres. La razón está en la mayor masa muscular de la población masculina. La quema de calorías es directamente proporcional al músculo activado mientras una persona está de pie.

Así que aunque los autores reconocen que se necesita más investigación para mostrar si el reemplazo de la posición sentada es efectivo y si existen implicaciones a largo plazo para la salud de permanecer de pie durante largos periodos, “estar de pie es un buen primer paso, sin juegos de palabras, para evitar esa mentalidad de sentarse interminablemente sin moverse. Quién sabe si también puede impulsar a algunas personas a hacer un poco más y hacer una actividad física leve, lo que sería aún más beneficioso”, concluye el experto.

¿Cuántas horas al día pasas sentado? ¿Sueles hacer descansos? ¿Te encuentras mejor al dar pequeños paseos y moverte a menudo durante la jornada?

También te puede interesar:

Contesta a esta pregunta antes de ponerte a dieta

Siete razones por las que la dieta japonesa te ayudará a perder peso

¿Cómo afectan los horarios de tus comidas a tu salud?