De chico ‘corriente’ a cuerpazo de infarto e instagramer de éxito

Inspírate en la historia de este biólogo para superar tus límites y encontrar la mejor versión de ti mismo 

@pakozoic logró ser portada de Men’s Health tras perder 26 kilos y alcanzar un cuerpo fuerte y musculado digno de su súperhéroe favorito, Thor, gracias a su  fuerza de voluntad, un programa exigente y motivación. (Foto: Instagram)

Esta es la historia de cómo un sedendario investigador (y cualquiera que se lo proponga) puede conseguir un cuerpo de superhéroe. Cansado de mirarse al espejo y no gustarse y harto del cliché de que un licenciado en Ciencias Biológicas y doctor en Paleontología y fan de los cómics no necesita tener un cuerpo fuerte y musculado, Francesc Gascó decidió empezar su propia Operación Thor para romper con esa situación. 

Las clases de la universidad y el laboratorio, junto con una incorrecta alimentación y la ausencia de deporte hicieron que en el último año de facultad alcanzara los 110 kg. 

Tenía otras prioridades y no le interesaba ponerse en forma. Además, “nadie esperaba que alguien como yo lo estuviera, así que me envolvía en ese estereotipo y me quedaba tan a gustito", cuenta en su libro No hay Excusas, donde revela su método para conseguir un cuerpo de superhéroe. 

“Me había convertido en el típico chaval friki y empollón que vivía rodeado de libros de ciencia y cómics”, pero un día, durante una excursión que hizo al campo, se hizo una pequeña fisura en el pie derecho. 

Aparentemente no era nada grave, pero como pesaba tanto, sus extremidades sufrían más de lo normal. Decidió entonces ir al gimnasio por primera vez, pero poco tiempo después y viendo que solo había perdido 10 kilos, desistió de su propósito. Sin embargo, llegó un día en el que todo cambió. Y no había marcha atrás: “Afortunadamente, llegó un día en el que decidí marcar un punto de inflexión en mi vida. Ese fue el día definitivo”. El día de la operación Thor. 

Las pruebas de que ‘Si quieres, puedes’ o el antes y del después de Francesc Gascó. (Foto: Instagram) 

Así que decidió apuntarse al gimnasio para “ponerme fuerte", y empezó a entrenar con ganas y determinación y con una enorme ilusión.

Se marcó un objetivo a largo plazo. ¡Uno no se pone fuerte de la noche a la mañana! Y al contrario de la fugaz ‘operación bikini’, su peculiar Operación Thor iba enfocada a ganar volumen muscular. 

Sí, también quería acabar con mi barriga, pero lo que deseaba era verme grande. Por eso le di el nombre de uno de mis superhéroes favoritos. ¡Tanto perderme en las páginas de los cómics de superhéroes al final iba a servir para motivarme! Eso sí, siempre teniendo en cuenta que los actores que los encarnan en el cine viven de ello, y tienen todos los medios para conseguirlo, y yo solo era un chaval que quería dejar de tener 'cuerpo escombro’. No me podía imaginar cuán lejos iba a llegar. Y empecé a entrenar. Poco a poco, pero motivado para cambiar. Me sorprendí yendo un cuarto día para hacer algo de ejercicio aeróbico. Con los meses fui variando tablas, teniendo agujetas y sudando en la cinta como nunca antes. Y sí, poco a poco dejé de tener el cuerpo escombro que me caracterizaba por aquel entonces”. 

Radiografía del proceso. Los milagros no existen, el trabajo duro tiene su recompensa pero ¡no tengas prisa ni te compares! Y no abandones, no dejes que la rutina y el aburrimiento te venzan. 

Los tres pilares fundamentales en el cambio de imagen Gascó de fueron un arduo programa de ejercicios, donde destacan el crossfit y la spartan race; la puesta en práctica de una nutrición variada y sana, y encontrar recursos que le motivaran en el proceso.

Las rutinas que siguió para ponerse en forma constaban de una tabla básica de tres días y otra más avanzada de cuatro días. Press de banca, pull-over, crunch, fondos de tríceps, curl o jalón fueron algunos de los ejercicios imprescindibles en este espectacular cambio de imagen. 

Cuando le acechaban las dudas y los demonios interiores diciéndole “No vas a lograrlo”, siguió trabajando duro poniendo en prácticas estas 7 lecciones fit:

       1.  No hay brazos pequeños si aprendes a entrenarlos.
       2.  No necesitas estar “mazado” si eres un ágil depredador.
       3.  Puedes ser vegetariano y ponerte grande si sabes cómo                alimentarte.
       4.  Puedes ser ligero y grandote a la vez.
       5.  Siendo generalista llegas más lejos.
       6.  La fuerza de la manada (el grupo de entrenamiento)
       7.  Tenemos un maravilloso metabolismo.

Con estas claves en mente @pakozoic vencía los miedos, excusas y estereotipos que trataban de reaparecer al mirarse al espejo después de entrenar y no ver los cambios deseados.

Con el tiempo, Francesc dejó de entrenar solo en el gimnasio y decidió dejarse caer por los parques para hacer entrenamientos con peso corporal a alta intensidad. Este tipo de ejercicios no solo trabajan todo el cuerpo sino que al ejecutarlos a alta velocidad, activan el metabolismo. Unos auténticos quemagrasas.

Hacía 5 rondas de 10 repeticiones de cada ejercicio (por ejemplo, flexiones, sentadillas de prisionero y skipping), descansando lo justo y necesario entre series. Hazlo tan rápido como puedas y anota cuánto tardas en completarlo todo. Vuelve a repetirlo dentro de un mes o dos y compara tus tiempos. 

Además empezó a correr y se convirtió en ‘espartano’. La Spartan Race es una carrera de obstáculos a escala global que se divide en tres categorías dependiendo de la distancia recorrida y la dificultad de sus retos. Los obstáculos pueden ser atravesar trincheras de barro o campos de alambre de espino, trepar muros, subir cuerdas o saltar barreras de fuego.

“Debo mucho al primer entrenamiento Spartan al que asistí”, asegura Gascó, pero no todo es entrenar:  “el descanso es muy importante, no solo para ganar masa muscular, sino para mantenerse sano y en forma”. 

“Con cuidar mucho la alimentación y entrenar bien no basta: debes repartir tus descansos. Sin un adecuado reposo, ya podemos matarnos a entrenar y comer ejemplarmente, que todo ese esfuerzo no nos va a funcionar como esperamos”, añade Gascó.

Y es que la comida fue la otra parte fundamental en este proceso de mutación. No se trata de hacer dieta sino de convertir la alimentación sana  en un modo de vida. Solo así se garantiza el éxito. “Si logramos cambiar el chip y pensar nutricionalmente sabremos qué escoger para comer incluso si estamos entrando en un establecimiento de comida basura”, asegura el protagonista de esta historia que acabó convertido en un referente gracias a su exitoso blog de recetas sanas en Men’s Heath, Truco o plato, cuyas propuestas quedan recogidas en su libro.

5 consejos nutricionales para mantener un estilo de vida saludable y duradero:

1. Intenta que el plato fuerte de tus comidas tenga un componente proteico predominante: las proteínas sacian más que los hidratos. Además la digestión de proteínas requiere de un mayor gasto energético. 

2. Intenta evitar el pan, o al menos reducirlo. Y siempre que puedas, opta por las versiones integrales, de centeno o cereales.

3. No añadas más sal al plato, salvo que esté demasiado soso. Evitarás la retención de líquidos.

4. De postre: fruta o yogures desnatados, sin azúcar añadido. 

5. ¡Vive un poco! Simplemente trata de comer bien, variado y sano, y date un homenaje de vez en cuando. No es necesario basar tu alimentación en el típico plato de arroz y pollo. Pero aunque entrenes duro tampoco puedes permitirte comer pizza a diario. Para mantener una dieta sana puedes decorar los platos, usar especias o buscar alternativas.

Espero que esta historia de superación y sacrificio te sirva para darle un vuelco a tu vida y reinventarte porque el cambio es cuestión de actitud y como dice Pakozoico, “cuando logras ponerte en forma, tu vida ya no es la misma. Te sientes mejor, estás más sano, más fuerte, más decidido. Te cuidas porque sabes que es bueno para ti, y todo ello sin dejar de disfrutar de la vida”.

Para saber más sobre el método de entrenamiento, las rutinas y los ejercicios específicos, y aprender a cocinar platos sabrosos y saludables: ‘No hay excusas. Entrénate con Francesc Gascó y cambia tu cuerpo’. Libros Cúpula

(Fotos: Edu García, F. Gasco Instagram, Mens Health, Libros Cupula)