De aliados en The Killing a enemigos en Hanna: Joel Kinnaman y Mireille Enos regresan en este remake en serie para Amazon Prime

Cualquiera que haya vivido el boom de las series en la última década ha visto u oído sobre The Killing, tanto la serie original danesa como su remake americano. En ella, Joel Kinnaman y Mireille Enos dieron el salto al estrellato como dos detectives perseguidos por sus propios demonios a lo largo de cuatro temporadas, a cual mejor que otra. Y ahora, a cinco años del final (con una cuarta temporada que pudimos ver gracias a Netflix a petición de los fans después de que la cadena AMC cancelara la serie) ¡vuelven!

Mireille Enos y Joel Kinnaman en Hanna (Cortesía de Amazon Prime España)

Pero no como Stephen Holder y Sarah Linden, sino como enemigos letales en la nueva serie de Amazon Prime que aterriza el viernes 29 de marzo. Si hacemos memoria, en 2011, Joe Wright estrenó Hanna, una película de esas que dividen al público completamente, pero que era una joyita para los amantes del cine supernatural. Protagonizada por Saoirse Ronan y Eric Bana, la primera mitad nos presentaba un thriller de supervivencia sobre una joven entrenada para matar, y otra mitad que se transformaba en un cuento de hadas. La primera mitad era trepidante y auguraba un thriller cargado de acción, mientras que la segunda -si bien era una genialidad disfrazada de matices- decepcionó a aquellos que esperaban continuar en el mismo género. Ocho años después, el guionista original se toma la revancha contando la trama que él había imaginado en un principio pero ahora, en forma de serie: un thriller de acción en toda regla sobre una joven asesina que crece aislada en un bosque con un padre militar como entrenador profesional.

“Nos hicimos amigos rodando The Killing y desde entonces llevábamos tiempo buscando un proyecto en el que pudieramos colaborar de nuevo”, nos contó Joel Kinneman en nuestro encuentro exclusivo en un hotel londinense. “En Hanna encontramos algo diferente a The Killing, ya que habría sido un gran error repetir algo parecido”.

Mireille, a quien muchos recordamos como la obstinada detective Sarah (o la esposa de Brad Pitt en Guerra Mundial Z), fue la primera en apuntarse al proyecto y la responsable de traer a Joel al proyecto. “Mireille me estuvo escribiendo durante un tiempo preguntándome sugerencias sobre actores europeos en los 40 que podían interpretar al personaje de Erik Heller, pero no me preguntaba si yo estaba interesado ¡y estoy cerca de los 40!” nos cuenta Joel entre risas añadiendo que su compañera le preguntaba por intérpretes parecidos a Mads Mikkelsen. Hasta que finalmente Mireille le preguntó. “No estaba segura si le interesaría” añade la actriz compartiendo complicidad.

En Hanna, ambos interpretan a dos enemigos letales. Él es Erik Heller y ella es Marissa Wiegler, con una relación muy diferente al compañerismo que compartían en las cuatro temporadas de The Killing.No fue confuso porque vestimos, hablamos y nos movemos diferente” revela ella. “¡Y no llueve!” añade Joel entre risas. “Sin embargo, me di cuenta que aunque interpretemos papeles diferentes, tenemos la misma química de siempre“.

Esme Creed-Miles y Joel Kinnaman en Hanna (Cortesía de Amazon Prime España)

El creador de la historia, David Farr, decidió retomar la trama tras los cambios que hizo Joe Wright en su adaptación al cine. “Él la transformó en un cuento de hadas y quitó toda la parte de thriller político que había. Al adaptarla a una serie pude explorar la parte psicológica de Hanna y contar una historia de paso a la adultez. En la película, el personaje es como una fuerza de la naturaleza, salvaje y casi loca. Pero quería contar algo más real. Una joven más vulnerable, más humana, pero igual de letal. El gran desafío para mí fue encontrar el tono que las diferenciara”.

¿Es entonces Hanna, la serie, fruto de la decepción tras el cambio en la película? “No, para nada” nos confiesa David.Cuando escribes un guion, lo estás dirigiendo en tu cabeza, y cuando llega a manos de un director suele terminar siendo una película diferente. En general, siempre sucede y aun más cuando se trata de cineastas buenos con su propia visión. Pueden hacer cosas extraordinarias, como Joe. En realidad, le estoy muy agradecido a la película porque me ayudó a comenzar mi carrera como guionista“.

David nunca volvió a ver la película terminada, pero sabia los cambios que tenía. “La recordaba muy bien y tenía la historia original muy clara en mi mente. Es una versión diferente”.

“A mí me gustó la película, pero mi parte favorita era la del bosque” añade Joel. “La serie permite que exploremos más las relaciones y casi crear un drama familiar extraño dentro de una historia de salto a la adultez, además de ser un thriller de espionaje y acción. Son casi tres géneros en uno“.

Joel Kinnaman en Hanna (Cortesía de Amazon Prime España)

Si Saoirse Ronan interpretó a Hanna con 16 años, en esta ocasión el papel recae en la debutante Esme Creed-Miles. Hija de los actores Samantha Morton y Charlie Creed-Miles, esta joven de 19 años salta al mundo de la interpretación con un personaje de acción plagado de matices. “Me siento muy afortunada” nos cuenta. “Era una oportunidad maravillosa para cualquier artista joven“.

Si bien ha crecido con la actuación corriendo por sus venas debido a sus orígenes paternales, Esme nos cuenta que todavía no se considera actriz porque existen muchas cosas que le interesan y aun no está segura si la interpretación es el camino definitivo de su vida. “Aprendí mucho de la experiencia, y me encantaría si me ayuda a abrir las puertas de otras oportunidades“. Esme protagoniza un gran número de escenas de acción y peleas, algo para lo que no estaba preparada. “Siempre fui una niña un poco nerd, introvertida y nunca me gustó ensuciarme. Mis padres siempre recuerdan que de pequeña no quería ni acercarme a la arena porque lloraba si se me quedaban granos en las uñas. Y de repente tengo que transformarme en una asesina en el bosque. Fue un desafío y lo disfruté mucho”.

La joven también protagoniza muchas de sus escenas de acción, enfrentándose a hombres más grandes que ella. Incluso uno tan experimentado en el género como el mismísimo Robocop, Joel Kinneman. “Tenía que tener cuidado” nos contó Joel sobre las peleas con una joven inexperta como Esme. “Pero al tratar con una actriz novata en ese sentido y sin ningún entrenamiento en acción, se terminó convirtiendo en un puzzle que fuimos armando juntos. Fue una oportunidad para probar cosas distintas, pero ¡más cuidado tuve que tener con Mireille! Porque la gente no lo sabe pero es cinturón negro de karate y tiene unas escenas de acción impresionantes” afirmó riendo mientras Mireille hacía girar los ojos ante la revelación.

Para aquellos que siguieron The Killing, Joel quiere que sepan que son dos series muy diferentes. Y lo son. Pero que está igual de orgulloso del resultado. “Estoy muy satisfecho con el resultado. No es The Killing, pero es igual de buena. Estoy muy orgulloso de Hanna. Mireille se ha convertido en mi ángel de la guarda y ya le dije que tiene que estar en cada proyecto que hago“.

Hanna es una de esas series que merecen la pena. Es inteligente, estructurada, con escenas de acción palpitantes y una trama redonda; pero es importante dejar a un lado los juicios o nociones preconcebidas por haber visto la película original. Son muy, pero muy, diferentes. La serie se estrena el 29 de marzo, y si caes rendido ante esta historia trepidante, debes saber que los actores todavía no saben si habrá segunda temporada, pero Mireille nos confesó que en la mente de David sí que existen muchas ideas para seguir adelante.

También te puede interesar:
La magia de Dumbo según Colin Farrell, Danny DeVito y Eva Green
Antonio Banderas estrena Dolor y Gloria: “Es la película más simple de Almodóvar, y me satisface porque el cine actual está lleno de artificios”
John C. Reilly y Steven Coogan estrenan El gordo y el flaco: “Es una película que levanta el espíritu”
Rebecca Ferguson sobre su papel de villana, su vida en una aldea de pescadores y su lucha contra la gente mala de Hollywood