La nueva película de DC reafirma el camino que inició 'Lightyear' en el cine familiar

·4 min de lectura

Poco a poco, la diversidad se ha ido abriendo hueco en el cine familiar para todos los públicos. Mientras que hace años era impensable encontrar cintas animadas con personajes abiertamente LGTBIQ+, un amplio abanico de variedad racial y reivindicaciones de diversa índole, en los últimos años parece que los estudios por fin se han puesto las pilas en ofrecer una representación veraz de la sociedad.

El ejemplo más claro ha sido Lightyear, donde, tras años jugando con meras insinuaciones o detalles que pasaban sin pena ni gloria por pantalla, Disney por fin se atrevió a mostrarnos a un personaje protagónico abiertamente LGTBIQ+. Fue el caso de la comandante Alisha Hawthorne, principal compañera del protagonista de Toy Story a quien veíamos formar una familia junto a otra mujer. Pero, como era de esperar, la polémica surgió de la mano de los sectores más conservadores, que no tardaron en alzar la voz contra el trasfondo diverso de esta última producción de Pixar, calificarla de querer adoctrinar a los niños y niñas e incluso atribuir el fracaso de la película a este detalle. Sin embargo, por mucho que este ruido retumbara por todo internet, no parece que los estudios vayan a dar marcha atrás en continuar transitando en este terreno. Y no hay más que ver DC Liga de Supermascotas, la cinta animada de Warner sobre su famoso universo de superhéroes.

Fotogramas de 'DC Liga de Supermascotas' y 'Lightyear' (Foto: Courtesy Warner Bros. Pictures/Disney/PIXAR)
Fotogramas de 'DC Liga de Supermascotas' y 'Lightyear' (Foto: Courtesy Warner Bros. Pictures/Disney/PIXAR)

Con esta producción, hablamos de una cinta puramente infantil con la que el estudio trata de acercar a los más pequeños a personajes como Superman, Batman, Wonder Woman, Aquaman, Flash o Linterna Verde, no obstante, en lugar de apostar por nuevas aventuras de estos conocidos roles, se ha preferido poner el foco en sus mascotas, que deberán salvar a estos héroes de una malvada cobaya al servicio de Lex Luthor, el villano de Superman. Pero, aunque la película solo vaya dirigida a los más pequeños y no tenga muchos alicientes para conquistar al público adulto, tiene un detalle por el que merece la pena reivindicarla.

Y es que volvemos a estar ante una película de animación familiar que apuesta de lleno por la diversidad en su trasfondo, no teniendo reparo en mostrar otra relación entre dos mujeres, llenar su plantel de secundarios de familias racializadas o priorizar la versión femenina de uno de sus superhéroes de cara a lograr más igualdad entre sus protagonistas. Y lo mejor es que nada de esto es esencial para la trama, sino que se introduce de forma natural con pequeñas pinceladas y contribuye en alto grado a que los más pequeños salgan de la sala con esta visión diversa de la sociedad.

Por ejemplo, la relación entre dos mujeres aparece durante una conversación entre Krypto, la mascota de Superman, y otro perro a quien se encuentra en el parque. Mientras que se lamenta sobre cómo la relación de su dueño con Lois Lane les está distanciando, el otro animal entra en escena para comentar que su dueña le ha dejado de hacer caso desde que se echó novia. Pero lejos de quedarse en un mero diálogo que pudiera pasar desapercibido, la secuencia pasa a mostrarnos a las dos jóvenes chicas manteniendo un momento juntas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Lo mismo ocurre con la historia de Ace, el perro de Batman, en cuya narración de su pasado se nos deja ver su paso por una familia de diversa índole racial. O con Green Lantern, que, aprovechando que su poder proviene de un anillo y que en los cómics ha habido diferentes versiones del superhéroe, se nos presenta como una mujer también racializada. Y como digo, todo ello introducido con naturalidad, sin que se haga mención de reivindicación alguna o que la trama gire en algún momento sobre alguno de estos detalles.

Simplemente, se trata de una apuesta por representar verazmente la sociedad diversa donde vivimos. Y que estemos asistiendo a tantas grandes producciones para la gran pantalla que se lancen hacia este terreno es sin duda un gran paso adelante para Hollywood. Ya no solo porque cualquier niño o joven va a poder sentirse representado en pantalla, sino porque va a hacer que las nuevas generaciones crezcan con esta idea de que el mundo es mucho más diverso que lo que hasta ahora el audiovisual se había empeñado en representar. Y muchos nunca tuvimos esta suerte en nuestra infancia o adolescencia.

Por supuesto, habrá ciertos sectores conservadores empeñados en seguir tachando esto de adoctrinamiento o ideología, pero, por mucho que a algunos les pueda molestar, la sociedad es mucho más amplia que la conformada por los hombres blancos heterosexuales que hasta hace nada copaban la mayor parte de la representación en la producción cinematográfica. Y no hace falta más que salir a la calle y mirar a alrededor para comprobar que lo que vimos en Lightyear o ahora en DC Liga de Supermascotas es la realidad del día a día. Y esperemos que esto siga siendo el camino a seguir en el audiovisual y, sobre todo, en las producciones infantiles para toda la familia.

DC Liga de Supermascotas se estrena en cines el viernes 29 de julio.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente