David, el novio de Gloria Camila, debuta en 'Pesadilla en el paraíso'

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

Gloria Camila ha sido una de las grandes protagonistas de este domingo en Pesadilla en el paraíso. Con permiso de Mónica Hoyos, en el plató después de su expulsión, la hija de José Ortega Cano ha copado gran parte del protagonismo en la primera conexión en directo del reality con la granja de Cádiz. La joven ha recibido la llamada de su padre, que ha emocionado a los dos, aunque si algo ha despertado la lágrima de la granjera ha sido la aparición por sorpresa de una persona muy especial: su novio. "Gloria es que hay aquí una persona que yo no conozco de nada, me la han puesto aquí, mira a ver si tú sabes quien es", bromeaba José Ortega Cano para presentar a David, que se ponía por primera vez delante de las cámaras de televisión. Una visión que llenaba de emoción a su chica.

Photo credit: Telecinco
Photo credit: Telecinco

"¡Estoy nerviosa y emocionada! Es David, mi novio", confesaba Gloria Camila a Lara Álvarez cuando veía aparecer a su chico en la pantalla de la conexión en directo. "Hola amor", se presentaba el chico quien animaba a su novia a coger fuerzas para continuar la convivencia: "estoy encargándome de todo como te dije, cuando salgas ya lo verás", explicaba el chico. "Gracias por estar, por ser, gracias a tu familia y gracias por estar con mi papi", le dedicaba Gloria Camila.

Y es que, la joven ha confesado que está muy preocupada por cómo pueden estar las cosas en su familia mientras ella se encuentra en Cádiz: "los tiempos muertos son muy largos y da para pensar mucho", hablaba con Lara en relación a las polémicas que giran en torno a su padre. "Estamos super contentos contigo y que esta llamada te sirva un plus de fuerza y energía y que aunque estemos separados, todo esta super bien. Llénate de energía positiva", le pedía David.

Gloria ha demostrado durante la llamada lo enamorada que está de él, tanto que ella misma ha confesado que está todo el día hablando de él en la granja "soy muy pesada", aseguraba. "Te amo mucho, mi vida. Espérame, no me olvides", le pedía a su chico en la despedida, "es una persona que me da mucha estabilidad y le quiero mucho".