David Fincher abre la polémica tras decir que 'Joker' fue "una traición a los enfermos mentales"

Cine 54
·5 min de lectura

Hace justamente un año el mundo no podía dejar de hablar de una película: Joker. La cinta independente del villano de Gotham, que englobaba un ensayo sobre la desidia social contra las víctimas de enfermedades mentales, arrasaba en taquilla mientras generaba todo tipo de conversaciones entre cinéfilos y redes sociales. Sin embargo, mientras gran parte del público la aplaudía y Hollywood llenaba de elogios a su protagonista, había un director que la veía con ojos diferentes: David Fincher.

Copyright 2019 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved. TM & © DC Comics / Niko Tavernise
Copyright 2019 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved. TM & © DC Comics / Niko Tavernise

El director de Se7en y La red social es de los primeros nombres que suenan para la próxima temporada de premios gracias a Mank, la biografía dramática sobre los entresijos detrás del rodaje de Ciudadano Kane a partir de un guion original escrito por su padre, Jack Fincher, fallecido en 2003 a los 72 años. Él vuelve a lo grande con una película que cuenta con todas las papeletas para encandilar a la Academia y el aplauso unánime de las primeras críticas. Y lo hace de la mano de Netflix, apoyándose en su socio streaming (fue el creador de la serie del streamer, Mindhunter) mientras se aleja de los estudios mainstream. Y fue mientras explicaba su rechazo al formato que los grandes estudios están siguiendo que plasmó su crítica contra Joker.

Durante una entrevista reciente con el periódico Telegraph, el director de 58 años señaló que los grandes estudios están dando la espalda al cine más innovador buscando inspiración en éxitos del pasado, mientras los servicios streaming son los que están apostando por llevar el arte hacia delante. Y puso como ejemplo a Joker.

Fincher explica que, a su parecer, los grandes estudios apuestan por películas de gran presupuesto o menor presupuesto, y dejan a un lado las películas de coste medio. “Creo que las películas de presupuesto medio son películas desafiantes que tienden a definir hacia dónde irán las grandes películas”. Y fue entonces cuando sugirió que la historia de orígenes de Joker es el ejemplo de un estudio creando un producto que toma sus apuntes creativos de otros trabajos originales.

"Nadie hubiera pensado que tenían la oportunidad de lograr un gran éxito con Joker si El caballero oscuro no hubiera sido tan masiva como lo fue [en 2008]", dijo. “No creo que nadie hubiera mirado ese material y pensado, 'Sí, tomemos a Travis Bickle y Rupert Pupkin, los mezclamos y luego los atrapamos en una traición al enfermo mental y lo sacamos por mil millones de dólares’.

Travis Bickle y Rupert Pupkin son los protagonistas de Taxi Driver y El rey de la comedia, dos de los grandes clásicos de Martin Scorsese protagonizados por Robert De Niro que no solo definieron la era del ‘Nuevo Hollywood’ -donde los directores tomaron el mando de la industria con visiones arriesgadas- sino que fueron fuente de inspiración para cineastas e historias de todo tipo desde entonces. Y no es ningún secreto que el Joker de Joaquin Phoenix por el que ganó el Óscar es una copia directa de ambos personajes. Incluso existen planos que parecen calcados de las películas de Scorsese. Hay quien lo puede ver como un homenaje y quien lo ve como una falta de originalidad del director y guionista Todd Phillips.

Las palabras del director abrieron el debate en redes sociales entre usuarios que no terminan de comprender el verdadero significado. Hay quienes creen que la frase fue sacada de contexto por la publicación señalando que quizás se refería a la “traición de la sociedad hacia el enfermo mental” -que es precisamente lo que Joker muestra en el primer acto de la historia-, mientras otros defienden al cineasta, otros a la película y unos cuantos señalan a Fincher de sentir celos porque Joker funcionó y El club de la lucha no tuvo la misma suerte en 1999.

Pero lo cierto es que ambos personajes a los que Fincher hace referencia, así como este Joker, eran sociópatas que sufren de enfermedades mentales, motivo por el cual David Fincher podría denominar la película como “una traición al enfermo mental”. Porque a pesar de mostrar el rechazo social contra ellos, en lugar de redimirlos los convierte en villanos en potencia y asesinos sádicos.

Fincher estrena Mank el 4 de diciembre en la plataforma de Netflix tras llegar a un acuerdo tras darse cuenta del apetito económico que existe entre los grandes estudios. “La realidad de nuestra situación actual es que los cinco [grandes estudios] no quieren hacer nada que no pueda darles miles de millones de dólares” asegura. “Ninguno quiere estar en el negocio del contenido desafiante de presupuesto medio. Y eso divide exactamente el tipo de películas que hago”.

Aunque Steven Spielberg probablemente se revuelva en el sofá al leer su entrevista, lo cierto es que Fincher apuesta por el streaming porque, para él, el futuro de sus historias reside en dichas plataformas.

Más historias que te pueden interesar: