David Beckham jamás se habría saltado la cola para ver cuanto antes el féretro de Isabel II

·1 min de lectura
David Beckham, ayer viernes en Londres credit:Bang Showbiz
David Beckham, ayer viernes en Londres credit:Bang Showbiz

El astro del fútbol David Beckham no dudó en esperar pacientemente su turno hasta que pudo entrar en Westminster Hall para presentar sus respetos a la difunta reina Isabel II, tras tener que hacer cola durante varias horas ayer viernes.

Fuentes de su entorno han revelado al diario Daily Mail que, a diferencia de lo sostenía el propio gobierno británico, en efecto determinados dignatarios, políticos y ciertas figuras de la cultura popular del país pudieron sortear la multitud para cumplir con su objetivo de ver a la soberana sin demasiadas restricciones y en el menor tiempo posible. No fue ese el caso de Beckham, que decidió unirse como uno más a la interminable hilera que rodeaba el parlamento.

"Quería ver a la reina como uno más. David podría haber evitado la cola, pero quería ser como cualquier otra persona. Siempre ha dicho que su abuelo no hubiera aceptado privilegios, por lo que él tampoco", ha señalado un informante en conversación con el rotativo británico.