Los datos del reloj de Kilian Jornet durante su victoria en el UTMB 2022, al detalle

·3 min de lectura
Photo credit: JEFF PACHOUD - Getty Images
Photo credit: JEFF PACHOUD - Getty Images

Kilian Jornet hizo historia en este UTMB 2022 cuando cruzó la meta en un increíble tiempo de 19 horas, 49 minutos y 30 segundo que le llevaba no solo a establecer un nuevo récord de la prueba, sino también a ser el segundo hombre en conquistar los 170 km cuatro veces consecutivas, incluso con esta hazaña se ha convertido también en el auténtico rey de Strava. En esta plataforma deportiva fue donde pudimos ver el esfuerzo que realizó el corredor español anotando numerosos récords personales y haciéndose con segmentos que seguramente estará en sus manos durante un largo tiempo.

Ahora, para comprobar los datos de la increíble carrera que hizo con una mayor precisión, Coros ha publicado la información que extrajo su Apex Pro, uno de los mejores relojes deportivos para trail runners. Y podemos volver a decir que demuestra porqué es uno de los mejores corredores de montaña del mundo. Llama la atención el ritmo cardiaco que tuvo de principio a fin. Por ejemplo, durante las primeras 11 horas, "estuvo en una frecuencia cardiaca media de 143 y pasó más de una hora en potencia aeróbica" y la más baja fue de 119 bpm. Además se puede apreciar que supo bajar su frecuencia a la vez que mantenía el ritmo de carrera, que finalmente fue de 6:53 min/km (equivalente a un ritmo ajustado de 5:33 min/km).

Photo credit: Coros
Photo credit: Coros

Tal y como detalló el mismo Kilian Jornet al repasar su victoria, los primeros kilómetros empezaron a un ritmo rápido, de hecho Jim Wamsley no se lo puso fácil. Aun así para él fueron tranquilos, pero a partir del 120 la cosa cambia hasta tal punto de que se le pasó por la cabeza abandonar por las molestias musculares. Mientras el corría durante este tramo de kilómetros, su reloj muestra que el segmento de entre el kilómetro 103 el 126,5 fue clave a la hora de ganar, ya que al ser la mayor parte del recorrido cuesta abajo, pudo bajar también el ritmo cardiaco que fue cuando anotó el más bajo (119 bpm), y poder recomponerse así de los más de 100 kilómetros que ya había completado.

Aún le quedaban por delante más de 50 kilómetros, pero esto no fue un problema para un Kilian Jornet que tuvo que lidiar con los problemas secundarios que sufrió por culpa de la covid-19 y la batalla contra el francés Mathieu Blanchard. Pero donde el deportista demostró realmente porque es uno de los mejores corredores de montaña del mundo, fue a partir del kilómetro 151 porque aumentó el ritmo de carrera hasta tal punto de hacer su mejor kilómetro en 3:21 min/km. Una auténtica locura.

Photo credit: Coros
Photo credit: Coros

Después de este esfuerzo, a Kilian le quedaban pocos kilómetros para llegar al arco de meta en Chamonix, y parece que lo único que hizo fue disfrutar de lo que quedaba de carrera. ¿Los motivos? El resto del recorrido en gran parte era cuesta abajo y además ya había dejado atrás tanto a Blanchard como a Walmsley. De hecho, su Coros muestra que fue el tramo más lento de la carrera para Jornet con un ritmo ajustado de 9:27 min/km.