Danna Paola le confiesa su peor momento a David Broncano

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

Danna Paola entró como un huracán mexicano en el programa de Broncano. La actriz promocionada la tercera temporada de Élite, que se estrena en Netflix el viernes 13 de marzo y dio tanto juego como en Las Encinas. La artista aparercía en el plató cuchillo en mano y cumplió con el requisito de rajar el sofá como Ignatius. David y el equipo de La Resistencia estaban dispuestos a consentir a la mexicana, que había "cancelado a Pablo Motos" para ir a Movistar+. Un sofá cómodo, una petaca con tequila de la que Broncano también dio algún chupito…

Pero no sólo los deseos de Danna Paola eran órdenes para Broncano, también al contrario. El presentador formuló un deseo: "Me encantaría tener un doble de lucha mexicana", y la actriz sacó de una bolsa la máscara para hacerlo realidad. Es más, pensaron hasta el nombre: "Danger Oil" o "Aseite peligroso" en español.

"¿Dominas otras artes aparte del canto y la interpretación?", le preguntó Broncano a la actriz, una niña prodigio en su país donde saltó a la fama con tan solo 4 años con telenovelas como Rayito de luz o María Belén. "Cocino", respondió Danna Paola, que confesó que los fogones se convirtieron en una vía de escape en su peor momento personal: "Hace 7 años estuve a punto de retirarme del medio artístico porque estaba harta de todo y quería estudiar gastronomía en Le Cordon Bleu". Ella, que aseguraba que era "una adolescente muy rebelde", y confesaba que "estaba harta de todo", cambió el chip cuando llegó a su vida la obra de teatro Wicked, en la que interpretaba a la bruja verde. "Después de ahí me mantuve en eso y creí en mí como cantante, pero siempre sufrí mucho bullying porque la gente no creía en mí, no me tomaba en serio…" Y ahora saca una lectura positiva de todo aquello: "Hoy en día sé cocinar, canto y actúo".

David Broncano quiso conocer "qué rollo cantas" y ella, que tiene nuevo trabajo, Sie7e+, le invitó a compartir escenario con ella mientras cantaba su tema Sodio. Pero no de cualquier manera: "Tú imagínate tumbado mientras canto y él (el luchador) se pone aceite peligroso", le decía. "Eso sí me puede gustar un poco", se animaba el presentador de Movistar+.

Si te has quedado con ganas de ver más, lo puedes hacer aquí.