Daniel Radcliffe está camino a convertirse en el Nicolas Cage de su generación

No importa que haya protagonizado desnudos frontales en teatro o que se atreva con las películas más bizarras del circuito independiente, por mucho que lo intente Daniel Radcliffe siempre será Harry Potter para muchos espectadores. Pero a él no le importa. Con una fortuna estimada en 99 millones de euros ($110 millones) amasada con sus astronómicos salarios en la franquicia del joven mago, no le hace falta luchar contra encasillamientos para mantenerse entre los blockbusters de Hollywood. Él está muy cómodo haciendo bizarradas divertidísimas como lleva haciendo Nicolas Cage desde hace años, y el tráiler de Guns Akimbo es el último ejemplo.

Tras ser el jorobado asistente del doctor Frankenstein, ponerse cuernos para Alexandre Aja, dar voz a un Playmobil y hasta interpretar a un muerto en descomposición, ahora se adentra en la comedia gamberra, violenta y cargada de acción, dando vida a un joven que lleva dos pistolas atornilladas a sus manos.

Si prestamos atención, el tráiler nos recuerda a otro estreno psicodélico como Aves de presa, o al menos a sus tráileres, en donde también utilizan la violencia como arma para la comedia absurda, como previamente hiciera Deadpool y su secuela.

En Guns Akimbo Daniel parece combinar a la perfección ese afán por las historias bizarras, desafiando su filmografía como ningún otro actor se atreve. Es como si quisiera convertirse en el Nicolas Cage de la nueva generación, haciendo las historias que le plazca sin temor a las consecuencias profesionales. Y por eso nos encanta.

Dirigida por un novato en el mundo del largometraje como Jason Lei Howden -que lleva varios años dedicándose a los efectos visuales (fue uno de los artistas involucrados en La guerra del Planeta de los simios, 2017)- Guns Akimbo nos muestra la intensa y loca aventura que vive Miles (Daniel Radcliffe), un joven que sin quererlo se ve inmerso de repente en un juego mortal. En esta realidad global existen los SKIZM, una especie de protagonistas letales que compiten en un juego centrado en una batalla de vida o muerte que se retransmite por internet.

Imagen promocional de Guns Akimbo

El mundo entero está enganchado a este reality violento y letal, pero un día estos personajes sorprenden a Miles, dejándolo inconsciente y despertando poco después con dos pistolas atornilladas a las manos. Y con una misión: tiene 24 horas para asesinar al jugador más importante -una psicópata interpretada por Samara Weaving- o morirá. Y debe cumplirla con las dificultades cómicas añadidas de no poder usar sus manos más que para disparar.

A pesar de haberse rodado en 2018, la película pasó por el pasado Festival de Sitges en octubre y se estrenará en EEUU a finales de febrero. De momento no tiene fecha de estreno para España.

Más historias que te pueden interesar: