Daniel Radcliffe bebía alcohol en exceso para lidiar con la fama de Harry Potter

A poco más de siete años del final de la saga de Harry Potter, Daniel Radcliffe ha dejado atrás aquella faceta de niño mago que cambió su vida para siempre. A sus 29 años, el actor ha vuelto a hablar abiertamente sobre el alcoholismo que sufrió en su adolescencia, confesando que cayó en la bebida para lidiar con el escrutinio de la fama.

Daniel habló varias veces sobre aquella adicción, llegando a revelar a la revista Heat en 2012 que aun estaba borracho de la noche anterior en algunas escenas de la saga (pero nunca confesó en cuáles). Durante aquellos años, este londinense tenía el rostro de uno de los jóvenes más conocidos del planeta al ser el protagonista de una saga que recaudó más $7.7 mil millones. Y según acaba de revelar en una entrevista con Off Camera with Sam Jones, sus primeros años saliendo a bares y pubs hicieron que recayera en la bebida para evadirse de la observación constante.

Daniel Radcliffe en una escena de Harry Potter y las reliquias de la muerte – Parte 2 (Foto: Jaap Buitendijk – © 2011 WARNER BROS. ENTERTAINMENT INC. HARRY POTTER PUBLISHING RIGHTS (C) J.K.R.)

Había cierta conciencia con la que luché mucho en mi adolescencia cuando empecé a salir a lugares por primera vez donde te sentirías, podría haber estado en mi cabeza en gran parte, observado cuando entraba en un bar o pub”, recordó.

“En mi caso, la forma más rápida de olvidar el hecho de que me estaban observando era emborracharme mucho […] Pero cuando te emborrachas, te das cuenta de que la gente te está mirando más ahora porque estás borracho, así que probablemente bebía más para ignorar eso también“.

Radcliffe destacó que no existe un manual de instrucciones para que estrellas infantiles aprendan a lidiar con la fama, y puso a Justin Bieber como ejemplo. “Es como cuando la gente se mete con Bieber por conducir en carreras de coches. Pero muchos no saben que puede ser una situación super alocada para él. No saben lo abrumado que es posible sentirse”.

Daniel confesó que le llevó “varios años e intentos” dejar la bebida -que abandonó definitivamente en 2010 a un mes de concluir el rodaje de la octava y última película de Harry Potter-. “He sido muy afortunado de tener a las personas que tuve a mi alrededor en ciertos momentos de mi vida […] Pero al final fue mi decisión… me desperté una mañana y pensé ‘esto probablemente no está bien'”.

Incluso en el momento más bajo, todavía amaba mi trabajo. Amaba ir al set y no hubo un día en que mis sentimientos afectaron cómo era en el set”, añadió.


Para seguir leyendo:
Daniel Radcliffe responde a los rumores de que reemplazará a Hugh Jackman como Lobezno
Daniel Radcliffe está “seguro” de que Harry Potter tendrá un reboot
Desvelan que la cicatriz de Harry Potter no es un rayo y los fans se quedan boquiabiertos
Rupert Grint no sabe ni cuánto dinero tiene en el banco