Dani Rovira asesta un golpe a la vida con su mejor momento profesional

·5 min de lectura

Cuánta alegría me da descubrir que alguien que ha pasado por un mal momento en la vida (la cual nunca es perfecta ni mucho menos fácil) consigue sobreponerse. Por lo común las historias de superación suelen inspirarme, aunque he de confesar que conocer que Dani Rovira atraviesa su mejor momento profesional me ha provocado una emoción especial porque últimamente me había contagiado con sus publicaciones de Instagram esas ganas de vivir y seguir adelante tras superar un linfoma de Hodgkin (un tipo de cáncer que afecta al sistema inmunológico). 

Y es que el actor malagueño ha hecho suyo eso de que “a vivir se aprende viviendo”, celebrando su victoria a golpe de proyectos.

Dani Rovira en la alfombra roja del Iradier Arena en el FesTVal 2021 el 4 de septiembre de 2021 en Vitoria-Gasteiz, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
Dani Rovira en la alfombra roja del Iradier Arena en el FesTVal 2021 el 4 de septiembre de 2021 en Vitoria-Gasteiz, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

“Hoy es el primer día del resto de mi vida. ¡Estoy curado! Todo acaba y todo empieza hoy”, escribió hace algo más de un año en su perfil de Instagram. Un mensaje conciso pero cargado de simbolismo puesto que desde que ha superado la enfermedad, el cómico se ha centrado en aprovechar cada instante que le brinda la vida, coronándose como un soplo de aire fresco y positividad en la industria. Y desde que comunicara a sus seguidores su recuperación aquel 15 de agosto de 2020, las buenas noticias se han sucedido para él, volviendo con paso firme a la vida profesional. 

Sin ir más lejos, en marzo del pasado año estrenó el podcast Mi año favorito junto al humorista Arturo González Campos. Unos meses después, en noviembre, grabó con público en el teatro Soho de Málaga el monólogo Odio que estrenó con éxito en Netflix el 12 de febrero. Un especial de humor en el que desnuda sus emociones, sin pasar por alto el elefante en la habitación, y nos regala una reflexión final completamente curativa. 

Pero es que este 2021 no se queda atrás. Después de dar la sorpresa como un conquistador español fantasmal en la película de aventuras de Disney Jungle Cruise (cuyo rodaje tuvo lugar antes de la pandemia, a mediados de 2018), el próximo 1 de octubre regresa a la gran pantalla con la película Mediterráneo, que tendrá su premier internacional el 23 de septiembre en el marco de la 69 edición del Festival de San Sebastián. Bajo el guion de Danielle Schleif, esta cinta describe la situación de miles de personas que cada día arriesgan sus vidas en el mar huyendo de los conflictos armados. Lo más significativo es que el rodaje de esta producción, en la que el actor de 40 años encarna a un socorrista llamado Gerard que viaja hasta Lesbos (Grecia) impactado por la fotografía de un menor ahogado en las aguas del Mediterráneo, se realizó en 2020 cuando el cómico le tomaba el pulso a su propia vida.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Además, según adelantó en exclusiva YOTELE el pasado mes de agosto, el programa La noche D ha sido renovado por una segunda temporada en la que Dani Rovira ejercerá otra vez de maestro de ceremonias. 

Casualmente este formato de Televisión Española (TVE) fue reconocido como uno de los mejores espacios del año en la XIII edición del FesTVal de Vitoria el 4 de septiembre. Dani Rovira, acompañado de Amalia Martínez de Velasco, la directora de contenidos generales de RTVE, recibió el premio en nombre de todo el equipo del formato dedicándoselo al productor Daniel Écija. Se trata de uno de los mayores triunfos del cómico en este 2021 dado que con su buen hacer ha conseguido crear un programa blanco y fresco capaz de enganchar a toda la familia con humor e ingenio.

Si bien la satisfacción de recibir un premio es insuperable, Dani Rovira puede darse con un canto en los dientes porque la mayor satisfacción para un presentador es que el programa siga en el aire. Aunque es cierto que los datos de audiencia de La noche D no resultaron muy halagüeños al principio (la primera de las diez emisiones firmó un escueto 9,7% de cuota de pantalla), poco a poco se ganó la confianza y fidelidad de la audiencia del prime time de La 1 con este innovador y sugerente programa de entretenimiento que, bajo mi punto de vida, es un claro sí para este nuevo curso televisivo.

Además, Dani Rovira también ha participado en uno de los capítulos del remake de Historias para no dormir que veremos este otoño en Amazon Prime Video y, por si fuera poco, se encuentra en proceso de elaboración de una serie centrada en una idea original suya. Se trata por tanto de su nuevo proyecto en televisión que, según ha revelado recientemente al portal Formula TV, “está todavía muy en la versión 0.0. Igual el año que viene, con un poco de suerte si vengo al Festval lo cuento con más detalle”.

Igualmente Dani Rovira tampoco se ha olvidado de su labor más solidaria y continúa al pie del cañón con la Fundación Ochotumbao que creó junto a la actriz Clara Lago en 2017. Una organización sin fines de lucro que ayuda y colabora en proyectos dedicados a mejorar las condiciones de vida de personas desfavorecidas, y que también se deja la piel en otras causas como la defensa de animales y la protección y conservación del medio ambiente.

En suma, cuando se cumple un año desde que superó el cáncer, Dani Rovira hace películas, siendo uno de los actores españoles más cotizados, se ha ganado la renovación para seguir presentando un programa original e inteligente en la cadena pública que está hecho a su medida, y continúa dando muestras de su talento como monologuista, demostrando que también sabe desenvolverse perfectamente en las tablas con sus críticas ácidas pero sin miras de ofender en estos tiempos donde da la sensación que ofenderse por todo es la nueva norma. Un éxito profesional que se suma a los aplausos de su legión de fans por erigirse como un gran animalista y, en definitiva, como uno de los rostros conocidos más comprometidos con las causas justas.

Y es que con mucho humor, amor y positividad, Dani Rovira ha asestado un golpe a la vida. Es más, el actor se ha hecho una promesa que hace unos días compartía con sus seguidores: “Me he echado tanto de menos que al reencontrarme me he prometido no volver a irme jamás”. Que así sea.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente