Damián Quintero, entrenando a lo Van Damme bajo el agua

·1 min de lectura
Photo credit: Damián Quintero
Photo credit: Damián Quintero

Para los más jóvenes, quizás la escena de Jean-Claude van Damme entrenando bajo el agua sea algo totalmente desconocido. Pero aquella escena del belga practicando sus golpes sumergido se convirtió en parte de los legendarios recuerdos de la mítica película 'Kickboxing'. Tres décadas después, el campeón de kárate Damián Quintero ha recreado a su modo (sin duda, más profesional y con menor búsqueda del espectáculo) una rutina de artes marciales dentro del agua.

La práctica ha sido compartida por Damián Quintero en su cuenta de Instagram. El subcampeón olímpico de kata (la modalidad que premia la técnica de kárate) no ha olvidado sus tareas de vacaciones en la piscina y ha aprovechado para recordar sus rutinas aguantando la respiración. El deportista español que subió al segundo lugar del podio en los Juegos Olímpicos de Tokio (Japón) ha compartido un par de maniobras con patadas, puñetazos y movimientos de su repertorio. Además, no es la primera vez que Damián Quintero entrena kárate bajo el agua.

Por su parte, Jean-Claude van Damme no tienen ningún título oficial de kárate, aunque su biografía oficial incluye el campeonato de light-contact en el año 1978, una variante que mezclaba el full-contact y el kick-boxing. No obstante, fue uno de los actores que popularizó las artes marciales en el mundo del cine con películas como 'Kickboxing', de la que ha llegado a crear una franquicia.

Aunque cuando se estrenó la película 'Kickboxing' Damián Quintero no había nacido, no se puede descartar que en cierta manera haya querido aprovechar para un pequeño homenaje al mismo tiempo que se preparaba para seguir en la élite del kárate mundial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente