Curioso: tu bálsamo labial podría empeorar tus labios agrietados

Foto: dragana991/istock

Como sabes, la piel de los labios es mucho más delgada y delicada que la de otras partes del cuerpo. Los labios también están muy expuestos a varios factores como la luz del sol, el aire frío y seco y más. Por lo tanto, son más propensos a secarse, agrietarse y descamarse.

En estos casos, lo primero que solemos hacer es recurrir a los bálsamos labiales para que nos devuelvan la hidratación. Sin embargo, por más curioso que resulte, muchas veces éstos podrían agrietar aún más nuestros labios.

De acuerdo con la Dra. Johanna Furlan, médica cirujana, esto está relacionado en gran parte con la composición de los bálsamos labiales y a la cantidad de glicerinas y parafinas que contengan. 

“La glicerina es un derivado alcohólico y si se usa en cantidades muy concentradas produce deshidratación de piel y mucosas. En climas secos, hay que tener especial cuidado al usar glicerina ya que atrae la humedad y si no la encuentra en el medio ambiente, la extrae de la piel causando deshidratación”, cuenta en entrevista con Yahoo.

“La parafina, por su lado, tiene un gran poder aislante. Esto quiere decir que a mayor cantidad, mayor oclusividad se produce sobre los labios, entonces la hidratación que sentimos en la piel no es natural”, enfatiza la especialista.

Asimismo, Furlan sugiere evitar:

  • Las fragancias, ya que el alcohol puede secar los labios. “Además, los perfumes son la principal causa de dermatitis alérgica de contacto”, destaca.

  • El alcanfor, el mentol (se usa para proporcionar frescor durante la aplicación) y el fenol (se utiliza para crear un efecto de relleno) también producen irritación y pueden provocar erupciones cutáneas.

Mejor opta por...

La experta recomienda elegir bálsamos labiales hechos a base de productos naturales.

“El aceite de oliva mezclado con aguacate es excelente y da muy buenos resultados si lo aplicas directamente sobre los labios. También son aliados la miel, la manteca de karité, el aloe vera y la cera de abejas”, enfatiza.

Eso sí, recuerda realizar primero una prueba en un área pequeña, para asegurarte de que tu piel no presente ninguna reacción.

También te puede interesar: Fijador de maquillaje en polvo o en spray: similares pero diferentes

Qué hacer para evitar los labios agrietados

La Academia Americana de Dermatología (AAD, por sus siglas en inglés) sugiere:

  • Aplicar un bálsamo labial no irritante con SPF 30 o superior antes de salir al aire libre. Incluso en invierno, es importante proteger tus labios del sol que suele quemar los labios secos y agrietados con mayor facilidad, lo que podría provocar herpes labial.

Mientras estés al aire libre, aplica generosamente el bálsamo labial cada 2 horas.

  • Beber abundante agua. Los labios agrietados son labios secos, por lo tanto hidratarse es clave.

  • Evitar lamer y morder los labios. Cuando los labios están secos, muchos tienden a lamerlos para humedecerlos. Sin embargo, este hábito puede empeorar el problema. A medida que la saliva se evapora, los labios se vuelven más secos.

Morder los labios también los irrita, lo que puede evitar la curación.

También te puede interesar: ¿Se nos cae más el cabello en invierno?

Por su lado, la Dra. Furlan agrega:

  • Es muy importante mantener una dieta rica en vitamina B y hierro, para evitar la descamación de los labios. 

  • No importa la edad y si aún no aparecieron los primeros signos del envejecimiento, siempre es conveniente dejar a un lado los hábitos nocivos. Algunas actividades, como fumar, marcan antes de tiempo los surcos en los labios y contribuye a la sequedad.

  • Los labios agrietados están cubiertos por una capa de piel seca que puede impedir que los ingredientes curativos de los bálsamos labiales penetren en la piel y la reparen. Por lo tanto, exfoliar puede ayudar a eliminar la piel muerta y renovar el tejido. 

Si tienes dudas y antes de hacer cambios en tu estilo de vida y rutina de belleza, consulta con un profesional de la salud.