El curioso caso de Verdant, un perro de color verde nacido en EE.UU

Gtresonline

'Más raro que un perro verde' es uno de los dichos más populares del refranero español. La frase alude a aquellas personas o cosas poco comunes o frecuentes que, por sus actos y/o aspecto suelen resultar extraños para la mayoría. Pero que algo sea poco habitual no significa que sea imposible o que no exista y, por inverosímil que parezca, el nacimiento de perros verdes es algo más común de lo que parece. Hace tan solo unos días, Caddy Williams se llevaba las manos a la cabeza después de que su perrita, una gran danés manchada, diera a luz a su camada de nueve cachorros. La mujer, de origen estadounidense, se levantó de madrugada para asistir durante el parto a su mascota y, para su sorpresa, descubrió que uno de los cachorros era de color verde.

verdant

"Fue muy impactante cuando nació. Por suerte, había leído hacía poco un artículo acerca de un perro verde. Así que pude entender lo que estaba sucediendo", comentó entonces Williams al portal KRDO. La propietaria explicó que cuando nacieron fue apuntando el color y sexo de cada cachorro en un cuaderno, hasta que llegó el turno de su perro verde. "Cuando nació escribí que era negra. Pero entonces me fijé en que era de un color oscuro extraño. Así que finalmente puse la linterna del móvil y me di cuenta de que era de color verde. Está sana y come muy bien. La quiero mucho. Es como un pequeño cachorro de trébol", reconocía mientras añadía que había decidido bautizar a la perrita con el nombre de Verdant, en honor a su peculiar color.

Mojito

Después de este inusual nacimiento y con apenas una semana de diferencia, en la ciudad alemana de Wermelskirchen ha nacido otro perrito de color verde, en esta ocasión de la raza golden retriever, al que su dueña, Joanna Justice, ha querido llamar Mojito. Ambos cachorros se encuentran en perfecto estado de salud, aunque su tonalidad verdosa pudiese indicar lo contrario.

mojito

Biliverdina

Aunque los perros verdes sigan siendo raros y poco frecuentes, tanto como para que el refrán siga teniendo sentido, todo esto tiene una explicación científica. Lo 'sufren' únicamente los cachorros de color claro, blanco o crema, y con el tiempo tiende a desaparecer. Aunque los veterinarios no se ponen de acuerdo en cómo el pelaje de los animales acaba adquiriendo esta tonalidad al nacer, se cree que es fruto de la entrada en contacto con la biliverdina, una sustancia de color verde que se encuentra en la bilis y que es producto de la oxidación de la bilirrubina.

La biliverdina también está presente en la placenta en la que van creciendo las crías. De hecho, es un desecho de las propias heces de los animalitos, aunque en condiciones normales nunca pasa de ahí. En el caso de estos dos cachorros, esta sustancia, que es la misma que hace que los moratones acaben adquiriendo tonalidad verdosa, ha sido responsable de teñir el pelaje de los mismos en el útero.