¿Cura para el cáncer? Investigadora canadiense gana un premio por un virus que podría destruir el cáncer de ovarios y mama

Noticias Internacional
·4 min de lectura
Taylor Jamieson-Datzkiw (Mitacs)
Taylor Jamieson-Datzkiw (Mitacs)

Mientras el estrés generado por la COVID-19 en el sistema sanitario de Canadá preocupa por su impacto sobre las operaciones quirúrgicas y los tratamientos médicos, una investigadora canadiense recibe el reconocimiento de Mitacs por diseñar virus que tratan el cáncer de mama y de ovario.

“El trabajo específico que estoy haciendo es analizar los cánceres de mama y ovario que han generado resistencia a terapias con medicamentos convencionales y producir virus que, con suerte, puedan superar la resistencia”, explica a Yahoo Canada Taylor Jamieson-Datzkiw, doctorada en medicina en la Universidad de Ottawa.

Su trabajo, que explica como “una nueva opción para aquellas pacientes que se han quedado sin opciones”, implica la manipulación genética de virus. Se enfocan en el tumor, alteran la expresión de las células cancerosas y las células circundantes, y alertan al sistema inmunológico de la persona de la existencia de un tumor.

“El cáncer es una enfermedad muy compleja y me parece muy interesante que quede tanto trabajo por hacer”, dice Jamieson-Datzkiw. “Se están realizando muchas investigaciones con diversos fármacos quimioterapéuticos, pero pensé que había que dar con estas formas personalizadas de tratar los tumores”.

Explica que los pasos más inmediatos son probar los virus en ratones para ver si funcionan en modelos diferentes. El objetivo a más largo plazo de Jamieson-Datzkiw es llegar a los ensayos clínicos.

“En realidad, la eficacia de mis virus se decidirá dependiendo de si son o no seguros y efectivos en ratones”, dice. “Tenemos que hacer muchos ensayos antes de empezar a decidir si vale la pena probarlos en personas, pero… el objetivo siempre es encontrar algo que pueda traducirse en una mejora para los pacientes”.

Dos personas pasan caminando por delante de los Edificios del Parlamento iluminados en rosa como gesto de apoyo en el mes de la concientización sobre el cáncer de mama en Ottawa, Canadá, el jueves, 7 de octubre de 2010 (THE CANADIAN PRESS / Pawel Dwulit).
Dos personas pasan caminando por delante de los Edificios del Parlamento iluminados en rosa como gesto de apoyo en el mes de la concientización sobre el cáncer de mama en Ottawa, Canadá, el jueves, 7 de octubre de 2010 (THE CANADIAN PRESS / Pawel Dwulit).

Un modelo a seguir para la próxima generación de investigadores

Jamieson-Datzkiw ganó el Premio Mitacs a una Investigación Destacada (investigadores indígenas) y estudia con Carolina Ilkow y John Bell en el Departamento de Bioquímica, Microbiología e Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ottawa, y en el Instituto de Investigación del Hospital de Ottawa.

Felicitó a Mitacs por incluir esta categoría en sus premios, que también tienen en cuenta la participación de la persona en la comunidad indígena. Jamieson-Datzkiw desveló que es difícil encontrar modelos de personas indígenas a seguir.

“Realmente agradezco que hayan tenido en cuenta que, como investigadora indígena, no solo eres una persona indígena que investiga, sino que además tienes impacto sobre tu comunidad”, dice. “Me costó mucho encontrar tutores y ahora, al dar a conocer mi nombre y decir que ‘soy una estudiante indígena y una líder’, tal vez consiga que otros estudiantes indígenas se comuniquen conmigo para pedirme una tutoría”.

Jamieson-Datzkiw participa en un programa de tutorías mediante Let’s Talk Science, donde orienta a estudiantes universitarios indígenas de comunidades rurales fuera de Ottawa. El objetivo del programa es ayudar a estos estudiantes a preparar un proyecto de investigación para presentarlo en la Universidad de Ottawa.

También se dio cuenta de que hay muchas chicas que se muestran interesadas por la ciencia. Jamieson-Datzkiw se describe a sí misma como alguien que siempre ha sentido interés por este campo y recuerda que cuando era niña leía libros de ciencia y se quedaba mirando cómo crecía el moho en el cajón de su cómoda.

“Realmente agradezco mucho poder seguir adelante y decir… soy mujer, me interesa la ciencia, pero tú también puedes hacerlo y seguir adelante”, dice Jamieson-Datzkiw. “Es sorprendente que en este momento haya tantas estudiantes de posgrado. En algunos casos, hay más estudiantes mujeres de posgrado que hombres”.

“Pienso que a medida que cada vez más mujeres comiencen estudios de posgrado y reciban reconocimientos como este, eso nos animará a seguir adelante y ocupar esos roles de liderazgo”.

También agradece el reconocimiento a su socio Mitacs por su trabajo de organización para unir la academia y la industria.

“En el mundo académico, nos da la oportunidad de estar expuestas a diversos aspectos de la ciencia a los que no siempre estaríamos expuestas de otra forma”, dice Jamieson-Datzkiw.

Elisabetta Bianchini