¿Qué fue del culturista más joven del mundo? Empezó a los 11 años y así ha sido su transformación

·3 min de lectura
Photo credit: Facebook
Photo credit: Facebook

Cosmo Taylor recibió la atención nacional cuando era un niño tras mostrar su musculoso físico en competiciones de culturismo por todo el Reino Unido. A los 14 años ya era un adolescente bronceado haciendo poses durante los entrenamientos para sus rutinas en el escenario. A los 11 empezó a entrenar, pero más de una década después, ha experimentado una transformación en su cuerpo digna de mención.

En la actualidad sigue siendo un entusiasta del gimnasio, y desde Inverness (Escocia), su lugar de nacimiento, trabaja sus músculos con regularidad. Las fotos de Facebook de los últimos dos años muestran a Cosmo, que ahora tiene poco más de veinte años, mientras levanta pesas y hace alarde de sus impresionantes abdominales.

En una entrevista afirmó que levantaba pesas durante una hora todos los días y realizaba ejercicios de cardio antes de ir a la escuela en un intento de mantener su grasa corporal por debajo del ocho por ciento. Al crecer en una familia de fanáticos del fitness, el joven levantador de pesas dijo que su madre y su padre le animaron a practicar este deporte. En declaraciones al Mail Online, Cosmo contaba que "mi padre es culturista y siempre ha sido mi inspiración. Desde que era un niño, todo lo que he querido hacer es subirme a un escenario.

"Mi padre me ha animado en todo momento: es mi entrenador, mi compañero de gimnasio y de entrenamiento. "Mi hermana también viene al gimnasio con nosotros, es una levantadora de potencia de competición e incluso ha ganado medallas de oro; tengo mucha suerte de tener una red de apoyo tan buena a mi alrededor". Y añadía: "El gimnasio es mi vida: me encanta levantar peso y me encanta la sensación que siento cuando consigo una marca personal o veo crecer mis músculos".

Photo credit: Facebook
Photo credit: Facebook

A pesar de su corta edad, Cosmo se sometió a una dieta estricta, consistente en carne magra, arroz integral, boniato y avena. Sólo se le permitía un día de descanso una vez a la semana, lo que le permitía estar en las mejores condiciones cuando llegaba la hora de la competición. Incluso en su tierna edad, Cosmo afirmó que podía levantar más peso que su propio cuerpo y admitió que le había "costado años construir un buen físico". También contaba que "el día antes de mis espectáculos reduzco el agua para deshidratarme; esto ayuda a que mis músculos salgan a la superficie y me den un aspecto vascular". Es increíble lo mucho que puede cambiar tu cuerpo con pequeños ajustes como la ingesta de líquidos". "Mis amigos del colegio están fascinados con mi físico porque la mayoría de ellos aún no han empezado a ir al gimnasio. Me preguntan todo el día cómo aumentar el tamaño de los brazos y cómo aumentar el pecho". "Algunos de mis profesores varones se ríen y bromean diciendo que a ellos también les gustaría tener un cuerpo como el mío".

Florence, la orgullosa madre de Cosmo, dijo que estaba muy orgullosa de su progreso a una edad tan temprana e insistió en que fue su elección entrar en el mundo del culturismo. "Su cuerpo se lo ha ganado, no se lo han dado, y su trabajo duro y su dedicación han dado sus frutos. Algunos padres podrían pensar que el régimen de Cosmo es radical para un chico de su edad, pero es su elección, vive absolutamente para su entrenamiento. Es extremadamente maduro para su edad, tanto física como mentalmente . Siempre apoyaremos a Cosmo en cualquier carrera o deporte que decida seguir de adulto".

También te puede interesar...

VIDEO: Rudolph Ingram, el niño de siete años que corre los 100 metros lisos en 13 segundos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente