Culturismo: ¿se entrenaba mejor en los ochenta que ahora?

·4 min de lectura
Photo credit: Arnold Schwarzenegger
Photo credit: Arnold Schwarzenegger

Mike O'Hearn lleva más de 4 décadas entrenando y quién mejor que él para abrir un debate sobre si se entrenaba mejor en los años ochenta o ahora. Y es que el culturismo, como el resto de ámbitos de la vida, también ha evolucionado mucho y ahora las rutinas de entrenamiento son mucho más variadas. Pero... ¿también más efectivas? ¿Qué opinas?

Si bien la base de los entrenamientos siempre será la misma, los detalles han cambiado en gran medida. Y siguen cambiando. El mundo del fitness dentro de otros 40 años probablemente tendrá muchos más cambios en comparación con el actual. Mike O'Hearn se ha dedicado al entrenamiento de fuerza, al culturismo y al fitness desde su adolescencia. Y todavía se mantiene fuerte hoy pese a su edad. Esto lo convierte en la persona perfecta para hablar sobre la evolución del fitness en las últimas décadas.

Trabajar más inteligentemente, no más duro

¿Cuál es una de las mayores diferencias entre las tácticas de entrenamiento actuales y las de la década de 1980? Mike O'Hearn cree que todo se reduce a lo duro que entrenamos en el gimnasio. "Ahora se trabaja más inteligentemente, no más duro".

El objetivo en el gimnasio es obtener la mayor cantidad de beneficios con el menor trabajo posible. Lo que quiere decir con esto es no sobreentrenar. En la década de 1980, más siempre se consideraba mejor y se sobreentrenaba más. La mentalidad era empujar tu cuerpo tan lejos que forzara el crecimiento. Si bien es importante superar los límites percibidos, la recuperación también es vital, ¡el descanso! "Ahora se descansa más y mejor, antes muchos culturistas se lesionaban de gravedad y eso afectaba a sus carreras". (Sobreentrenamiento: 5 síntomas que indican que no estás haciendo las cosas bien en el gimnasio).

Mike O'Hearn aprendió pronto a no esforzarse tanto como para quemarse físicamente y romperse cuando llegara a la mediana edad. Y Lee Haney era su modelo a seguir.

Son los pequeños detalles los que han mejorado con el tiempo en la ciencia del fitness. Entendemos cómo optimizar mejor el entrenamiento sin romper nuestros cuerpos. Entendemos mucho mejor la importancia del descanso. También entendemos cómo la nutrición afecta nuestros cuerpos y nuestros métodos de entrenamiento más que hace 40 años.

Cómo ha cambiado la percepción de la nutrición y las macros

Vemos el mundo de la nutrición y las dietas de forma mucho más diferente que hace 40 años. Mike O'Hearn señala que la importancia de las grasas dietéticas en una dieta de culturismo o fitness ha aumentado 180 en comparación con antaño. En el pasado, la grasa dietética se consideraba el enemigo. Está justo ahí en la palabra "grasa". Nadie quiere estar gordo, por lo que debemos consumir menos y más proteína de calidad. (Los alimentos que más proteínas tienen).

Pero en realidad, la grasa dietética (especialmente de fuentes magras saludables) es vital para mantener un físico poderoso y una vida saludable. Además de esto, hemos llegado a comprender cuánto contribuyen los carbohidratos a acumular grasa en nuestros cuerpos. De hecho, la desconfianza hacia los carbohidratos ha ido demasiado lejos, al menos en opinión de Mike O'Hearn.

En 2022, los carbohidratos tienen mala reputación. Se ven como innecesarios. Los carbohidratos proporcionan energía a nuestros cuerpos, pero más allá de eso puede considerarse en gran medida innecesario. Así que los dietistas modernos y los gurús del fitness creen en las dietas bajas en carbohidratos que aportan otras fuentes de energía para nuestros cuerpos. Esto ayuda a mantenerse delgado y evitar el aumento de peso innecesario.

Sin embargo, Mike O'Hearn cree que la proliferación de las dietas bajas en carbohidratos ha ido demasiado lejos. O'Hearn apuesta por los carbohidratos y aún los mantiene en gran parte en su dieta diaria. Él los encuentra necesarios para la longevidad y la construcción de un físico de culturismo saludable.

O'Hearn cree que las redes sociales han jugado un papel leve en la percepción negativa de los carbohidratos. Las redes sociales han creado un mundo en el que los íconos del fitness deben ser definidos las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Necesitan publicar fotos de su físico destrozado durante todo el año. Esto niega a las personas un período para concentrarse en el aumento de volumen y el crecimiento. O'Hearn encuentra esto especialmente dañino para los jóvenes aspirantes a culturistas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente