Cómo cuidar la prímula: características, riego y cuidados

·5 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

La prímula, de la que hay más de 400 especies y muchísimas variedades, es una planta con preciosas flores de diferentes colores que proviene de China. Ofrece un colorido sinigual y se convierte en una buena alternativa para decorar los interiores.

¿Te gustaría saber más sobre las características y cuidados de esta bonita planta para decorar tu casa? A continuación, te damos las claves para que conozcas más sobre las prímulas y consejos apropiados para tenerlas siempre florecientes.

La prímula, principales características

Una planta de tipo perenne que se puede plantar en interiores. La más adecuada para ello es la prímula obcónica, ya que es la más resistente, tiene hojas redondeadas y gruesas y flores en ramillete de vistosos colores. Nuestro consejo es que la trates como si fuera anual, ya que después de la primera floración pierde fuerza y las siguientes floraciones son más pobres y de menor calidad.

Disfruta de la belleza de la prímula, una planta de temporada llena de flores de colores.

También conocida como "Primavera", la prímula pertenece a la familia de la primulaceae. Destaca por su abundante follaje, siendo rugoso, de un color verde intenso y perenne. El color de sus flores es muy variado -amarillo, rojo, rosa, blanco o bicolor- con 5 pétalos de diferentes tamaños que desprenden un suave aroma. Se pueden disfrutar tanto en interior como en exterior, en macizos o arriates, siendo las especies más comunes la prímula obconica y la acaulis, especies bonitas si quieres colocar plantas en casa.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

¿Cuándo comprarla y cómo elegirla?

El invierno es la mejor época del año para comprarla, aunque hasta principios de abril puedes encontrar bonitos ejemplares en plena floración. Al comprarla, elige siempre plantas compactas, con las hojas fuertes y con varios capullos abiertos. La base de la maceta tiene que estar bien limpia y sin ningún rastro de moho.

¿Cuál es el mejor lugar de la casa para colocarla?

Dentro del grupo de plantas de interior fáciles de cuidar, esta es una variedad que puede quedar muy bien en cualquier parte de la casa; no obstante, el sitio idóneo es una habitación muy luminosa y bien ventilada, pero sin corrientes de aire, ya que la planta podría perder todas las flores. También debes procurar que la temperatura sea moderada y que no le dé los rayos solares directamente.

¿Existe la posibilidad de conseguir que tenga más de una floración? Sí, si la sacas al exterior después de la floración. De todas formas, como ya te hemos dicho anteriormente, las siguientes floraciones serán más débiles y menos frondosas que la primera. Este es un factor a tener en cuenta si estás pensando en decorar con plantas de interior resistentes.

CUIDADOS DE LA PRÍMULA

Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.

Las prímulas se deben colocar en una zona fresca y luminosa, evitando la luz directa del sol. No soporta las altas temperaturas y, aunque tolera el frío, es muy susceptible a las heladas. Se multiplica por semillas y para su plantación se recomienda un sustrato bien aireado y rico en materia orgánica.

Los riegos deben ser abundantes, dejando secar la tierra entre riego y riego. Evita problemas en las prímulas con el encharcamiento o al mojar las flores, ya que corres el riego de que se caigan. A continuación, te damos algunos consejos sobre las prímulas de forma precisa:

  • LUZ: Necesita estar en un lugar muy iluminado que reciba luz, pero sin que le dé el sol directamente.

  • TEMPERATURA ACONSEJABLE: La temperatura ideal está entre los 14 ºC y los 18 ºC. Hay que tener cuidado con las altas temperaturas de las calefacciones, sobre todo a finales del invierno que es cuando se forman los capullos.

  • RIEGO: Durante la primavera y el verano, regaremos la planta 2 ó 3 veces por semana, ya que es importante mantener la tierra bien húmeda. En invierno es suficiente con una vez. Eso sí, es muy importante que la maceta utilizada tenga un buen drenaje para que no acumule el agua en exceso. También es posible colocar sistemas de autorriego para época estival.

  • ABONO: Hazlo cada 15 días con un fertilizante líquido especial para plantas de flor a partir de otoño o cuando broten los capullos. Con un abono rico en potasio favorecerás la floración.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

PROBLEMAS COMUNES DE LA PRÍMULA

Un paso importante es conocer más sobre las prímulas y las soluciones para que se mantengan en buen estado. Estos son algunos de los problemas de las prímulas a tener en cuenta:

  • Las hojas de la planta tienen mosquitas blancas y manchas amarillas. Para acabar con el motivo que lo origina, la mosca blanca, hay que echar un insecticida especial que podrás encontrar en viveros y floristerías.

  • En los tallos y el envés de las hojas hay bultos anaranjados. La causa es que tiene un hongo llamado roya. Aplica un fungicida específico.

  • Las hojas presentan puntitos de color pardo y unas pequeñas telarañas en el envés de las hojas. Cuando esto ocurre es porque la planta está afectada por la araña roja. Lo mejor para acabar con ella es espolvorear con un acaricida específico de venta en viveros.

Photo credit: Renate Frost / EyeEm
Photo credit: Renate Frost / EyeEm
  • La planta presenta podredumbre. En este caso, lo más probable es que la planta tenga botritis, por lo que hay que tratarla con un fungicida sistemático específico.

  • Los tallos de las flores son cortos. Esto ocurre cuando la planta está sometida a temperaturas demasiado frías. Cámbiala de sitio.


CONSEJOS PRÁCTICOS PARA LIMPIAR LAS HOJAS DE TUS PLANTAS DE INTERIOR

  1. Si son de superficie lisa, la mejor manera es con una esponja suave humedecida en agua. Para que no se rompa, sujeta la hoja sobre la mano abierta y pasa suavemente la esponja. Hay productos para abrillantarlas y protegerlas del polvo con el fin de cuidar tus plantas y que estén siempre en perfecto estado.

  2. Si la superficie de la hoja es como rugosa o tiene “pelitos” finos, lo mejor es utilizar un pincel de cerdas suaves y pasarlo con mucho cuidado por toda la superficie de la misma, para quitar bien el polvo, sujetándola por debajo como en el caso anterior.

  3. Otro método sencillo de limpiar sus hojas que, además, beneficia a la planta consiste en pulverizarla todos los días con un nebulizador con agua, a ser posible de lluvia. Para ello, hay que mantener una distancia mínima de las hojas de unos 15 cm aproximadamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente