Cuidados que puedes hacer en casa para tener pelazo durante la cuarentena

Por Marichu del Amo
Photo credit: Alberto Suárez / 500px - Getty Images

From Diez Minutos

Es época de quedarse tranquilos y hacer todas esas cosas que no puedes llevar a cabo en tu casa por falta de tiempo. Hemos hablado de opciones como ver una peli, jugar a juegos de mesa, disfrutar de tu pareja, leer... Pero no todo es eso, y seguimos queriendo disfrutar de nosotras mismas, nuestro cuerpo y belleza. Porque no hay nada que relaje más que mimarse y sentirse bien por dentro y por fuera. Y hoy vamos a empezar con el pelo, con diez ideas que puedes hacer en casa durante la cuarentena.

1- Detox de cuero cabelludo: porque no llueve y no queremos olvidar el estado gran grave del planeta en cuanto al cambio climático. Se nos acumulan toxinas en el cuero cabelludo y el pelo nos aguanta limpio menos tiempo. También las siliconas, que no las demonizamos en absoluto, pero sí se acumulan en forma de residuo. Para ello, puedes usar un complejo de aceites estimulantes como el Complexe 5 de Reneé Furterer o la mascarilla detox de System Professional.

2- Exfoliarte la cabeza: sí, seguramente no sabías ni siquiera que existía este tipo de producto, pero es uno muy interesante. Sirve para una vez a la semana retirar las células muertas del cuero cabelludo.

3- Usar aceites prelavado: puedes humedecerte de medios a puntas, aplicarte un sérum de aceites y enrollarte en la cabeza una toalla húmeda y caliente para que la cutícula se abra y los ingredientes emolientes se fijen a la fibra capilar dañada. Es mano de santo.

4. Ampollas para una suavidad extrema: esas que actúan en un minuto, puedes alargarles el tiempo porque no tienes prisa (POR FIN). A falta de ellas, puedes utilizar una mascarilla nutritiva, aplicarla y dejar que actúe durante toda la noche.

5. Verte tutoriales de pelo: desde cómo cuidarlo, peinados, ideas para llevar accesorios en la cabeza... Internet es nuestra fuente de inspiración en estos momentos.

6. Leer (también) sobre pelo: además de hacerlo sobre otras cosas, evidentemente. Puedes aprender cómo funciona el tuyo, qué es lo que necesita y ahorrarte un montón de dinero en productos innecesarios.

7. Probar mascarillas de colores: porque son ese paso antes del tinte que no estropea el pelo y le da un toque muy chic. Total, si no te quedan bien, estás en casa y no te lo ve tu jef@.

8. Aprender a hacerte trenzas: de una vez. De espiga, de raíz, con piercings, con gel de purpurina, tipo burbuja... Aprovecha para hacerte nuevos peinados, que... "siempre vas igual".

9. Arriesgarte a un cambio de look. Sólo te decimos una cosa: no te cortes el flequillo sola. Pero puedes hacerte un alisado en casa, cambiar tu estilo, probar a cambiarte la raya de sitio, matizar ese rubio que se ha quedado amarillo o teñirte. Pequeños gestos que luego agradecerás cuando salgas al mundo exterior.

10. Haz un 'decluttering': eso significa tirar lo que ya no uses o regalarlo. Por ejemplo, ese gel fijador que lleva cogiendo polvo mucho tiempo o un champú violeta que va a criar malvas de verdad porque no eres rubia desde hacer un año...

Tienes diez ideas para salir con melenón después del Apocalipsis zombie, así que no te puedes quejar... No podrás aburrirte.