Cómo cuidar tu pelo este verano para que no se te caiga en otoño

·6 min de lectura

Puede que lleves años cometiendo estos errores y arruinando la salud de tu pelo. Descubre qué es lo que estás haciendo mal y cómo puedes mantener tu pelo impecable, sano, fuerte y brillante

(Foto: Getty)
En verano hay que cuidar más el cabello que el resto del año. Si lo tratas bien ahora, podrás mantenerlo sano más tiempo y frenar la caída estacional del otoño. (Foto: Getty)

El verano es la época del año en la que tu cabello necesita un mayor cuidado y protección. Despreocuparte de él justo ahora puede acarrearte muchos quebraderos de cabeza a la vuelta, así que trata de poner en práctica los consejos de los expertos para mantenerlo sano, fuerte y brillante.

Para empezar, aclaremos algunas cosas. Hay ciertas rutinas que llevamos a cabo de manera autómata y debemos empezar a desterrar. Estos son los cinco errores más comunes al lavar y cepillar tu cabello, si te lo propones e intentas evitarlos (desde hoy mismo) recuperarás todo su esplendor. Eso sí, debes ser constante y no cometer más fallos.

  1. Lavarlo con cualquier producto. Lo siento pero no vale, debes usar un champú específico que se adapte a las características de tu pelo (seco, graso, con caspa) y esmerarte en la limpieza del cabello. Además del cloro y la sal, en verano sudamos más, así que no temas lavarlo a diario, no se dañará si usas la cantidad justa y respetas estos pasos: extender producto sobre tus manos, distribuir el champú uniformemente sobre tu melena sin frotar demasiado, sino trabajándolo con tus dedos desde la raíz hasta las puntas. Es importante no olvidar aclararlo bien después para que no queden resto del producto sobre la melena.

  2. Y con agua caliente. Aparte de restarle brillo, si la temperatura del agua es demasiado caliente, puedes provocar un exceso de sebo y volverlo más graso. Procura lavarlo con agua tibia y termina el aclarado con agua fría “porque favorece el cierre de las cutículas y, así, refleja más brillo", apunta Horacio Foglia, director médico de Medical Hair.

  3. Peinarlo en mojado. Desenredar tu pelo después de la ducha es una de las peores cosas que puedes hacer si quieres mantener la salud de tu pelo. Espera todo lo que puedas hasta que se seque. Si lo peinas sin esperar a que la humedad desaparezca tu cabello se volverá quebradizo y más propenso a la rotura y las puntas abiertas. Hay que hacerlo cuando está completamente seco.

  4. Envolverlo en la toalla. Este gesto cotidiano puede agredir la fibra capilar y favorecer el encrespamiento. Para retirar la humedad basta con secarlo suavemente mediante pequeños toques o usar una toalla específica para el cabello, con mayor absorción, como las que propone Dianna Crowne en Vogue, de Crown Affair.

  5. Desenredarlo a lo bruto y con cepillo. El cabello se parte "cuando tratamos de desenredarlo con cepillos y peines inapropiados, además de por los tintes, las mechas y el abuso de herramientas de calor como las planchas", indican L'Oréal Paris. Por eso nos recuerdan que el peine (de dientes anchos o tipo tridente para pelos rizados) es la herramienta perfecta para desenredarlo. También recomiendan utilizar un cepillo de cerdas naturales para peinar el cabello una vez desenredado y en seco, “sobre todo si es frágil y quebradizo”, ya que estimula su crecimiento, la circulación sanguínea del cuero cabelludo y hace que se mantenga limpio y brillante.

    A la hora de desenredarlo hay que ir con mucho cuidado, por partes y "empieza siempre por las puntas y luego por la raíz”, destacan desde el Instituto del Pelo Vila-Rovira. Un truco para no dar tirones es ir agarrando los mechones con una mano mientras te peinas con la otra.

(Foto: Shutterstock)
Para un pelo sano y brillante, reparte una gota o dos de aceite de medios a puntas (mejor sobre el cabello húmedo). También puedes mezclarlo con el acondicionador. (Foto: Shutterstock)

Dieta y calor, los factores que debes controlar

Al corregir estos fallos le darás un soplo de vida a tu melena, pero lo fundamental para tener el cabello fuerte y sano es “una buena alimentación y una vida saludable”, apunta el peluquero Óscar Lozano, quien además recuerda que “también es importante mantenerlo hidratado y nutrido, y en la medida de lo posible evitar los aparatos de calor (cuando se usen aplicar protector térmico)”.

Claudia Bernárdez, dermatóloga de la unidad de tricología del Grupo Pedro Jaén insiste en esa misma idea y considera que la principal arma para combatir la caída es una vida sana “y si observamos datos de alarma acudir a la consulta del especialista”.

En este sentido, para evitar la caída, los dermatólogos recomiendan tomar alimentos ricos en zinc, hierro o ferritina, biotina, vitamina D, ácido fólico y vitamina B1 (presentes en la dieta multicolor), aunque recalcan que “no hay alimentos milagro” y que los complementos vitamínicos tampoco reducen la caída.

“Si el cabello está dañado, anémico o deteriorado, y tiene síntomas de alopecia grave, sería mejor evitar el calor o proteger mucho el cabello”, añade Álex Corcuera, peluquero y director formativo de The Barber Company y de la Universidad Provalliance. Aquí tienes una lista de los mejores protectores solares. Y si lo vas a secar o moldear, desde Pilexil recomiendan no acercar mucho el secador al cuero cabelludo para no incrementar en exceso su temperatura ni deshidratarlo.

Además, los expertos en cuidado capilar de Treatwell destacan que para prevenir la caída del cabello es importante...

  • Evitar coletas y trenzas tirantes

Son muy elegantes pero lo cierto es que los recogidos tirantes como el famoso ‘Top knot’ pueden agravar la pérdida de cabello. Aprovecha el revival de los clips y las barrettes o bien opta por trenzas o coletas bajas y lacias. Y es que tal y como cuenta Horacio Foglia, director médico de Medical Hair: “la salud de tu pelo también depende de cómo colocas las gomas, las horquillas y los accesorios en tu melena. Y a veces, rompes la fibra capilar al quitártelas y ponértelas”. Además, "realizar recogidos tirantes provoca la rotura de las fibras capilares y peinar el pelo de forma tirante y sujetarlo con horquillas o gomas que lo tensen demasiado produce la fracción del folículo".

  • Fantasía sí, pero no en tu cabello

Los tintes fantasía han sido un boom durante la cuarentena, pero lo cierto es que para llegar a lucir esos colores vibrantes primero hay que decolorar, un proceso que puede castigar el cabello. Si quieres un toque de luz, pide a tu peluquero unas babylights: pequeños reflejos sutiles que no dañan el cabello y llenan de movimiento tu melena.

  • Usar ingredientes orgánicos

Los tratamientos anticaída más populares incluyen carboxiterapia, mesoterapia y micropunciones, ya que todos ellos estimulan el cuero cabelludo y favorecen el crecimiento de nuevo cabello

  • Y complementar tu dieta con nutricosméticos

Tal y como apunta Bermúdez, “se puede empezar a tomar pastillas en verano para tratar de mejorar el estado del pelo y disminuir el riesgo de aparición de una caída otoñal severa”. Puedes recurrir a complementos alimenticios como AORA Capilar Intensivo, Vitalfan, de René Furterer, o a firmas clásicas como Inneov y Arkopharma.

Más historias que pueden interesarte:

Cuando el pelo duele: los verdaderos motivos y a quién acudir

El fármaco para la dermatitis atópica que hace crecer el pelo

Diferencias entre alopecia y caída estacional del pelo

15 consejos para cuidar tu pelo (en verano) tras el injerto capilar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente