Cuesta mucho quitar la caspa del humor de ‘MasterChef Celebrity’

·4 min de lectura

Por Mike Medianoche.- A Samantha Vallejo-Nágera le encanta hacer chistes de doble sentido en MasterChef, alzar la voz y hacer alguna referencia picante a materias prima como por ejemplo el rabo de toro. En el programa emitido este lunes de MasterChef Celebrity la juez bromeó con algo similar, al indicar a los concursantes que algunos ingredientes como la lecitina se la podían pasar de unos a otros.Los polvos se comparten, gritó la juez en un momento dado.

Ese humor rancio fue a más gracias a un chascarrillo de Miki Nadal. ¡Ah, claro! ¡Se comparten ahora que no está Vanesa Romero!”, decía el humorista de Zapeando, dando a entender intenciones sexuales con la actriz y modelo, que ya salió expulsada del concurso hace unas semanas. Un chiste de aires machista y desfasado, propio de una televisión de hace 20 y 30 años más que de un programa emitido en 2021.

El problema no es solo el chiste de Miki Nadal, que también tiene tela marinera y que debería ayudarle a reflexionar sobre cómo no se puede decir lo primero que a uno le venga a la cabeza, y más en un formato como MasterChef que se presupone que es blanco y familiar. También es un problema que para llevar tantos meses grabados no se haya metido un poco de tijera en la sala de edición para dejar el comentario fuera. De hecho, lo de “los polvos se comparten” lo gritó Samantha hasta en dos ocasiones. Por si no se había entendido bien.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Este es solo un ejemplo más de cómo MasterChef Celebrity necesita con urgencia sacudirse la caspa en todo lo referido al humor. Porque a menudo sus participantes y también sus jueces hacen chistes que generan controversia por doquier. En esta misma temporada, de hecho, ya vivieron un momento polémico por reírse del acento de los gallegos.

En el capítulo emitido en la primera semana de octubre el programa trasladó sus cocinas hasta A Coruña para una prueba de exteriores. Allí Pepe Rodríguez y Jordi Cruz comenzaron a imitar el acento gallego para elegir por qué equipo apostar, incluso se preguntaron que qué pasa en la boca para hablar de esa manera.

Este domingo Ana María Bordas, directora de Originales de RTVE, tuvo que pedir disculpas por esta escena en el programa RTVE: Responde. “Creo que el uso de la imitación del acento y de la pronunciación del idioma gallego fue desafortunada e inoportuna”, aseguró Bordas, que tuvo que matizar que en ningún momento pretendían herir los sentimientos gallegos o burlarse de su lengua. También apuntó que MasterChef pretende “entretener transmitiendo valores positivos”, si bien solo un día después esa transmisión de valores quedaba ensombrecida por le chiste de Nadal.

Casualmente, en el programa de ayer estuvo como invitado Florentino Fernández, que en la temporada pasada fue muy criticado también por su humor casposo al parodiar a su compañero Josie. Así, creó un personaje llamado Flosie cuya única característica era tener mucha pluma, y que se declaraba (e intentaba toquetear) a cualquier hombre que tuviese delante. Incluso intentó besar al juez Pepe Rodríguez, en una escena muy incómoda en la que se tumbó delante del chef e hizo todo tipo de aspavientos.

Ese personaje de Flosie aparecía día sí, día también en MasterChef(recordemos que Flo llegó a la final) y el público se quejó de todas las maneras posibles. Entonces Televisión Española comprendió que su forma de hacer humor estaba cargada de microhomofobias, pequeños gestos que potencian la discriminación hacia las personas LGTBIQ+ camufladas en la parodia, y terminó por suprimir los momentos en los que aparecía Flosie en los últimos episodios.

Echando la vista atrás podemos encontrar muchos más momentos casposos de MasterChef, tanto en su versión Celebrity como de anónimos. Desde Pepe Rodríguez y Jordi Cruz hablando un idioma inventado que identificaban como chino para comunicarse con la concursante Jiaping en la edición de este 2021 y que bien podía identificarse como xenofobia hasta Laura Sánchez hablando entre risas de la vez que hizo de “travelo en la película Tres bodas de más durante un cocinado de la temporada anterior del Celebrity.

De cara a futuras ediciones, Televisión Española y la productora Shine Iberia deberían medir más este tipo de bromas, que como ya vemos tienen mucha menos gracia de la que quieren imaginarse. El programa se graba con meses de antelación, y bien sencillo es dejar en la sala de montaje cualquier comentario que suponga sacar los pies del tiesto. Poco a poco MasterChef tiene que sacudirse toda la caspa y todo atisbo de humor rancio para seguir convertido en un gran referente de nuestra televisión actual, sin manchas que le quiten su brillo.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente