Las cuentas pendientes de Isabel Pantoja no la dejan ser feliz

·3 min de lectura
SEVILLE, SPAIN - NOVEMBER 23: Isabel Pantoja is seen on November 23, 2019 in Seville, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
Siempre que Isabel Pantoja arregla algo, se rompe otra cosa en su vida (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Durante muchos años se ha dicho en televisión que Isabel Pantoja es gafe. Afirmar esto roza la crueldad pero lo cierto es que la vida no ha tratado demasiado bien a la tonadillera que, de nuevo, atraviesa una de las peores etapas de su camino.

Isabel quedó viuda joven, fue a la cárcel, perdió la relación con sus hijos y nietos y ahora ha perdido a su gran amor, su madre, Doña Ana. Apenas unos días después del fallecimiento de la matriarca del clan Pantoja, la cantante no puede ni siquiera llorarla en paz porque un nuevo frente abierto se ha cruzado en su vida.

La sombra de acabar entre rejas vuelve a planear sobre Isabel y es que el Juzgado Penal de Málaga acaba de anunciar que el 22 de marzo de 2022 tendrá lugar un juicio contra la cantante debido a una operación relacionada con su casa de Marbella.

La Fiscalía de Málaga la acusa de ser supuesta cooperadora necesaria en este delito de insolvencia punible por el cual podría pasar tres años de su vida en la cárcel de nuevo. Según el documento fiscal, en 2009 se declaró el embargo del solar y la vivienda que son propiedad de Isabel Pantoja mediante su sociedad, Panriver 56.

Además de los tres años de prisión, también se le solicita una multa de 10.800€ a abonar diariamente en cuotas reducidas de 20 euros al día hasta cumplimentar los 18 meses pertinentes para saldar dicha multa.

Este nuevo mazazo llega cuando, tras la trágica pérdida de su madre, su hijo Kiko Rivera había dado un paso adelante para recobrar la relación con ella. Se presentó en Cantora y ella le abrió la puerta aún a pesar, según se cuenta, del enfado de su hermano Agustín que no quiere ver a sus sobrinos ni en pintura.

Isa Pantoja, por su parte, acaba de explicar que ella también ha hablado con su madre al fin y que, a raíz de la muerte de la abuela y del acercamiento entre la tonadillera y el DJ, ella también quiere acercar posturas.

Aunque Kiko tenga claro que el asunto de la herencia va hacia delante, este era el primer pasito hacia una posible unión familiar que podría verse resquebrajada de nuevo por la sentencia a la que se enfrenta Pantoja por sus cuentas pendientes del pasado.

Cada vez que algo empieza a ir medianamente bien en la vida de Isabel, algo negativo ocurre (o, en este caso, amenaza) y la estabilidad emocional de la artista se hace pedazos de nuevo. Desde luego, repasando la historia de su vida, ha habido grandes luces como su carrera profesional de antaño o su época de gloria y lujo con Julián Muñoz, pero a lo largo del recorrido, imperan las sombras y es que las desgracias se han cebado con ella aunque, con respecto a los delitos cometidos, esa sí ha sido su responsabilidad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente