Pablo Chiapella revela en Planeta Calleja que trabajó de boys y ganó un millón de pesetas con un negocio de botellón

Pablo Chiapella es conocido principalmente por su papel de Amador Rivas en la serie de Telecinco La que se avecina. El pasado de este intérprete de Albacete, nacido el 1 de diciembre de 1976, es completamente desconocido y su paso por Planeta Calleja, el programa de Cuatro presentado por Jesús Calleja, ha servido para descubrir que su carrera no siempre ha estado encaminada hacia el humor y que antes de trabajar en la pequeña pantalla desempeñó otros empleos de lo más variopintos.

(©Mediaset)

Planeta Calleja ha viajado a México, más concretamente a la zona de la Reserva de la Biosfera Maya, con el actor Pablo Chiapella. Durante su aventura con Jesús Calleja, el intérprete ha echado la vista atrás y ha recordado que fue al colegio con Ernesto Sevilla quien encaminó su rumbo profesional. Y es que el protagonista de la última entrega del programa de Cuatro ha contado que lo dejó todo para irse con el humorista a Madrid a intentar vivir del humor. “Ernesto ha sido un cachondo toda su vida pero lo que no sabíamos es que se iba a profesionalizar la tontuna”.

Así, llegó a prepararse las oposiciones para ser maestro de Educación Física, pero cuando faltaban apenas quince días para el examen se marchó a vivir a la capital a probar suerte después de recibir la llamada de Ernesto Sevilla contándole que le habían comprado un producto en Paramount Comedy. Y para ganarse las habichuelas, había puesto en marcha un sorprendente negocio: Tenía unos ahorrillos con un negocio que me inventé que funcionó genial en Albacete. Se llamaba El zoco del botellón y vendía una botella de dos litros de whisky DYC, una botella de dos litros de Coca-Cola, cinco vasos de tubo y una bolsa de hielos. Y yo recuerdo que le pedí a mi padre 30.000 pesetas para montar la sociedad con otro colega y me encontré con que gané casi un millón de pesetas en 15 días”.  

Entre risas, Pablo Chiapella ha contado al presentador de Cuatro que “ese dinero me permitió venirme a Madrid, alquilarme un piso con Ernesto, apuntarme a una academia de interpretación y vivir los primeros meses”. En este contexto, ha compartido con los espectadores uno de los secretos mejor guardados de sus incios profesionales: Me contrataban en una despedida de solteras y yo hacía de un boy. Llegaba ahí, me ponía a bailar, y de repente veía la novia y decía: es igual que mi madre. Y se venía el show abajo porque no podía”.

Asimismo, ha recordado que antes de saborear las mieles del éxito televisivo, y para poder costearse todos los gastos que iban surgiendo, también ejerció de “camarero torpe”.Ante la estupefacción de Jesús Calleja, ha explicado que “estaba en el bar, que también estaba contratado en la movida, y yo iba y se me caían las copas. De eso estuve viviendo durante dos o tres años en Madrid. Qué cosas. Y estaba a 15 días de ser maestro”.

Otro de los momentos clave que le cambiaron la vida se produjo cuando le llamaron para Aquí no hay quien viva. Si bien cuando le ofrecieron el papel en la serie de Antena 3 pensó que por fin tenía un trabajo estable, porque se trataba de una ficción de éxito, lo cierto es que a los pocos episodios este sueño se esfumó porque la producción terminó: “Duré seis capítulos porque cuando llegué se acabó. Al principio me vine abajo y luego, a largo plazo, he visto que ha sido lo mejor porque he podido desarrollar un personaje que allí hubiera sido difícil. Estaba todo el pescado vendido”.

Respecto a sus metas, Pablo Chiapella ha explicado que "me gustaría hacer cine, ya sea comedia, drama o lo que sea. No me está siendo fácil porque en España hay un poco de miedo a nivel producción para que confíen en ti. Yo soy Amador". En otras palabras, ha dejado claro que siente que este personaje de La que se avecina ha encasillado su carrera: “Si buscas encasillado en Wikipedia sale mi cara”, ha contado resignado. Y es que ha asegurado a Jesús Calleja que por la calle le llaman Amador e incluso salami por lo que dentro del gremio le resulta complicado conseguir otros papeles.

A pesar de este encasillamiento ha explicado que no va renegar del papel de Amador por "la cantidad de mensajes que me llegan de gente diciendo que le ha cambiado la vida. Y me llegan a diario. Y eso es lo más grande que te llevas".

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset