Cuatro casos empresariales que demuestran que el mundo se encamina a la recesión

Varias multinacionales están recortando gastos o empleos, mientras que otras están archivando proyectos a medida que la inflación aumenta y la confianza en la economía mundial se va desvaneciendo.

En un foro de banqueros centrales en Sintra, Portugal, una de las conclusiones del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) fue que la mejor manera de atacar el excesivo aumento de los precios mundiales es frenando el crecimiento económico.

La marca de autos eléctricos Tesla, el fabricante de medicamentos Novartis, el minorista Bed, 'Bath and Beyond', y el fabricante de baterías LG Energy son ejemplos de que esa desaceleración ya está ocurriendo en todo el mundo y que el fantasma de la recesión amenaza cada vez más a la economía global.

El minorista estadounidense de artículos para el hogar Bed, 'Bath and Beyond' anunció que sus ventas en el primer trimestre cayeron un 25% y, en consecuencia, reducirá sus gastos de capital en igual proporción. Tampoco va a remodelar ni a construir nuevas tiendas.

"En el trimestre hubo un cambio agudo en el sentimiento de los clientes y, desde entonces, las presiones se han intensificado", dijo Sue Gove, directora ejecutiva interina de la compañía en un comunicado.

Por su parte, el fabricante surcoreano de baterías LG energy, un importante proveedor de las compañías automotrices, lo está pensando dos veces antes de invertir 1.300 millones de dólares en una fábrica en Arizona, Estados Unidos; un plan que dio a conocer hace apenas tres meses. La razón que citó fue que atravesaban condiciones económicas "sin precedentes".

Tesla, cuyo presidente Elon Musk anticipó semanas antes que tenía un sentimiento "muy malo" sobre la economía, cerró una oficina en California y despidió a unos 200 trabajadores. El considerado hombre más rico del mundo ha dicho que necesita reducir el personal en aproximadamente un 10%.

Y, en un caso similar, la farmacéutica suiza Novartis dio a conocer un programa de reestructuración que incluye la eliminación de 8.000 puestos de trabajo, o alrededor del 7,4% de su fuerza laboral global.

Los altos precios son el común denominador

A las empresas les resulta cada vez más difícil transferir los crecientes costos de las materias primas y la mano de obra a los clientes, ya que la inflación se mantiene obstinadamente en el nivel más alto en décadas.

"La mayoría de las empresas tiene que tragarse gran parte de estos aumentos de precios, y eso significa recortar en otros lugares", dijo Stuart Cole, macroeconomista jefe de Equiti Capital a la agencia Reuters.

El CEO de General Mills, que fabrica los famosos cereales Cheerios estadounidenses, reconoció este miércoles ante los inversionistas que el aumento de precios ha llevado a más consumidores a renunciar a los restaurantes y comer en casa.

"A medida que los consumidores se preocupan más por la realidad económica, lo primero que tienden a hacer es comer más en casa", aseguró Jeff Harmening.

Los de Tesla, Novartis, Bed, 'Bath and Beyond' y LG son apenas ejemplos de lo que está ocurriendo globalmente en un entorno económico de incertidumbre que obliga a las empresas a tomar medidas tempranas para ayudarlas a capear una eventual recesión.

Con Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente