¡Cuánto daño ha hecho el doctor Google! (y otros buscadores) Desmontando mitos sobre la gripe en Internet

Por favor, deja de hacer estas ‘barbaridades’; así no te vas a curar

Si padeces una infección viral, los antibióticos no lo mejorarán porque estos combaten las infecciones causadas por bacterias. (Foto: Getty)

El doctor Google, y otros buscadores, pueden ser nuestros aliados o nuestros enemigos a la hora de encontrar información sobre algún tema específico de salud en la red.

Internet puede ser útil y beneficioso al facilitar al usuario información relativamente rápida y fácil. Algunos sitios web que tratan temas de salud ofrecen información rigurosa, de confianza y correcta, pero otros no.

En los buscadores aparecen afirmaciones y consejos para todos los gustos que con mucha frecuencia no son fiables aunque tengan apariencia de serlo: la gripe es un constipado mal curado; la mostaza es un medicamento infalible; para bajar la fiebre hay que darse una ducha fría; es mejor abrigarse mucho y cocer el resfriado o, por lo contrario, salir a pasear al fresco; lo mejor es darse friegas de alcohol en el cuerpo; si estas constipado no pongas la calefacción porque distribuye los virus o deja de amamantar a tu bebé para no contagiarlo, son sólo algunos ejemplos de los comentarios más frecuentes.

Además, solemos dar el mismo valor a webs, comunidades de pacientes, anuncios o enlaces de todo tipo, algunas de ellas de dudosa procedencia, incorrectas e incompletas. ¿Cómo saber qué datos tienen aval médico-científico? ¿Cómo saber si lo que nos recomienda un usuario es cierto o no?

¿Es mejor abrigarse mucho y ‘cocer’ el resfriado o salir a pasear al fresco? (Foto: Getty)

Ahora, gracias a la “Guía Gelocatil sobre mitos de la gripe en la red”, una iniciativa de Ferrer Consumer Health, saldrás de dudas.

Una vez realizado el análisis de más de 50 foros y portales webs en los que se dan consejos de lo más variopinto sobre cómo actuar ante la gripe, un equipo multidisciplinar formado por profesionales de la salud y gestores de contenidos en internet explica qué se debe tener en cuenta y qué observar antes de dar credibilidad a una información.

Y en la segunda parte se desmienten falsos mitos sobre alimentación y bebidas; vestuario y hábitos; y prevención y contagio. Echa un vistazo, es súper útil.

Moder o picar un diente de ajo, abrigarse mucho para sudar la fiebre o pasar de lácteos… no son métodos fiables. (Foto: Getty)ALIMENTOS Y BEBIDAS

“Un diente de ajo picado te cura la gripe en una sola noche”

El ajo es un alimento rico en hierro pero no hay evidencia científica para afirmar que actúa frente a la gripe.

“Los lácteos congestionan las vías respiratorias”

Este es un proceso que requiere reposo. Los lácteos no son los causantes de la congestión de las vías respiratorias, que es un síntoma del resfriado bastante molesto. No obstante, los productos lácteos favorecen la producción de moco, por lo que moderar su consumo puede mejorar este síntoma. Son recomendables los descongestivos nasales y también funciona el suero fisiológico aplicado en las fosas nasales de forma abundante y varias veces al día.

“Las propiedades de la mostaza ayudan a curar los síntomas de la gripe”

Para combatir los síntomas de la gripe, lo mejor es el reposo en cama, los analgésicos tipo paracetamol y beber muchos líquidos para una buena hidratación. La mostaza es un alimento rico en vitamina C pero no hay evidencia científica que demuestre que esta sustancia actúa frente a los síntomas gripales.

“El jengibre y el própolis son antigripales naturales que funcionan”

No hay evidencia científica para decir que el própolis y el jengibre son beneficiosos para actuar contra la gripe. Los antigripales naturales no existen. Para evitar la gripe únicamente funciona la vacuna antigripal.

“Tomar líquidos calientes alivia el dolor de garganta”

Los líquidos calientes pueden suavizar la garganta porque hidratan la mucosa faríngea. Para el dolor es recomendable tomar un analgésico tipo paracetamol.

El dolor de garganta se calma al hacer gárgaras con una infusión de salvia y tomillo (colada), a la que se puede añadir vinagre de sidra, miel y limón. (Foto: Getty)

“La combinación de cebolla, miel y leche es ideal si estás griposo y tienes mucha tos”

No hay datos científicos que avalen que la cebolla calme la tos. Sí es cierto que la miel y la leche caliente suavizan la garganta y ayudan a calmar la tos, pero si esta es intensa y persistente debemos acudir al médico para que nos haga un buen diagnóstico.

ROPA Y HÁBITOS

“Abrígate en la cama y suda para eliminar rápidamente la gripe”

Si tienes fiebre y te abrigas mucho en la cama puede subir más la temperatura corporal. Es importante no taparse demasiado y tomar antitérmicos como el paracetamol para bajar la fiebre y disminuir los síntomas propios de la gripe.

“Si sales a la calle con poca ropa, pasas algo de frío, das una vuelta y te duchas, al día siguiente estás curado”

Si pasas frío disminuyen las defensas del organismo y, en consecuencia, es más probable coger un resfriado. Por lo tanto mejor abrigarse si sales a la calle en invierno. Salir a la calle no te cura. El frío no elimina la gripe.

“Si te pones alcohol en ciertas partes del cuerpo (frente, codos, rodillas y pies) baja la fiebre”

El alcohol es únicamente un desinfectante y nunca debemos aplicarlo en el cuerpo para bajar la fiebre. La absorción de éste podría ser perjudicial para el organismo ya que podría provocar una intoxicación etílica, sobre todo en niños.

¡Ni se te ocurra! Seguir con tu rutina deportiva a pesar de estar enfermo es contraproducente. (Foto: Getty)

“Va muy bien ponerse paños de agua fría en las plantas de los pies”

Nunca se debe intentar bajar la fiebre con agua fría porque habría un gran cambio térmico en el cuerpo. Si la fiebre es muy alta puedes tomar un baño de agua tibia unos dos o tres minutos o refrescarte la frente, la cara o el cuello. De esta forma conseguimos que la fiebre baje unas décimas mientras esperamos el efecto del antitérmico.

“Para aliviar el dolor de garganta no hay nada mejor que unos paños calientes en el cuello”

Los paños calientes pueden producir la sensación momentánea de alivio. Para el dolor es recomendable tomar un analgésico tipo paracetamol. En caso de tener fiebre o placas producidas por una infección bacteriana hay que acudir al médico.

“Beber alcohol ayuda a mejorar rápidamente”  

Cuando estás en un proceso gripal lo recomendable es beber agua o zumos para hidratarse bien. El alcohol no aporta nada que nos ayude a mejorar durante la gripe o un resfriado. Si además estás tomando algún medicamento podría interaccionar con el alcohol por lo que no es nada recomendable.

Es mejor quedarse en casa descansando, y no es necesario meterse debajo del edredón con el esquijama. (Foto: Getty)

PREVENCIÓN Y CONTAGIO

“No salgas nunca a la calle con el cabello mojado”

El frío no causa la gripe, la enfermedad la produce un virus. No obstante, es preferible evitar salir con el pelo mojado, sobre todo en invierno porque si coges frío, las defensas bajan y el organismo está más desprotegido y por lo tanto más expuesto al contagio.

“Un zumo de naranja al día y no cogerás la gripe“

Los zumos de naranja son muy ricos en vitamina C y, por tanto, antioxidantes, pero no evitan que cojamos la gripe.

“Cuando estés en medio de mucha gente usa una mascarilla para no contagiarte”

Cuando vemos una persona con mucha tos o con síntomas gripales es suficiente cubrirnos la boca y la nariz para evitar el contagio y lavarnos las manos. La utilización de una mascarilla sólo sería aconsejable ante una epidemia.

“Un resfriado mal curado acabará convirtiéndose en una gripe”

Un resfriado no se convierte en una gripe, son enfermedades diferentes porque son causadas por distintos virus.

“Si coges la gripe una vez al año ya no la volverás a coger“

El virus de la gripe cada año es distinto. Por lo tanto, la gripe puedes cogerla año tras año. Pero en un mismo año tu organismo debería inmunizarse ante el virus y es poco probable recaer en un mismo año dos veces, porque ya has generado anticuerpos.

“La gripe se trasmite al bebé a través de la lactancia materna”

A través de la leche materna el bebé no cogerá la gripe. Esta enfermedad se contagia por la boca, la nariz y las manos. La madre debe lavarse las manos y ponerse una mascarilla que tape la boca y la nariz cuando dé el pecho a sus hijos.

“La calefacción esparce la gripe por todas partes”

El aire no reparte la gripe. La gripe se transmite de persona a persona vía aérea, mediante gotitas que son originadas al hablar, toser o estornudar. Por esto es importante protegernos la nariz y la boca si estamos cerca de alguien con gripe.

“El frío entra por los pies”  

Eso de que hay se taparse bien los pies si no quieres caer enfermo es otra perogrullada. Los pies son partes distales y, al igual que las manos, se enfrían antes que el resto del cuerpo. Pero en invierno es importante llevar todas las partes del cuerpo bien abrigadas para mantener la temperatura corporal.

También te puede interesar:

El raro pero grave síndrome que podrías provocar al darle (a tu hijo) una aspirina contra la gripe

¿Verdadero o falso? Destapamos los mitos sobre la gripe en niños

Los 7 alimentos perfectos para combatir el frío