La diferencia entre un simple rasguño a una infección de cuidado

·6 min de lectura
Este tipo de mancha en la piel en forma de líneas o rayas rojas que parten de un rasguño o herida puede parecer insignificante a unos ojos inexpertos. Sin embargo, es un señal que requiere atención médica urgente ya que que el tiempo es esencial antes de que esta condición potencialmente mortal pase a un punto sin retorno. (Foto: Yahoo! Money via Best Life)
Este tipo de mancha en la piel en forma de líneas o rayas rojas que parten de un rasguño o herida puede parecer insignificante a unos ojos inexpertos. Sin embargo, es un señal que requiere atención médica urgente ya que que el tiempo es esencial antes de que esta condición potencialmente mortal pase a un punto sin retorno. (Foto: Yahoo! Money via Best Life)

Todos nos hacemos heridas y no por ello vamos a alarmarnos. Nuestra piel tiene una enorme capacidad de generación. Sin embargo, cuando una herida, arañazo o rasguño es el punto de partida de una raya roja en la piel, hay que esta atento.

Las heridas en forma de líneas o rayas rojas en la piel son un signo característico de una infección de la piel o de los tejidos subcutáneos que se está propagando desde su sitio original. Si la herida se complica empezaremos a sentir dolor, sensibilidad local e hinchazón. La sensación de calor también suelen acompañar a las rayas rojas.

La linfangitis es una inflamación o infección de los vasos linfáticos que se produce como resultado de una infección en algún parte del cuerpo, de manera que la infección se puede propagar, por ejemplo, desde una herida y desde ahí ingresar al sistema linfático. La herida puede ser pequeña o puede ser un absceso que constantemente alimenta bacterias al sistema linfático. (Imagen: Depositphotos)
La linfangitis es una inflamación o infección de los vasos linfáticos que se produce como resultado de una infección en algún parte del cuerpo, de manera que la infección se puede propagar, por ejemplo, desde una herida y desde ahí ingresar al sistema linfático. La herida puede ser pequeña o puede ser un absceso que constantemente alimenta bacterias al sistema linfático. (Imagen: Depositphotos)

La 'linfangitis' (así es como se conoce a esta infección) está causada por una infección en la piel que se propaga a los vasos linfáticos por medio de una herida en la piel. Casi siempre ocurre en un brazo o pierna cuando bacterias, virus u hongos causan inflamación e infección en los canales linfáticos.

El peligro de la linfangitis es que a medida que evoluciona aparece una raya roja que se extiende desde la herida en dirección al corazón. Suena raro pero es así, tal cual. Esas líneas rojas indican que las bacterias de la herida infectada han entrado en el sistema linfático y están viajando hacia el corazón. Por eso la linfagitis es motivo de alarma tanto en los pacientes como en el personal sanitario.

Según Healthline, "la causa infecciosa más común de linfangitis es la infección estreptocócica aguda", y las infecciones por estafilococos también causan una buena parte de los casos. Estos pueden ser el resultado de infecciones internas existentes o pueden ingresar al cuerpo a través de una herida abierta".

No obstante, aunque un simple rasguño puede ser la puerta de entrada de estos microorganismos, cualquier lesión que permita la entrada de un virus, bacteria u hongo en el cuerpo puede causar una infección que conduce a la linfangitis. Estas son algunas posibles causas:

  • Heridas punzantes que pueden surgir al pisar un clavo u otro objeto afilado.

  • Rasguños o arañazos a consecuencias de una caída, como le ocurrió a este niño.

  • Infecciones cutáneas graves o no tratadas, como celulitis.

  • Picaduras de insectos.

  • Una herida que requiere puntos.

  • Heridas quirúrgicas infectadas.

  • Esporotricosis, una infección fúngica de la piel muy común entre los jardineros.

Los médicos lo denominan eritema lineal, eritema tubular o lesión lineal eritomatosa, pero a veces en vez de apreciarse claramente una raya roja se observa, alrededor de la herida inicial, el área inflamada con enrojecimiento. Es frecuente que la linfagitis cause fiebre y cefalea.

Normalmente se suele producir en brazos y piernas. Hay que tener cuidado porque cuando las extremidades inferiores se ven afectadas, el enrojecimiento de la piel recorre la gran vena safena, y puede confundirse con tromboflebitis, que es una inflamación de una vena relacionada con un trombo (coágulo de sangre).

Si se trata rápidamente, la afección puede ser leve, pero si no se trata y la infección pasa al torrente sanguíneo, puede haber complicaciones y volverse muy grave. La linfangitis a veces se denomina erróneamente 'envenenamiento de la sangre'. En realidad, 'envenenamiento de la sangre' es sinónimo de sepsis , una condición potencialmente mortal que ocurre por motivos diversos. Por ejemplo, recientemente le pasó a la soprano Ainhoa Artera a raíz de un cólico nefrítico.

Para entender la 'linfagitis' hay que recordar que los vasos linfáticos son más pequeños que los capilares y las venas y están presentes en muchas partes del cuerpo. Son como recipientes equipados con válvulas para dirigir el flujo en una sola dirección. Ese 'líquido' que recorre el cuerpo se propaga a través de los pequeños capilares de paredes delgadas y el sistema linfático se encarga precisamente de eso: atesora un líquido rico en proteínas, minerales, nutrientes y otras sustancias útiles para el crecimiento de los tejidos. Además de los nutrientes esenciales, el sistema linfático también puede transportar células cancerosas, células defectuosas o dañadas y patógenos como bacterias y virus, así como cuerpos y organismos extraños.

Por eso, cuando una infección se propaga fuera de una herida, puede ingresar al sistema linfático. La herida puede ser pequeña o puede ser un absceso que constantemente alimenta bacterias al sistema linfático. Después de la infección, los ganglios linfáticos se agrandan. Las infecciones de oído, piel, nariz y ojos también pueden diseminarse al sistema linfático. La raya roja en la piel a lo largo de la dirección de los ganglios linfáticos indica que hay una filtración, y se ha producido una 'linfagitis'. La infección puede diseminarse en horas y causar septicemia y muerte.

Hay una manera muy sencilla de comprobar si se está produciendo dicha infección, marcar la zona de la herida con un bolígrafo trazando un borde alrededor de la parte enrojecida. Si al día siguiente la línea roja ha excedido ese límite y sigue creciendo, es importante actuar cuanto antes. Habrá que tomar antibióticos, y si ya los estás tomando, quizás no sean los correctos o necesites algo más potente.

No obstante, este enfoque de marcar con el boli y "esperar y ver" solo se aplica si el enrojecimiento se irradia de una herida de manera uniforme, lo que indica una infección más general. Si, en cambio, toma la forma de una línea o una raya como si estuviera a lo largo de una vena, no esperes para pedir asistencia médica. Tampoco debes esperar si además de este signo de infección, surgen otros síntomas como deterioro mental, fiebre o fatiga.

Por otro lado, este truco puede no ser válido en algunos casos ya que las rayas rojas pueden estar claramente delineadas y delimitadas o apenas visibles, particularmente en pacientes de piel oscura. De ahí que haya que guiarse por otros síntomas como piel caliente en el sitio de infección, dolor al parpar, escalofríos y fiebre alta, pulso rápido y ganglios linfáticos agrandados, inflamados y sensibles. Si estos síntomas están ausentes, sugiere otros trastornos subyacentes como tuberculosis, linfoma o enfermedad de Hodgkin. Una persona con linfangitis debe ser hospitalizada y monitoreada de cerca por profesionales médicos

Más historias que pueden interesarte:

Las manchas en la piel pueden indicar que tienes lupus: cómo identificarlas

Así es la enfermedad inflamatoria que se confunde con la alergia

Impétigo: la importancia de no rascarse úlceras o heridas

Cómo una herida que no cicatriza descubrió que tiene cáncer

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente