Cuando todo te da vueltas o cómo vivir con vértigo

Mónica De Haro

Las crisis de vértigo te pueden invalidar durante horas o días porque afectan al oído interno (nervio vestibular o del equilibrio), que es el que nos ayuda a aprender a andar, correr, montar en bicicleta, patinar, etc. La solución, aquí

<strong>Las mujeres sufren dos veces más vértigo que los hombres</strong>. Aparte de afectar al movimiento, también pueden <strong>notarse náuseas, <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/blogs/salud-y-bienestar/%C2%BFsabes-diferenciar-el-mareo-pasajero-de-un-trastorno-cervical-101437540.html?pt=Array/" data-ylk="slk:mareo;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">mareo</a> o sensación de que te vas a desmayar.</strong> (Foto: Getty)
Las mujeres sufren dos veces más vértigo que los hombres. Aparte de afectar al movimiento, también pueden notarse náuseas, mareo o sensación de que te vas a desmayar. (Foto: Getty)

El vértigo es un síntoma que se define por la sensación ilusoria de movimiento. Tiene su origen en el oído interno (vértigo periférico), y suele ser difícil distinguirlo de otros síntomas, como el mareo o la inestabilidad. Hay muchas opciones para tratarlo, te las contamos todas más adelate, pero este es el mejor remedio según la Academia Americana de Neurología.

“El más común es el vértigo posicional paroxístico benigno que tiene unos segundos de duración y aparece con relación a los movimientos de la cabeza”, explica a Yahoo! el doctor Luis Lassaletta, presidente de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL-CCC).

Lo habitual es que al tumbarte en la cama y girar la cabeza hacia uno u otro lado, notes que la habitación gira durante unos segundos

“Lo normal es notar que el entorno gira a nuestro alrededor, como si nos dieran vueltas las cosas. Así mismo, también podemos apreciar que somos nosotros quienes nos movemos con relación al entorno”, afirma el experto.

<strong>El oído interno</strong> es uno de los órganos responsable del equilibrio de la persona, el que nos mantiene rectos con respecto a la gravedad.. (Foto: Getty)
El oído interno es uno de los órganos responsable del equilibrio de la persona, el que nos mantiene rectos con respecto a la gravedad.. (Foto: Getty)

Una de las características del vértigo que lo hace más incapacitante es su imprevisibilidad. “Aparte de que resulta incapacitante, su carácter imprevisible hace que suponga un deterioro considerable de la calidad de vida de la persona que lo sufre, ya que puede aparecer tanto de día como de noche, en reposo o trabajando o incluso conduciendo, y muchas veces sin signos de aviso”, advierte el doctor Lassaletta.

El 80 por ciento de la población ha sufrido un episodio de vértigo en su vida. Afecta por igual a hombres y mujeres y puede darse a cualquier edad, los niños también pueden sufrirlo, si bien en personas mayores la incidencia aumenta de forma significativa.

Entre las causas más comunes de vértigo se encuentra la migraña vestibular, la enfermedad de Menière, anomalías en el el oído interno, o puede estar relacionados con los nervios o estructuras cerebrales.

La periodista española Carme Chaparro contó que como consecuencia del síndrome de Menière vive “con un pitido constante, en alta frecuencia”. (Foto: Getty)
La periodista española Carme Chaparro contó que como consecuencia del síndrome de Menière vive “con un pitido constante, en alta frecuencia”. (Foto: Getty)

Cuando notes que aparece el vértigo o el mareo de repente ten en cuenta estas pautas:

    • Si sientes gran inestabilidad túmbate sobre la cama o el sofá.

    • Si notas que todo gira, no te estires, porque lo agravaría. Siéntate y procura fijar la vista a un punto lejano.

    • Si estás en la calle busca un lugar con sombra para sentarte.

    • A veces tomar un cítrico (limón, naranja, mandarina) alivia el malestar.

    • La hidratación es importante ante un mareo que causa cierto desvanecimiento.

Ejercicios caseros

  1. Seguir un objeto con la mirada. También puedes mirar fijamente un dedo que se encuentre a un brazo de distancia y luego empieza a traer el dedo de atrás hacia adelante.

  2. Realizar movimientos de la cabeza. Los llamados ‘ejercicios de Cawthorne-Cooksey’: comienza con tus ojos abiertos y agacha la cabeza hacia adelante y atrás como en un gesto de asentimiento exagerado 20 veces. Luego, gira tu cabeza de izquierda a derecha 20 veces. Empieza lentamente.

  3. Seguir técnicas más complejas como el uso de la posturografía, que consiste en colocarse sobre una plataforma en distintas condiciones: de pie, con los ojos abiertos, ojos cerrados, con la plataforma estable o móvil. Las pruebas para valorar el equilibrio duran entre 20 y 30 minutos.

Las sesiones durarán entre 30 y 45 minutos. Se recomienda como mínimo realizar cuatro sesiones, dos semanales, de rehabilitación vestibular para valorar la evolución.

Además de los ejercicios para prevenir los mareos, evita ciertos alimentos desencadenantes como el alcohol, el café, el chocolate y otros alimentos que contengan grandes cantidades de azúcar o sal.

Estos alimentos pueden causar deshidratación en el cuerpo, y la reducción de fluidos puede causar mareos. Asegúrate de beber mucha agua, la cual puede impulsar el líquido en el cuerpo y en los oídos, reduciendo los síntomas del vértigo posicional.

Tratamientos y soluciones médicas

Según el tipo de vértigo habrá que aplicar un tratamiento u otro. Lo primero es realizar una exploración a partir del movimiento de los ojos, espontáneo, o como respuesta a movimientos de la cabeza, así como a partir de la forma en la que el paciente está de pie o camina.

  • Si es vértigo posicional paroxístico benigno se trata de manera habitual con las maniobras de Epley o Semont, cuyo objetivo es la liberación de las partículas que generan el vértigo a otra zona del oído interno. Un especialista que irá colocando tu cabeza en ciertas posiciones para que tu cuerpo vaya volviendo a ajustar tu sentido del equilibrio.

  • En caso de que se produzca una crisis de vértigo, se administrarán sedantes vestibulares o incluso algún tratamiento para los vómitos. Además, también se pueden tomar corticoides.

  • Para casos extremos se recurrirá a la cirugía con técnicas como la laberintectomia o la neurotomía vestibular.

  • Por otro lado, será útil hacer rehabilitación en aquellos casos que tienen inestabilidad después de haber sufrido una crisis.

¿Alguna vez has sufrido vértigos? ¿Qué síntomas tuviste y cómo

También te puede interesar:

Un tapón de cera, mucosidad acumulada y otras razones por las que oyes mal

Pide a tus compañeros que trabajen en silencio o al final del día tendrás un zumbido en los oídos

“En serio, dime que tú también has oído eso (¿me estaré volviendo loco?)”