¿Cuándo puedes reutilizar las bolsas de congelación de alimentos?

Hoy en día todos empezamos a estar concienciados sobre la enorme amenaza que el plástico supone para el planeta pero, ¿y para nuestra salud? ¿Puedes reutilizar las bolsas y envases de plástico varias veces? Te cuento cuándo puedes reutilizar las bolsas de congelación de alimentos.

Cuándo reutilizar las bolsas de congelación de alimentos Gtres

El plástico es una de las grandes lacras de nuestro planeta y, no solo está acabando con los océanos y con la vida marina sino que conlleva peligros para nuestra salud y por eso es mejor evitarlo. Por ejemplo, las botellas de agua envasadas en plástico no son aptas para rellenar porqué desprenden partículas diminutas con el paso del tiempo. Cuándo reutilizar las bolsas de congelación de alimentos Gtres

Pues lo mismo ocurre con estas bolsas con cierre zip para congelar y conservar los alimentos. Te voy a contar cuando puedes usarlas de nuevo y cómo diferenciar según el contenido que han conservado.

Te interesa: Los tóxicos peligrosos que oculta tu cocina

¿Cuándo reutilizo las bolsas de congelación?

Si todavía no te has pasado a las bolsas de conservación de silicona, que se desinfectan fácilmente y soportan mayor y menor temperatura que las de plástico, te lo recomiendo.

De todos modos, por si aún usas las de plástico, lo primordial es mirar las indicaciones escritas en el envase puesto que su fabricante sabrá mejor que nadie cuando se puede reutilizar y cuando no, su producto.

Si contiene alimento graso, ácido o fresco mejor tirar la bolsa Gtres

Por norma general no es aconsejable reutilizarlas cuando han contenido previamente algo muy graso o difícil de limpiar. Es decir, si congelas alimentos con salsa y esa salsa deja la capa grasienta que no se va del plástico, mejor tírala y evitarás contaminación cruzada con el nuevo alimento que quieras introducir.

Tampoco es recomendable volver a usarla si ha contenido pescado crudo o carne cruda. Porqué por muy bien que lavemos la bolsa siempre pueden quedar restos que pasarían al nuevo alimento.

Si son secos y fáciles de limpiar se puede reutilizar la bolsa Gtres

En cambio, si las bolsas conservan alimentos parecidos y ‘en seco’ que son fáciles de limpiar, no hay inconveniente en volverlas a usar el número de veces que aconseja su fabricante. Un ejemplo claro son las galletas, las magdalenas, el pan etc. En este caso, al no ser algo grasiento, ácido ni fresco que deje rastro, es más seguro.

¿Usas bolsas de congelación varias veces? ¿Conocías sus peligros?