¿Cuál es la fecha real de caducidad de los anticonceptivos?

Por Javier Roque Martínez-. Pocas veces lo tenemos presente, pero los anticonceptivos, como sucede con cualquier producto farmacéutico, tienen fecha de vencimiento.

Se trata de un asunto muy importante para las parejas, sobre todo para aquellas que, al menos de momento, no desean tener hijos. Por eso siempre es bueno saber y estar al tanto no sólo de sus tiempos de caducidad, sino también de las consecuencias de su uso cuando ya no resultan tan eficaces.   

Foto: Getty Images.

Los anticonceptivos más populares son el condón, el espermicida, las píldoras y los dispositivos intrauterinos. Echamos un vistazo a sus tiempos de duración en buenas condiciones.

Empezamos por el más popular: el condón. El tiempo de vida de los condones depende de los materiales que lo componen, sobre todo del látex.

"El látex es como cualquier otro producto, tiene una vida útil. Comienza a descomponerse", le dijo G. Thomas Ruiz, director de obstetricia y ,ginecología en el Memorial Care Orange Coast Medical Center, a la revista Insider. "Si lo usas pasada su fecha de vencimiento, es probable que falle".

El gran fallo que puede presentar un condón es que se rompa mientras la pareja tiene relaciones. Esto no sólo los pone a ambos en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. También posibilita que la mujer quede embarazada de forma indeseada.

Aunque el tiempo de vida de los condones es de 2 a 5 años y su efectividad suele ser del 98%, esto puede acortarse si los preservativos no son almacenados correctamente. Factores como la humedad y el calor -sobre todo si es superior a los 40 grados Celsius- agilizan su descomposición. Igual sucede cuando son lavados y reutilizados, algo que va en contra de sus normas de uso.

Además de utilizarlos una única vez, lo aconsejable es guardar los condones en lugares secos y frescos, donde no les dé la luz. Los cajones de los clóset o las mesitas de noche son siempre un buen recaudo para ellos. Por supuesto, siempre mire la fecha de vencimiento. Una vez superada, ya no hay manera segura de evitar su rompimiento.

Otro de los mecanismos más famosos de prevención de natalidad son los espermicidas, que básicamente impiden la llegada del esperma al óvulo. Para ello, el espermicida bloquea la entrada al cuello uterino de la mujer y, a la vez, ralentiza la movilidad de los espermatozoides. El resultado es una relación segura en términos de natalidad, aunque no de transmisión de ETS.

La expiración de los espermicidas suele ser de 2 años, aunque depende mucho del fabricante y el producto. Por ello, es muy importante estar al tanto de la fecha de caducidad que aparece en el envase. Si bien su expiración no trae aparejado enfermedades ni problemas de salud, sí aumentan considerablemente las posibilidades de embarazo para la mujer.

Por otro lado, según la doctora Kate Killoran, especialista de obstetricia y ginecología de Your Doctors Online, las píldoras anticonceptivas tienden a caducar un año después de ser producidas.

Aunque se ha demostrado que en realidad sus propiedades siguen funcionando durante un poco más de tiempo, las investigaciones desarrolladas hasta el momento no han llegado a un consenso, por lo que no se puede decir con seguridad cuál es su límite de tiempo. Por tal razón, lo mejor es no tomar riesgos innecesarios y asumir que después de un año ya es necesario renovar el frasco de píldoras.

También están los dispositivos/anticonceptivos intrauterinos, más conocidos como DIU. Estos consisten en pequeñas piezas de plástico flexible, con forma de T, que se insertan dentro del útero de la mujer. Se dividen en dos tipos: de cobre y hormonales.  

Según Administración de Fármacos y Alimentos de EEUU (FDA), uno de los dispositivos intrauterinos más populares es el Mirena, cuyo tiempo de vida es de cinco años. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que su efectividad puede estirarse hasta siete.