La cuñada de Charlene de Mónaco siembra dudas sobre los planes inmediatos de la Princesa

Charlene de Mónaco llegaba el pasado lunes al Principado después de seis meses recuperándose en su Sudáfrica de una grave infección lejos de su familia. Su regreso no decepcionó y protagonizó un esperado reencuentro con su marido, el príncipe Alberto, y sus hijos, Jacques y Gabriella, con unas imágenes a las que incluso se incorporó el perro que se trajo de su país natal. Los abrazos, las sonrisas bajo las mascarillas... todo parecía indicar que la vida en Palacio volvía la normalidad. La Princesa llegaba a tiempo, además, para acompañar a su marido en su próximo viaje a Dubái este sábado, al que el soberano ya dijo que esperaba poder ir con su esposa. Sin embargo, las palabras de Chantell Wittstock, cuñada de Charlene han sembrado todas las dudas. Según ha contado al Daily Mail, la Princesa podría no residir de forma permanente en el palacio ni retomar inmediatamente la agenda instituacional.

Primeras palabras de Charlene tras su regreso a Mónaco

Charlene de Mónaco con su familia
Charlene de Mónaco con su familia

El diario británico asegura que antes de irse a sudáfrica, la mujer de Alberto de Mónaco ya vivía la mayor parte del tiempo en un apartamento de dos habitaciones situado a unos 300 metros de la imponente residencia oficial de los Grimaldi. Ahora, la esposa de su hermano, Sean Wittstock cree que elegirá la opción más cómoda para ella, ya sea volver a establecerse en su refugio o vivir a caballo entre ambos. "No está claro aún donde se instalará ni nada de eso, es decir, acaba de llegar y tiene aún que situarse. La Princesa está muy contenta de ver a los niños y ellos de ver a su madre de nuevo", ha explicado Chantell, que en cualquier caso, ha recalcado que sea cuál sea su elección "será con su marido y con sus hijos".

En cuanto a su vuelta a los actos oficiales, la cuñada de Charlene y miembro de la directiva de su fundación benéfica tampoco despeja demasiadas dudas, ya que todo depende de que su recuperación se lleve a cabo por completo. "Eso no pasa de la noche a la mañana. Ella, desde luego, se lo va a tomar con calma. Y sí, su principal prioridad ahora será pasar tiempo con sus hijos y su familia", ha insistido. Estas palabras sugieren que tal vez sea prematuro coger otro vuelo tan solo cuatro días después de su regreso, teniendo en cuenta que hasta ahora los médicos le desaconsejaban someterse a altas presiones. No obstante, su cuñada insiste en que las últimos tratamientos realizados en Sudáfrica han sido "un éxito".

VER GALERÍA

Charlene de Mónaco con su familia
Charlene de Mónaco con su familia

Así han sido los seis meses de Charlene de Mónaco en Sudáfrica

En caso de que finalmente la Princesa no pueda acompañar a Alberto de Mónaco en su visita a la Exposición Universal de Dubái este sábado, su esperada reaparición en público podría ser el próximo 19 de noviembre con motivo del Día Nacional de Mónaco. Sería una fecha con una enorme carga simbólica ya que es el día que tradicionalmente se reúnen los Grimaldi al completo y este año estaría marcada por el regreso de Charlene al balcón del palacio, si se produce, y también por la vuelta de este acto tan importante para los monegascos sin las restricciones de la pandemia que imperaban el año pasado. Sin embargo, según su cuñada, será el ritmo de su recuperación el que dicte cuando deberá volver a incorporarse a la agenda institucional.