Cuántos tipos de arrugas hay y cómo tratarlas

·4 min de lectura
Photo credit: Pierre Bouras
Photo credit: Pierre Bouras

No hay mejor tratamiento de belleza que la prevención. Esa es una verdad de la que eres plenamente consciente en el momento en el que te sale tu primera arruga y piensas “¿por qué no me habré cuidado más?”. Aunque pongamos en práctica algunos trucos para parecer más joven, como darle más volumen a tu pelo o cubrir las canas, otra certeza ineludible es que las arrugas, tarde o temprano o llegarán. La clave o lo que todos buscamos con tratamientos y rutinas de cuidado más completas es retrasar ese momento lo máximo posible. Y como no hay mejor estrategia que conocer a fondo al enemigo para vencerlo, ha llegado el momento de convertirse en un experto en arrugas. Conocer los diferentes tipos que existen y cómo se producen, es lo primero que tienes que hacer para prevenirlas y atacarlas con el tratamiento de estética que mejor responda cuando llegue el momento. El doctor Moisés Amselem, de la clínica Amselem Médicos Estéticos, diferencia entre dos grandes grupos: las arrugas estáticas y las dinámicas. Pero, ¿en qué se diferencian y cómo se trata cada una de ellas?

Por qué se producen las arrugas estáticas y cómo se previenen

Son las que se producen, básicamente por la edad. A partir de unos años, nuestra piel pierde la capacidad de generar colágeno y elastina y sus estructuras se debilitan. Se produce así una flacidez y descolgamiento de las estructuras faciales por pérdida de volumen y distensión de los músculos, ligamentos y estructuras retenedoras. Pero también se pueden producir por la manera en la que dormimos, sobre todo, si dormimos de lado, se genera una zona de presión que acaba desencadenando arrugas verticales frontales o los surcos nasogenianos, conocidos como “líneas de marioneta”. El tabaco o el alcohol pueden acelerar su aparición.

El doctor Moisés Amselem, de la clínica Amselem Médicos Estéticos, recomienda tratar la flacidez recuperando volumen con ácido hialurónico o inductores de colágeno, y mantener la firmeza con hilos tensores. Otra recomendación es inyectar periódicamente complejos vitamínicos e intentar cuidar la presión sobre determinadas zonas al dormir.

Paloma González, directora de la Clínica Chamberí, aconseja infiltraciones de ácido hialurónico reticulado, “un material de relleno totalmente biocompatible que hincha la matriz extracelular y rellena las arrugas”.

Por qué se producen las arrugas dinámicas

Photo credit: Charday Penn - Getty Images
Photo credit: Charday Penn - Getty Images

Las arrugas dinámicas son todas las que aparecen por culpa de los gestos que hacemos con la cara de manera voluntaria o involuntaria: fruncir el entrecejo por el sol, gesticular, reírnos… Son, por ejemplo, las conocidas como patas de gallo.

“Son las que se generan en áreas muy móviles, como la frente y el contorno de los ojos. El tratamiento estrella es la toxina botulínica, puesto que consigue paralizar los músculos (sin ‘congelar’) e inhibe o previene la formación de la arruga. También son eficaces los ultrasonidos y la radiofrecuencia”, apunta la doctora Paloma González Rodríguez, directora de la Clínica Chamberí. Esos serían los dos grandes grupos de arrugas, pero además nos podemos encontrar con otros tipos:

1. Las arrugas de deshidratación

Estas son líneas finas que aparecen en todo el rostro, en las manos y en la zona del escote cuando a la piel le empieza a costar mantener sus niveles de agua. La doctora recomienda en este caso tratar estas arrugas con inyectables revitalizantes ricos en vitaminas y minerales”.

2. Arrugas de fotoenvejecimiento

No ponerse un protector solar en el rostro, potente y a diario, no solo es perjudicial para la salud, sino que además hará que te aparezcan este tipo de arrugas, que son las que desaparecen cuando estiramos la piel y el paso previo a la arruga profunda o estática. La doctora Paloma González, recomienda en este caso un “peeling médico renueva la superficie de la piel, acelera la renovación celular y alisa este tipo de arruga”, además claro está de utilizar fotoprotección a diario.

Todos estos tratamientos estéticos son perfectos para atacar a la arruga, una vez que esta ha aparecido, pero también es un buena forma de prevenir porque, tal y como apunta el doctor Moisés Amselem, "la medicina debe ser más preventiva que curativa". Y, por supuesto, tener una rutina de cuidado facial completa, con sérum y crema antiarrugas es la base para una piel más joven durante más tiempo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente