¿Cuánto dice haber perdido Johnny Depp a consecuencias de las acusaciones de Amber Heard?

·3 min de lectura
Photo credit: JONATHAN ERNST - Getty Images
Photo credit: JONATHAN ERNST - Getty Images

El juicio por difamación que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard continúa provocando todo tipo de titulares. La posibilidad de seguir en directo (a través de YouTube gracias al canal Law&Crime Network), ha convertido la desagradable causa en toda una fiesta popular, enrarecida aún más por las encendidas defensas que los acólitos de cada una de las estrellas hacen de sus ídolos, independientemente de lo que la realidad parece ir demostrando en ambos casos.

Depp, que en este caso es el demandante, acusa a Heard de difamación por un artículo de opinión publicado en The Washington Post en 2018 en el que, aunque nunca se mencionó el nombre del actor, sí subrayó que ella era una “figura pública que representa el abuso doméstico”. Teniendo en cuenta la turbulenta relación que mantuvo desde 2009 con Depp, que terminó en la solicitud de una orden de alejamiento en 2016, no se tardó en conocer públicamente el nombre del “abusador”.

Photo credit: JONATHAN ERNST - Getty Images
Photo credit: JONATHAN ERNST - Getty Images

“Mi objetivo es la verdad porque me mataba que toda esa gente que había conocido a lo largo de los años pensara que yo era un fraude”, declaró el intérprete que, según su agente, había a un acuerdo verbal verbal con Disney que ascendía a 22,5 millones de dólares por rodar la sexta entrega de 'Piratas del Caribe'.

Depp considera que todo aquello, más las constantes y ya directas acusaciones de la actriz sobre los malos tratos sufridos, comenzaron una campaña de desprestigio contra él que le han convertido en un “paria” dentro de la industria. Aduciendo que lo que cuenta sobre sus abusos y consumo de sustancias son relatos “descaradamente embellecidos”, atribuye como prueba de los efectos que han causado en su carrera el anuncio de Disney sobre su salida de la saga.

Photo credit: Disney
Photo credit: Disney

Recordemos que 'Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra' (Gore Verbinski, 2003), la joya de la corona del regreso triunfal al género de piratas de la industria -qué injusticia lo de la brillante 'La isla de las cabezas cortadas' (Renny Harlin, 1995)-, contaba con un Depp que clavó su papel como el ya imborrable Jack Sparrow, tremendamente bien acompañado por y Orlando Bloom, Keira Knightley y Geoffrey Rush.

El propio Verbinski se encargó de las dos secuelas buenas, ‘Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto’ (2006) y ‘Piratas del Caribe: En el fin del mundo’ (2007) para, más adelante, apartarse elegantemente de la ecuación y dejar que Disney estirase el chicle como pudiese con directores con necesidad de acumular favores. Y la taquilla siguió respondiendo con las deslavazadas ‘Piratas del Caribe: En mareas misteriosas’ (Rob Marshall, 2011) y ‘Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’ (Joachim Rønning, Espen Sandberg, 2017), pero al miedo a una próxima curva descendente de ingresos se sumaron los problemas dentro y fuera de set con su estrella.

Depp se había vuelto incontrolable. Las dificultades para rodar con el actor se volvieron públicas cuando su divorcio de Heard empezó a ocupar portadas que, poco a poco, nos demostraban el carácter violento del actor en el ámbito doméstico y su desatado abuso de sustancias.

Photo credit: JIM WATSON - Getty Images
Photo credit: JIM WATSON - Getty Images
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente