¿Cuántas veces al día deberías dar de comer a tu perro?

·4 min de lectura
Photo credit: Jaromir Chalabala / EyeEm - Getty Images
Photo credit: Jaromir Chalabala / EyeEm - Getty Images

Una de las cosas más importantes al tener en cuenta la salud de tu perro es su alimentación. Muchas de las investigaciones veterinarias se centran en cómo afectan las distintas clases de pienso a su bienestar según la raza del perro, la edad, su estado de salud y su actividad física. O en cuánta cantidad conviene que coman al día. Se sabe, por ejemplo, que incluso si se opta por proveerles de alimentos naturales hay determinados platos que conviene evitar, como los que podrían producir lesiones por un hueso de pollo astillado. También se sabe que conviene que las comidas estén distribuidas en varios momentos a lo largo del día, igual que nosotros, y que eso de dejarles una cantidad ingente o barra libre para que el perro se la distribuya como quiera nunca sale bien, sorpresa. Lo que no está tan claro entre la comunidad científica es cuántas veces al día es más conveniente alimentarlos. Si fuera por tu mascota, muchas; pero investigaciones recientes apuntan en la dirección contraria.

El consenso establecido entre los veterinarios indica que lo más conveniente, como recomendación estándar, es realizar dos ingestas de comida al día por cada perro. No obstante, un estudio recién publicado en GeroScience por el Dog Aging Project (‘Proyecto del envejecimiento del perro’) sugiere que reducirlo a una única comida al día puede beneficiar un mejor envejecimiento de la mascota.

La investigación ha sido realizada por un equipo interuniversitario liderado por Emily E. Bray y trabaja con los datos de más de 10.000 perros de compañía de ambos sexos, de todas las edades, tamaños y razas recopilados en los últimos tres años. Querían ver si, igual que se ha comprobado que el ayuno intermitente y la alimentación restringida tiene efectos positivos en humanos (y muy estudiados en ratones), sucede lo mismo con el mejor amigo del hombre.

Los resultados son, en principio, favorables a reducir la alimentación a una única comida al día. Los perros que siguieron un ayuno intermitente obtuvieron puntuaciones medias más bajas en una escala de disfunción cognitiva, es decir, que envejecieron mejor, y mostraron menos probabilidades de tener problemas gastrointestinales, dentales, ortopédicos, renales y de hígado o páncreas. En cuanto a otras enfermedades comunes, como el cáncer o trastornos de circulación y neurológicos, no se encontraron diferencias significativas.

No obstante, se trata del primer estudio de tan amplio alcance sobre la alimentación restrictiva de los perros y sus resultados son preliminares. Por grande que sea la muestra, los datos están proporcionados por los propios dueños de los perros y puede que no hayan sabido recolectarlos sin sesgos y también es posible que haya habido otras variables extrañas que los investigadores no hayan tenido en cuenta. Por todo ello, los mismos investigadores recomiendan que, hasta que haya suficiente evidencia para cambiar el protocolo estándar, se mantengan las dos tomas diarias establecidas hasta el momento.

Photo credit: NickyLloyd - Getty Images
Photo credit: NickyLloyd - Getty Images

Entre las contraindicaciones de reducir la alimentación del perro a una sola toma, algunos veterinarios consultados por Hipertextual han indicado que hay que tener en cuenta, más que nada, las circunstancias del animal concreto. Especialmente relevante resulta su edad, dado que el ayuno puede producir en cachorros (con los que se recomiendan hasta 4 tomas de menor cantidad al día) o en perros enfermos casos de hipoglucemia.

En otros casos, y si no se controla la alimentación intermitente, también pueden producirse los llamados vómitos de ayuno. Tampoco hay que ignorar que, especialmente en las razas más ansiosas de perros, las restricciones de este tipo convienen gestionarlas con un especialista en conducta para tratar la ansiedad asociada a la comida. Y luego está la irresistible mirada de los perros cuando te piden comida, pero eso ya sí que es problema de cada uno.

Por otro lado, a favor del ayuno intermitente, investigaciones recientes han señalado que el problema más comúnmente asociado al ayuno, la torsión de estómago (causa directa de graves problemas al presionar los vasos sanguíneos), tiene una causa multifactorial que no está relacionada directamente con los tiempos de la alimentación sino con otros factores como la edad y el desgaste orgánico.

¿Cuántas veces, entonces, deberías alimentar a tu perro? Siempre tantas como te recomiende le veterinario, que es quien mejor conoce a tu mascota, y en caso de duda: dos. Pero si en unos años cambia el protocolo y te recomiendan bajarlo a una sola toma para que tu perrito envejezca mejor, será con una sólida base científica y por su bien.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente