Cuándo debemos preocuparnos por el dolor durante la menstruación y cuándo no

·5 min de lectura
mujer con dolor
mujer con dolor

La mayoría de las mujeres experimentan dolor como parte de su ciclo menstrual mensual.

Por lo general, este dolor se siente como calambres abdominales, que pueden extenderse a la espalda, los muslos, las piernas y otras partes del cuerpo.

Y puede padecerse de forma moderada y constante durante el período, o como espasmos más fuertes y dolorosos.

Las mujeres también pueden experimentar náuseas, diarrea y dolores de cabeza.

Lo cierto es que el dolor durante el período varía enormemente entre las mujeres, desde el lugar exacto del cuerpo donde se siente, hasta la intensidad con que se presenta.

¿Por qué duele el período menstrual?

"Entre un 30 y 50% de las mujeres tienen períodos dolorosos, y algunos son tan fuertes que afectan sus vidas", le explica a la BBC la doctora Katy Vincent, investigadora de dolor en el Departamento Nuffield de Salud Reproductiva y de la Mujer de la Universidad de Oxford, Inglaterra.

"Cuando tenemos el período se contrae el útero para que pueda salir la sangre", explica.

"Y esa sensación como de aturdimiento o mareo que se siente, que está asociada a la expulsión del coágulo, es probablemente el cuello del útero que se abre un poco para dejar pasar ese coágulo y esto va acompañado de una contracción".

También se sabe que durante el período ocurre mucha inflamación.

Los tejidos del útero liberan sustancias químicas que causan dolor y, al mismo tiempo, el organismo produce las llamadas prostaglandinas, que aumentan durante el período menstrual.

Las prostaglandinas son compuestos grasos que se producen en las células y tienen una amplia variedad de funciones en el organismo.

Por ejemplo, durante la menstruación, provocan la contracción de los músculos del útero e intervienen en la respuesta inflamatoria, que causa dolor.

Las prostaglandinas no son hormonas, pero a menudo se las asocia a ellas por la forma como funcionan.

"Definitivamente pensamos que las prostaglandinas son uno de los factores que contribuyen al aumento de la inflamación y el dolor durante el período", señala la doctora Vincent.

Pero ¿cuál es la función de esta inflamación y el dolor que causa?

"La inflamación tiene muchas funciones positivas. Cuando te lesionas ocurre una inflamación que lleva a cabo un proceso que ayuda al tejido a sanar y te hace consciente de que la lesión duele para proteger ese tejido mientras está sanando", dice Vincent.

Es un proceso necesario que permite al organismo repararse a sí mismo.

Así, durante la menstruación, todos los calambres y todo el dolor son resultado de las prostaglandinas que están ayudando al revestimiento del útero a sanar adecuadamente y asegurándose de que todo el fluido menstrual sea expulsado del útero.

El problema ocurre cuando esté proceso ocurre en cantidades excesivas.

Mujer con dolor
Mujer con dolor

Cuándo preocuparse por el dolor menstrual

Para muchas de las mujeres que sufren dolor durante el período, este puede aliviarse con analgésicos o antiinflamatorios.

Pero en algunos casos el dolor menstrual puede ser causado por un trastorno médico subyacente.

Uno de estos trastornos son los fibromas uterinos, también llamados miomas, que son tumores no cancerosos que pueden crecer dentro o alrededor del útero y pueden hacer que los períodos sean abundantes y dolorosos.

El dolor menstrual también puede deberse a una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), una infección bacteriana del útero, las trompas de Falopio o los ovarios.

Muchas veces la EIP es causada por las bacterias de infecciones de transmisión sexual, como la clamidia y gonorrea. Y tener relaciones sexuales sin protección con alguien que tenga estas infecciones puede causar una EIP.

También puede ocurrir dolor durante el período debido al dispositivo intrauterino que se utiliza como anticonceptivo y se inserta en el útero para evitar embarazos.

Pero quizás una de las causas más importantes de dolor pélvico es la endometriosis.

Posibles causas de períodos menstruales dolorosos

  • Endometriosis

  • Miomas

  • Dispositivo intrauterino (DIU) hecho de cobre

  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)

  • Síndrome premenstrual (SPM)

  • Infección de transmisión sexual

Fuente: Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EE.UU.

Qué es la endometriosis

"Definimos la endometriosis como la presencia de tejido del revestimiento del útero -el endometrio- fuera del útero, en lugares anormales como en la zona de la pelvis, los ovarios, la vejiga o el intestino", le explica a la BBC Andrew Horne, profesor de Ginecología y Ciencia Reproductiva de la Universidad de Edimburgo, Escocia, quien ha estado investigando las causas de la endometriosis.

Además del dolor pélvico, esta enfermedad, que afecta a entre el 6 y 10% de mujeres, puede provocar problemas para concebir y para llevar un embarazo a término.

Aún no se logra entender con exactitud cuál es la causa de la endometriosis, pero puede tener un impacto enorme en la vida de las mujeres que la sufren.

"No debemos subestimar el impacto que puede tener la endometriosis. Realmente es una enfermedad terrible para la gente que la sufre", señala Andrew Horne.

"Pero nuestro entendimiento de por qué esta enfermedad causa dolor es bastante limitado".

Gráfico que muestra endometriosis
La endometriosis es la presencia de tejido del revestimiento del útero -el endometrio- fuera del útero.

Como explica el experto, uno de los principales problemas que enfrentan las mujeres con esta enfermedad es la dificultad para diagnosticarla.

"Los síntomas de la endometriosis a menudo son descartados porque se piensa que son normales (en la menstruación)", señala.

"El otro gran problema es que la endometriosis a menudo presenta los mismos síntomas que otros trastornos, como el síndrome del intestino irritable o síndrome de vejiga dolorosa. Así que no es una enfermedad fácil de diagnosticar".

Síntomas de la endometriosis

El síntoma "clásico", explica el profesor Horne, es el dolor pélvico durante la menstruación, pero este dolor también puede surgir fuera del período, al defecar, al orinar o durante el acto sexual.

Además, la endometriosis no se puede diagnosticar con un escáner o con un análisis de sangre. Solo hay una forma de poder confirmar la presencia de la enfermedad: con una laparoscopía.

Esta es una cirugía en la que se realiza una pequeña incisión abdominal donde el cirujano introduce un instrumento de observación -laparoscopio- para poder detectar la endometriosis dentro de la cavidad pélvica.

No hay una cura para la endometriosis, solo pueden ofrecerse tratamientos para aliviar los síntomas.

Se pueden eliminar los crecimientos endometriales con una cirugía o se puede practicar una histerectomía para la extirpación de todo el útero. Y también existe un tratamiento hormonal.

Pero el objetivo de la investigación de la endometriosis es desarrollar una cura para este trastorno, un fármaco o un tratamiento que pueda detener la enfermedad y aliviar el dolor de muchas mujeres.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.