Cruzada británica contra la homeopatía, ¿se equivocan o es realmente un placebo?

La falta de efectividad de las hierbas medicinales ha provocado la retirada de estos productos de la Sanidad Pública Británica. ¿Qué está ocurriendo? ¿Nos han estado vendiendo humo?

Los remedios homeopáticos se fabrican a partir de diluciones de extractos de hierbas y reducciones con productos de origen natural.
Los remedios homeopáticos se fabrican a partir de diluciones de extractos de hierbas y reducciones con productos de origen natural.

Las nuevas normas británicas mencionan 18 tratamientos que no se deben prescribir en general y establece medidas para limitar la prescripción de alrededor de 3.200 productos, como gotas para los ojos, jarabes para la tos y crema solar, que se pueden comprar sin receta en farmacias y supermercados.

Otros tratamientos que podrían ser prohibidos en breve por el NHS incluyen tratamientos a base de hierbas, apósitos de lidocaína, ácidos grasos omega-3 y uso sin licencia del analgésico co-proxamol, que fue retirado del mercado en 2007 debido a problemas de seguridad.

En marzo se reveló que los planes de reducción del gasto farmacéutico podrían prohibir a los médicos del NHS que faciliten vacunas para viajes o prescriban pastillas contra la alergia o alimentos sin gluten para celíacos.

Según el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes y tal y como cuenta al Independent la profesora Helen Stokes-Lampard, presidenta del Royal College of General Practitioners, que engloba a los profesionales de Medicina General en el Reino Unido, “no existe ninguna prueba de que (la homeopatía) funcione más allá del placebo”.

Una decisión polémica que deja entrever que la permisividad que ha existido en los últimos años con la homeopatía puede estar llegando a su fin, y que el colectivo médico está tomando “medidas seguras y sensatas” .

Pero, ¿qué va a pasar en Europa? ¿Sentarán precedente las nuevas directrices del Servicio Nacional de Salud (NHS)?

No te olvides de hablar con el médico antes de combinar remedios homeopáticos con medicamentos recetados.
No te olvides de hablar con el médico antes de combinar remedios homeopáticos con medicamentos recetados.

En el caso español, los médicos consideran que es necesario informar a los ciudadanos desde los medios de comunicación y desde la Administración sanitaria de que los productos homeopáticos no son medicamentos.

Hasta hace poco tiempo solo se acusaba a la homeopatía de falta de efectividad y ausencia de evidencias científicas que justificaran su utilización, pero había una cierta tendencia permisiva por su inocuidad y posible efecto placebo.

Frente a ello, voces como la del Dr. José Ignacio Landa García, cirujano general y del aparato digestivo y miembro del Consejo Asesor del CGCOM alertan de casos en los que se ha utilizado como medicina alternativa a los tratamientos médicos actuales, con resultados fatales que están causando alarma. Pero es que además su inocuidad está siendo también cuestionada, demostrándose en ocasiones un desconocimiento y falta de control de sus principios activos.

En estos últimos meses se han sucedido hechos importantes y lamentables, como el recientemente ocurrido en Italia el pasado mayo, con la muerte de un niño por una otitis mal tratada con productos homeopáticos y no con los adecuados antibióticos.

El pasado noviembre las tres sociedades científicas farmacéuticas españolas (Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria y Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria), advertían que no existía ninguna evidencia de que la homeopatía funcionara más allá del efecto placebo y creían que no debería permitirse su venta como medicamento.

En diciembre, 18 Sociedades Científicas Españolas, tomaron también postura al reconocer solo un posible efecto placebo a los productos homeopáticos, considerando que nunca deberían ser prescritos, ni ser considerados como una terapia alternativa.

También estos últimos meses, algunos Colegios Oficiales de Médicos están suprimiendo actividades, grupos y secciones dedicadas a la homeopatía. Algunas Universidades de nuestro país, la última la de Barcelona recientemente, han suspendido sus cursos postgrado sobre homeopatía pese a los ingresos que les suponía, por falta de evidencias científicas.

La Real Academia Nacional de Farmacia ha publicado en mayo un documento muy clarificador, que considero importante para que la administración tome de una vez una posición respecto a los productos homeopáticos y revisa la situación actual de la homeopatía en cuarenta apartados, finalizando con once conclusiones.

Se han llevado a cabo numerosos intentos de dar una base científica a la homeopatía. Ninguno de ellos ha dado frutos. La base de la homeopatía es que el principio activo se divide en cientos de partes, hasta el punto de que su concentración sea insignificante. Sus partidarios opinan que un medicamento en pequeñas dosis mantiene su eficacia, mientras que los detractores aseguran que la homeopatía no puede tener ningún efecto.
Se han llevado a cabo numerosos intentos de dar una base científica a la homeopatía. Ninguno de ellos ha dado frutos. La base de la homeopatía es que el principio activo se divide en cientos de partes, hasta el punto de que su concentración sea insignificante. Sus partidarios opinan que un medicamento en pequeñas dosis mantiene su eficacia, mientras que los detractores aseguran que la homeopatía no puede tener ningún efecto.

Definen la homeopatía como “un método terapéutico alternativo que utiliza productos de origen natural: animal, vegetal o mineral que se administran en dosis infinitesimales, bajo la denominada “Ley de los similares. Se desconoce el mecanismo de acción de los productos homeopáticos, no mantienen la relación dosis-respuesta y no hay pruebas científicas que justifiquen su utilización clínica”.

Pero lo realmente grave, concluyen, es que pueden crear falsas expectativas, sustituir a los tratamientos con eficacia demostrada, retrasar la consulta médica, etc. y sobre todo, pueden poner en riesgo la salud de las personas.

En una reciente publicación de la revista JAMA (Journal of the American Medical Association), se ha hecho público un informe de investigación de los últimos seis años de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), sobre algunos productos homeopáticos utilizados para aliviar la dentición en lactantes y niños. Además de llamativos efectos adversos recogidos en más de 400 informes, que iban desde la somnolencia a la agitación e irritabilidad, recogieron diez fallecimientos.

Se descubrieron en estos productos homeopáticos cantidades variables de Belladona (contiene alcaloides como la atropina) causante de los efectos adversos. Ahora, a pesar de los miles de millones de dólares que mueve esta industria en EEUU, estos “remedios homeopáticos” deberán advertir en sus etiquetas a sus posibles usuarios, que no existen evidencias científicas de su efectividad.

Un paso más el del Ministerio de Salud de Australia, que acaba de hacer público un documento sobre la regulación de venta de medicamentos en farmacias (Review of Pharmacy Remuneration and Regulation – Interim Report – June 2017) con base en un informe del Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica (NHMRC) de Australia de 2015. Muy claramente dice que “las personas que eligen la homeopatía pueden poner su salud en riesgo si rechazan o retrasan tratamientos para los cuales hay una buena evidencia de seguridad y eficacia”.

Frente a esto, Alemania, uno de los mercados más importantes de productos homeopáticos, continúa avalando la homeopatía a la que considera una terapia alternativa como la “naturopatia”, que emplea una serie de prácticas calificadas como “naturales”, “no invasivas” y promotoras de “autocuración” (famosa por retrasar el tratamiento del cáncer de páncreas que padeció Steve Jobs en el año 2004 que finalmente le causo la muerte).

Ahí queda eso. No sé cómo lo verás tú; por mi parte la próxima vez que acuda al médico o a la farmacia por algún problema de salud reguntaré por medicamentos y tratamientos realmente probados y eficaces, ¿y tú?

También te puede interesar:

Otro (falso) producto milagro: el café con ‘viagra natural’ para inducir erecciones, ¡no lo pruebes!

Alerta sanitaria en España por “Dulce Revolución”, el timo del último charlatán curandero