Crudo avanza ante incertidumbre por acuerdo entre EE.UU. e Irán

·2 min de lectura

(Bloomberg) -- El crudo subió al máximo en más de una semana durante una volátil sesión de verano, a medida que los inversionistas siguen sopesando las conversaciones sobre el acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán y el posible impacto que tendría en la demanda una desaceleración económica.

Los futuros del West Texas Intermediate superaron los US$90 dólares este lunes en medio de un retorno del sentimiento alcista después de la reciente caída del petróleo. La incertidumbre en torno al suministro iraní ayudó a que el crudo subiera en un mercado donde la escasez se ha visto exacerbada por las sanciones a la energía rusa. La Unión Europea presentó un borrador de texto para revivir el acuerdo nuclear de 2015, y EE.UU. e Irán tienen un par de semanas para decidir si aceptarlo, dijeron el lunes funcionarios europeos con conocimiento de las negociaciones.

Las conversaciones sobre el posible retorno del suministro iraní continúan desconcertando al mercado, dijo Rebeca Babin, operador sénior de energía en CIBC Private Wealth Management. Al mismo tiempo, “el volumen de negociación sigue siendo bastante tibio por lo que no se necesita mucho para mover el mercado en este momento”, agregó.

Los datos publicados durante el fin de semana mostraron que las importaciones de crudo chinas aumentaron en julio desde el nivel más bajo en cuatro años, a medida que la actividad de viajes y transporte mejoró después de que se relajaron las restricciones por el covid-19. Aun así, el total del país hasta la fecha sigue siendo aproximadamente un 4% más bajo.

Mientras tanto, una de las voces más optimistas del mercado, Goldman Sachs Group Inc., recortó sus pronósticos de precios a corto plazo. El banco esperaba previamente un precio de US$140 para el Brent en el tercer trimestre, pero ahora prevé uno de US$110. Sin embargo, dijo que sigue siendo alcista, ya que las existencias continúan disminuyendo y los precios aún no han alcanzado un nivel en el que la demanda desaparezca.

El crudo está “abajo, pero no fuera”, analistas de Goldman, incluido Damián Courvalin, dijeron en una nota del 7 de agosto. “Seguimos esperando que el mercado del petróleo permanezca en déficits insostenibles a los precios actuales”.

El crudo ha tenido una montaña rusa en 2022, el precio se disparó en los primeros meses del año después de la invasión rusa de Ucrania y luego se hundió a partir de junio al tiempo que aumentaron las preocupaciones de una desaceleración global. La inflación elevada ha llevado a los bancos centrales, incluida la Reserva Federal, a aumentar las tasas de interés, y inversionistas apuestan a que vendrán más alzas para la segunda mitad del año.

Nota Original:

Oil Rallies in Choppy Trading Amid Iran Uncertainty, Thin Volume

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.