Se buscan voluntarios para poner a prueba las medidas anti-COVID a bordo de un crucero

M. J. Arias
·3 min de lectura

Viajar en tiempos de coronavirus se ha complicado, especialmente cuando de hacer cruceros se trata. Meterse una semana en un barco para ir de un lugar a otro con cientos de personas no solo no es recomendable, sino que en algunos lugares se ha llegado a prohibir y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) califican la actividad como “arriesgada”. Por eso, y para probar las medidas de seguridad establecidas a bordo y demostrar si son eficaces, desde Royal Caribbean se han lanzado a la búsqueda de voluntarios para un crucero simulado.

La llamada de Royal Caribbean en busca de voluntarios para un crucero en el que poner a prueba las medidas de seguridad y control por el coroanvirus ha sido un éxito. (Foto:  mpi04/MediaPunch /IPX)
La llamada de Royal Caribbean en busca de voluntarios para un crucero en el que poner a prueba las medidas de seguridad y control por el coroanvirus ha sido un éxito. (Foto: mpi04/MediaPunch /IPX)

Según publica el sitio Euroweeklynews, a las navieras se les ha exigido la realización de cruceros simulados antes de poder comercializarlos con total seguridad reduciendo el riesgo de contagio por coronavirus al mínimo. Por eso, desde Royal Caribbean, que llevan tiempo trabajando en el tema a la espera de poder reanudar la oferta pronto, han lanzado un formulario online a través de su web para reclutar a personas interesadas en enrolarse con ellos en los simulacros haciendo que estos sean más reales.

El requisito básico que se les pide a quienes se inscriban, que aseguran que ya han sido 100.000 personas desde que se abriese la inscripción hace solo unos días, es ser mayor de edad. También no tener ninguna enfermedad que pueda complicarse si el portador se contagia por coronavirus. En el formulario se puede ver que se pregunta por los datos personales y también cuántos acompañante se sumarían a la aventura en caso de ser seleccionado.

Aunque aún faltan muchos detalles por aclarar, son varios los sitios que han asegurado que lo más probable es que el crucero parta de Florida con destino a la isla de CocoCay en Bahamas, que es propiedad de Royal Caribbean.

Estos simulacros son un requisito impuesto por los CDC para la comercialización de cruceros y se pide a las compañías que en su realización se deje bien claro a los participantes que se está “participando en una simulación de protocolos de salud y seguridad no probados”.

Durante estos cruceros de prueba se deben “replicar las condiciones de navegación a bordo del mundo real” y testar los protocolos de seguridad y prevención, pero también de contención de un posible brote. Antes ya habían publicado en sus recomendaciones que “navegar durante una pandemia es una actividad intrínsecamente arriesgada”.

Ha sido Michael Bayley, presidente y CEO de Royal Caribbean, quien ha asegurado a través de su página en Facebook que el llamamiento había sido un éxito con 100.000 inscripciones en pocos días. Por su parte, Jonathon Fishman, portavoz de la compañía, se felicitó porque esta, dijo, “tiene algunos de los huéspedes más leales en la industria de los cruceros, y estamos encantados con su interés en participar en nuestros viajes de prueba simulados”.

Añadió también que por ahora quedan “muchos detalles que resolver para asegurarse de que la experiencia de todos a bordo sea lo más segura y agradable que podamos” y que de momento no hay una fecha establecida para este crucero con voluntarios. Una de las cosas que aún está en el aire es si el viaje será totalmente gratuito o se cobrará alguna parte a los viajeros. Aunque el hecho de que se hable de 'voluntarios' apunta a lo primero.

EN VÍDEO | COVID-19 y la industria de cruceros: por qué se están desmantelando estos enormes barcos