Croquetas: lo que cuesta quemar una ración

Dish, Food, Cuisine, Ingredient, Arancini, Fried food, Falafel, Meatball, Hushpuppy, Croquette,
Croquetas: así se comen, así se quemanWestend61 - Getty Images

No hay nada que dé más alegría que comerse una croqueta, y eso lo sabemos todos. Ya sean gourmet o (aún más) las que hace tu abuela. Pero, ¿qué hay de fit en una croqueta? No te vamos a mentir, poco. Pero hoy, 16 de enero, es el Día Internacional de la Croqueta y hay que celebrarlo como se debe.

Pero, después de la ración de croquetas variadas que te vas a meter entre pecho y espalda, es el momento de que vuelvas a la realidad, y es tan cruda como que vas a tener que quemarlas en el gimnasio si no quieres que causen estragos en tu entrenamiento.

No queremos deprimirte pero a continuación te dejamos una tabla con las calorías que más o menos suele tener cada tipo de croqueta, según la plataforma Myfitnesspal. Que no te desanime, disfrútalas, merece más la pena triturarlas en el gimnasio que privarte de este placer.

  • Croquetas de jamón: 53 calorías.

  • Croquetas de atún: 53 calorías.

  • Croquetas de cocido: 55 calorías.

  • Croquetas de pollo: 56 calorías.

  • Croquetas de boletus: 59 calorías.

¿Existe la croqueta 'fit'?

Si quieres prevenir, ya que vas a comer croquetas que sean de jamón, que además están buenísimas. Pero siempre puedes ponerte el delantal de chef y darle rienda suelta a la imaginación. Por ejemplo, en vez de fritas, al horno, y no están nada mal si se rellenan de verduras.

Para hacer la bechamel opta por alternativas más saludables, harinas integrales, leche vegetal... Cada caloría de menos, ¡cuenta!

Pero vamos, que no, no existe. (Cómo contar y calcular las calorías de los alimentos).

¿Qué tengo que hacer para quemar una ración de croquetas?

Supongamos que hoy vas a celebrar con tu familia este día tan especial en el calendario y pedís una ración para compartir. De media, sabemos que te vas a comer entre 4-6, porque claro, hay que darlo todo. Pues haciendo números esto es lo que tienes que hacer para fulminar esas calorías y que tus abdominales sigan intactos. (Los 25 mejores ejercicios de abdominales para tu core).

Hagamos números. Una croqueta tiene de media 55 calorías, multiplicadas por las 6 croquetas que sabemos que te vas a comer, equivale a un total de 330 calorías que vas a meter en tu cuerpo en forma de delicia culinaria.

Te dejamos tres buenas opciones para conseguirlo:

  • Puedes hacer 42 minutos de bici: una clase de spinning y todo volverá a la normalidad.

  • También 30 minutos corriendo: ya sea en la cinta o en el asfalto.

  • Y ya, si te pones muy creativo, tienes que hacer 108 minutos de limpieza (1 hora y 48 minutos). Vamos, una sesión de limpieza profunda agachándote a limpiar debajo del sofá y detrás de todos los muebles.

Dicho esto, y sabiendo lo que conlleva comerse una croqueta, no se tú, pero nosotros pensamos que merece totalmente la pena el "sacrificio". Disfruta de tu ración de croquetas que ya las quemarás con mucho gusto otro día.

Croquetas: los tres errores que cometemos al hacerlas

Artesanas, caseras y con ingredientes de máxima calidad, en gran cantidad de restaurantes de todo el país puedes disfrutar de ellas. Y estos son los errores que cometemos al hacerlas

Ander Uribe, responsable de marketing online de www.croquetasricas.com, señala tres:

1/ Utilizar ingredientes de baja calidad: “La materia prima es una parte fundamental para las croquetas y se puede marcar la diferencia con eso. Hay que utilizar ingredientes buenos como leche entera de vaca, mantequilla, harina y gran porcentaje del ingrediente principal (jamón ibérico, boletus, queso, etc). Igualmente importante es la masa resultante, debemos dejarla enfriar una vez elaborada, y que repose. Cuánto más fría, más fácil será luego trabajar con ella”.

2/ No cocinar bien la harina haciendo la bechamel: “Hay que cocinar bien la harina con la mantequilla para que esta pierda su sabor a crudo, esto es muy importante al empezar a hacer nuestra salsa bechamel. Además debemos impedir que se corte o se formen grumos, removiendo constantemente. La leche añadida, debe estar caliente”.

3/ Aceite a baja temperatura: “Cuando hay que freír unas croquetas en una sartén o freidora, es imprescindible además de echar abundante aceite, que esté muy caliente (entre 180-190ºC). La elección del aceite de oliva, también es primordial, y la cantidad a utilizar, no conviene ser rácanos en este aspecto”.