Critican que 'Criadas y señoras' sea lo más visto en Netflix (EEUU) durante el movimiento Black Lives Matter

·5 min de lectura

Tras las últimas jornadas históricas vividas en EEUU con protestas y marchas a favor del movimiento Black Lives Matter tras la muerte de George Floyd, una película sobre sirvientas afroamericanas y sus jefas blancas se ha convertido en uno de los largometrajes más populares de Netflix en el país. Hablamos de Criadas y señoras, un drama que fue nominado al Óscar a mejor película protagonizado por Viola Davis, Octavia Spencer y Emma Stone.

Sin embargo, tras conocerse la noticia de su éxito en la plataforma, las redes reaccionaron enseguida en su contra sugiriendo otros títulos que capturan de forma más fidedigna y menos melodramática la experiencia racial que vive la comunidad afroamericana. Y es que Criadas y señoras se antoja poco acertada en estos momentos para aprender sobre el racismo sistémico que critica el movimiento dado el melodramatismo y foco de la trama con final feliz.

Cartel promocional de Criadas y señoras (Walt Disney)
Cartel promocional de Criadas y señoras (Walt Disney)

Son muchos los usuarios de redes sociales que han respondido a la noticia del éxito de Criadas y señoras en estos días. Precisamente muchas celebrities compartieron mensajes en sus perfiles hablando de su compromiso con la comunidad negra de “aprender y educarse” sobre el racismo sistémico vivido a lo largo de la historia, como Justin Bieber o Kylie Jenner, entre otros. Y si bien existen muchos largometrajes, series y documentales que retratan historias reales que permiten profundizar en ello, este drama de 2011 no sería el mejor ejemplo. Y así lo hicieron saber muchos usuarios a través de Twitter.

Esta película no va a enseñarles nada sobre la injusticia que vive la gente negra. Vayan a ver Enmienda XIII o Así nos ven” tuiteaba una usuaria. Y otros tuits como estos:

¿Por qué no es una película representativa del movimiento actual entonces? Porque la historia no está centrada en enseñar precisamente sobre ello. Criadas y señoras nos traslada al Misisipi de los años 60s cuando una joven periodista blanca llamada Skeeter (Emma Stone) se plantea escribir un libro sobre las criadas negras de su pueblo. De esta manera, la historia se centra en la relación que forma con dos de ellas, Aibileen (Viola Davis) y Minny (Octavia Spencer) y los secretos y sentimientos que le confiesan sobre su experiencia y maltrato, publicando la historia de forma anónima y provocando un escándalo entre las amas de casa. Si bien la cinta fue un éxito de taquilla y obtuvo cuatro nominaciones al Óscar -ganando el premio a mejor actriz secundaria para Octavia Spencer- la historia no deja se colocar al personaje de Emma Stone en el rol de “salvadora” para estas mujeres negras mientras las experiencias de las verdaderas protagonistas rellenan la trama sin ser la trama en sí misma. Es por eso que habiendo otras películas que ponen en evidencia de manera más realista o empática la experiencia del racismo en EEUU, puede resultar contraproducente que Criadas y señoras sea lo más visto.

Sin embargo, esta no es la primera vez que la película dirigida por Tate Taylor basada en la novela homónima de Kathryn Stockett (ambos blancos) es duramente criticada. A pesar de haber obtenido el aplauso de la crítica durante su estreno en el año 2011 y una taquilla favorable de 188€/$216 millones, la cinta fue perdiendo el favor de cierta parte de la audiencia con el paso del tiempo por su retrato edulcorado del racismo, pero también de una de sus protagonistas.

Viola Davis, quien dio vida a una de las criadas protagonistas, Aibileen, que ayudaba a una escritora (Stone) a capturar sus experiencias como sirvientas de amas de casa blancas, reconoció arrepentirse de aparecer en la película en 2018. Lo dijo durante una entrevista a The New York Times: “¿He hecho alguna vez papeles de los que me arrepiento? Si, Criadas y señoras está en esa lista”. Después de aclarar que su experiencia en el rodaje fue positiva, explicó: “sentí que al final del día no eran las voces de las criadas las que fueron oídas”.

Conozco a Aibileen. Conozco a Minny. Son mi abuela. Son mi madre. Y sé que si haces una película en donde toda la trama es querer saber cómo se siente trabajar para gente blanca y criar niños en 1963, entonces realmente quieres saber cómo te sientes al respecto. Pero nunca oí eso en el curso de la película”.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente