Crítica: Aladdín es un reboot entretenido, pero la verdadera heroína es Jasmín

Valeria Martínez

El ladrón pícaro de Disney, la princesa Jasmín, el villano Jafar, el mono, el loro y por supuesto el Genio de la lámpara regresan a los cines para removernos las entrañas con nostalgia, pero acercando la historia a un público nuevo compuesto por niños más exigentes con las tramas y efectos especiales.

Disney y la nostalgia cinéfila se han convertido en sinónimos para muchas generaciones. Y tras comprobar que en la era de los superhéroes, aun existe lugar para los cuentos de hadas más clásicos de la casa, el estudio continúa desempolvando sus historias a través de reboots en acción real. Este año ya vimos Dumbo y pronto será el turno de El rey león, pero antes aterriza en cartelera Aladdín.

Autor: Daniel Smith; © 2018 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.
Autor: Daniel Smith; © 2018 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.

Mena Massoud debuta en el mundo de los blockbusteres como el joven ladrón de la ciudad ficticia de Agrabah que tiene tres deseos tras frotar la lámpara y el primero es impresionar a la princesa. El joven actor imita los gestos y muecas de la versión animada y demuestra una facilidad nata delante de la cámara, actuando, bailando y cantando y, sobre todo, consiguiendo seguirle el ritmo a un peso pesado como Will Smith (Genio). Naomi Scott, a quien conocimos en Power Rangers y pronto veremos como una de las nuevas Ángeles de Charlie, se mete en la piel de una Jasmín diferente, la hija del sultán y princesa siendo el personaje que marca la diferencia.

El director de este reboot es nada menos que Guy Rithie, un nombre que sorprende a más de uno cuando recordamos su filmografía de tramas sociales cargados de testosterona, secuencias rápidas, violentas, callejeras y muy, pero muy masculinas. Ver su nombre detrás de un cuento de hadas de Walt Disney resulta extraño al principio, y como le pasó a Tim Burton con Dumbo, su huella es casi invisible. Estos directores tienen una seña de identidad muy particular. Es fácil detectar sus películas con solo verlas, como pasa por ejemplo con Danny Boyle, Terrence Malick, Pedro Almodóvar, etc. Son autores de su método y estética, y aquí Ritchie pasa casi desapercibido. Y aunque incluso coescribió el guion, los únicos momentos en que podemos encontrarlo son en las secuencias callejeras de Aladdín escapando de los guardias del palacio tras haber robado algo. Pero el cineasta quería hacer algo que sus hijos pequeños pudieran ver, y para ellos va esta película.

(c) 2019 Disney Enterprises Inc.  All Rights Reserved.
(c) 2019 Disney Enterprises Inc. All Rights Reserved.

Pero a diferencia de Cenicienta, El libro de la selva o La Bella y la Bestia, este reboot repite la táctica de Dumbo al adaptar la historia de manera que satisfaga a los nostálgicos pero también al público nuevo que se acerca a conocerla. Por eso no es un remake. Uno de los cambios es el cambio de color del Genio, que en la película animada estaba siempre de color azul con una caracterización que Robin Williams convirtió en icono. En esta ocasión, Will Smith toma el testigo consiguiendo algo que solo él podía conseguir: hacer el personaje tan suyo que el reemplazo no afecta el legado de Williams y abre otro para el personaje. Will lo da todo. Aporta drama y acción, se divierte, baila, canta y se transforma en el gran showman de este espectáculo. No en vano es el primer nombre que aparece en los créditos.

La alfombra mágica, el mono, el loro y el león que nunca parece comer nada (ni a nadie) también están en la historia, así como las canciones más clásicas del filme con Un mundo ideal erizándonos los vellos de todo el cuerpo. Pero la gran diferencia la marca Jasmín, una princesa renovada y feminista que no espera que su príncipe azul (o ladrón) la rescate. No solo sueña con romper las normas de su padre y casarse con quien ella quiera, eso es secundario, aquí ella aspira con ser la primera sultán mujer cambiando las reglas políticas. Y para demostrar su poderío, la película cuenta con una canción titulada Speechless que marca el momento en que decide no permitir que los hombres la sigan silenciado. Un momento muy Let it go, por cierto. Su presencia es tan poderosa gracias a la preciosa voz de Naomi, que por momentos la película bien podría haberse titulado Jasmín.

Si bien Jasmín fue de las primeras princesas Disney que formó parte del principio del cambio junto a Ariel y Bella, en esta ocasión el personaje va aun más lejos contando con una voz propia modernizada a la realidad que nos rodea. Es un personaje real, una mujer que sabe lo que quiere y puede conseguirlo solita sin la ayuda de ladrones, príncipes ni lámparas mágicas. Un nuevo role model para las jovencitas que vayan a ver la película y una princesa que, por fin, marca la diferencia.

Autor: Daniel Smith; © 2019 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.
Autor: Daniel Smith; © 2019 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.

27 años después Disney nos trae una película colorida, entretenida y que hará las delicias de los más pequeños, pero si conseguirá dejar huella es otro cantar. Uno de sus fallos está en haber americanizado una historia étnica. Si bien cuidaron la elección del reparto, no cuidaron igual esta faceta, convirtiendo al Genio, Aladdín y Jasmín en protagonistas que hablan como jóvenes californianos, mientras toda Agrabah tiene un fuerte acento.

El resultado es una película entretenida, que mantiene un ritmo colorido y aventurero. Ritchie traslada su aparente incomodidad con el género, o quizás inseguridad, resultando en escenas caricaturizadas que provocan una Insatisfacción extraña. Lo peor es la representación de Jafar, un villano que dejó huella en la versión animada pero que aquí parece más una caricatura extrema, sin arco ni profundidad, lejos del logro conseguido en 1992. Lo mejor es el despertar de Jasmín en una mujer feminista, con un mensaje claro y contundente, y un Genio que rinde homenaje pero se renueva con la maestría de Will Smith.

PUNTUACIÓN: 6/10

Para seguir leyendo:

¿Te apasiona el mundo de Disney? Estos son todos los remakes que veremos en los próximos años

Comparamos el tráiler de Aladdín con el clásico de 1992; ¡son casi idénticos!

El villano guaperas de Aladdín está haciendo temblar las redes