Cristina Pedroche y su vestido dejan en evidencia el morbo español

Cristina Pedroche, su bata y su vestido volvieron a ser los protagonistas de otra Nochevieja. Sin embargo, como Cenicienta, el efecto Pedroche solo dura hasta medianoche.

Y es que la curva de audiencias de la noche del 31 de diciembre dejó en evidencia el poder del morbo en las casas españolas. Ni bien vimos el vestido elegido, la huida a TVE fue masiva. No sabemos si por culpa de la falta de desnudez a la que optó Cristina, o porque el único interés de la audiencia era verla mostrando piel de nuevo más que por su labor como presentadora, pero lo cierto es que el éxodo fue voraz.

(Twitter/Antena3com)

Antena 3 fue básicamente líder de audiencia durante los minutos previos a las Campanadas, es decir, justo antes de que Cristina desvelara el vestido que había elegido para recibir 2020. La joven sorprendió y fue carne de meme (como todos los años) tanto por su vestido que recordaba al androide C-3PO de Star Wars, como por la falta de piel a la que lleva años acostumbrando a toda España.

Pedroche descubrió su elección a las 23:57 y, como se puede comprobar en los ratings de audiencia de esos minutos, al segundo siguiente la caída fue en picado. Es como si hubiéramos visto el vestido, y todos hubiéramos apretado el botón del control remoto de La 1 al mismo tiempo, regresando con fidelidad a la casa tradicional de las Campanadas para dejar a Cristina comiéndose las uvas con menos público admirando su elección.

La mujer de Dabiz Muñoz se enfundó en un traje que mezclaba dos tejidos diferentes: por un lado, una parte de arriba más rígida que recordaba a una coraza y por otro, una falda de vuelo negra. La propia modelo explicó en directo que se trata de un diseño ecofriendly ya que está fabricado con fibra de vidrio reciclado, terminado artesanalmente con pan de oro.

De esta manera solo podemos sentenciar dos cosas. Por un lado, que el público español sigue siendo fiel a comerse las uvas con Anne Igartiburu, se ponga Pedroche lo que se ponga; y que el morbo (evidentemente) mueve audiencias. Con estos resultados nos parece evidente que el público utiliza las Campanadas de Antena 3 como entretenimiento para ver cuánta piel mostrará la presentadora, convirtiéndose en una especie de tradición bizarra que tanto Cristina y la cadena alimentaron en los últimos años a través de galas protagonizadas por las transparencias y vestidos descubiertos.

Y que incluso alimentaron horas antes a través de una promo que sugería la posibilidad de otro vestido de escándalo mostrando a Pedroche completamente desnuda posando en la Puerta del Sol. El resultado fue menos piel, pero con un vestido que daría de qué hablar. ¿Habrían mantenido la audiencia si Cristina hubiera seguido su tradición de transparencias y desnudez? ¿Habrían sido líder de audiencias a la medianoche si Pedroche hubiera optado por continuar su exposición corporal?

Al final, la presentadora optó por enviar otro mensaje con su vestido y, quizás, la decepción pudo con el rating. Nosotros brindamos por la elección de Cristina, no tanto por el vestido (que nos cuesta un poco digerirlo todavía), pero sí por pasar página como presentadora al abrirse camino con otra alternativa aunque la exposición corporal fue el enganche general de la promo, la previa y la bata.

El resultado fue un liderazgo absoluto de La 1 con 6.154.000 espectadores (35,2%) en la medianoche, mientras la expectación previa por el vestido de Cristina Pedroche hizo que Antena 3 tuviera uno 4.634.000 espectadores de media y un 26,5% de cuota de pantalla. Sin dudas, un aumento considerable con respecto al año anterior que sumó un 23.3% y 3.072.000 espectadores. Ahora que si hablamos de Mediaset España fue la otra gran damnificada puesto que Jesús Vázquez y Paz Padilla reunieron el 11% de cuota de pantalla y 1.747.000 espectadores desde su emisión en Guadalupe (Cáceres).

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: Twitter/Antena3com (©Atresmedia)