Cristiano Ronaldo: Así recuerda la muerte de su hijo

cristiano ronaldo
Cristiano Ronaldo habla sobre la muerte de su bebéGtres

Cristiano Ronaldo se ha sincerado por completo sobre un tema muy delicado que pasó en su familia hace pocos meses. El futbolista y Georgina Rodríguez recibieron la terrible noticia sobre sus mellizos, y es que en el momento del parto, el varón no podía resistirlo. En su entrevista para el programa 'Piers Morgan Uncensored', el portugués ha explicado los motivos que hacen que no se sienta feliz en su actual equipo y tiene mucho que ver con su vida personal. Según cuenta Cristiano Ronaldo, el entrenador del 'Manchester United' no habría sido muy empático con la situación del jugador. Durante la entrevista, el portugués recordaba el momento concreto en el que los hinchas del 'Liverpool', el equipo rival, le dedicaron un un minuto de silencio por la muerte de mi hijo: "Realmente me sorprendió. En Manchester United jamás mostraron empatía por la situación que yo viví, nunca", explicaba el deportista.

cristiano ronaldo y georgina rodríguez
Instagram

El fallecimiento de su hijo ha sido un momento muy traumático para él y en la entrevista contaba lo duro que fue trasmitírselo a la familia. "A veces trato de explicarles a mi familia y amigos más cercanos que nunca me sentí feliz y triste al mismo tiempo. Es difícil de explicar. No sabes si vas a llorar o a sonreír, porque es algo ante lo que no sabes cómo reaccionar, no sabes qué hacer. Gio llegó a casa y los niños comenzaron a decir "¿dónde está el otro bebé, dónde está el otro bebé?'. No les voy a mentir a mis hijos, les digo la verdad, que fue un proceso difícil. De alguna manera, me volví más padre, más amigo de ellos; se vuelven más cercanos a su papá, y yo también a Georgina", explicaba el jugador.

Aunque no encuentra consuelo tras lo vivido, Cristiano siente a su pequeño cerca porque guarda sus cenizas junto a las de su padre: "Hablo con ellos todo el tiempo y están a mi lado. Me ayuda a ser mejor persona, mejor padre. Estoy orgulloso de eso. El mensaje que me envían, especialmente mi hijo".

Este no sería el único momento incómodo que vivió el jugador con su equipo. Otro duro episodio que recordó Cristiano en la entrevista tenía que ver con la salud de su hija pequeña, Bella Esmeralda. Según palabras del futbolista, tuvo que ser ingresada y él se quedó a su lado, por lo que no pudo llegar a tiempo a los entrenamientos de pretemporada. El descontento del deportista llega porque desde la directiva del club dudaron de ello, lo que le dolió. "Me siento traicionado porque me han convertido en la oveja negra. No solo el entrenador, hay dos o tres más que me quieren fuera del club. No le tengo respeto porque él no me respeta. Si no me tienes respeto, nunca te tendré respeto", se sinceraba.