Crisis bursátil y miedo internacional: acciones argentinas caen 7% y el riesgo país sube

·3 min de lectura

La jornada bursátil comenzó hace pocas horas y ya comenzó a preocupar a los inversores, operadores y analistas. En Wall Street, las acciones argentinas caen cerca de un 5%, mientras que el riesgo país marca un nuevo récord de mediano plazo y el mercado estadounidense continúa bajando desenfrenadamente.

Las acciones argentinas se desploman

Las cotizaciones de los ADR argentinos, acciones locales que se negocian en la bolsa estadounidense, arrancan el día en negativo, acumulando bajas de alrededor del 5% en dólares.

Entre los activos más golpeados se destacan:

  • YPF (-6,5%),

  • IRSA (-6,2%),

  • Banco Macro (-5.6%),

  • IRSA Propiedades Comerciales (-5,4%),

  • Cresud (-5,4%)

  • y Grupo Supervielle (-5%).

Las más favorecidas, contemplando el contexto, son:

  • Pampa Energía (-2,4%),

  • Telecom (-2,3%),

  • Transportadora de Gas del Sur (-3,6%),

  • Loma Negra (-4,1%)

  • y Grupo Financiero Galicia (-4,3%).

Por su parte, el índice Merval medido en dólar CCL cae un 3,5%.

La renta fija también sufre

En cuanto a los bonos soberanos en dólares, los mismos caen más de un 2% en este arranque de la jornada. De esta forma, el riesgo país elaborado por JP Morgan crece hasta rozar los 1.960 puntos, alcanzando nuevos máximos de corto y mediano plazo.

Un escenario internacional devastador

Desafortunadamente, los ahorristas argentinos no tienen escapactoria, ya que no solo caen los activos argentinos, sino que también lo hacen las acciones estadounidenses.

En concreto, el S&P 500 baja un 2,1% en dólares, mientras que el Nasdaq 100 cae un 2,8% y el Dow Jones, el índice menos volátil de los tres, retrocede un 2%, aproximadamente.

Este escenario bajista se está dando por la incertidumbre que rodea a los inversores de acciones estadounidenses. Actualmente, hay tres factores que impulsan este comportamiento: el incremento de la inflación, la suba de tasas de interés y una posible guerra entre Rusia y Ucrania.

En diciembre, la inflación de Estados Unidos fue del 7% interanual, la más alta en 40 años. Producto de la suba de precios de bienes y servicios, la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) se está viendo obligada a incrementar las tasas de interés para absorver parte del exceso de liquidez que se vuelca en la economía real.

Sin embargo, el problema es que esta estrategia impacta negativamente en las cotizaciones de las acciones, especialmente de las grandes tecnológicas, ya que los flujos de fondos futuros descontados a una mayor tasa retornan valores presentes menores.

Además, si se contempla que las valuaciones están muy altas, en muchos casos, un potencial ajuste podría repercutir devastadoramente en el portafolio de los inversores que cuentan con estos activos.

En este sentido, Jonatan Kon Oppel, asesor en ConoSur Investment, destacó que "las valuaciones de las acciones estadounidenses han estado bastante más altas, pero el mercado está con miedo ante la incertidumbre sobre la inflación y hasta dónde subirá la tasa de interés norteamericana".

"En el caso de los bonos, todavía pagan un premio por riesgo bajo los corporativos, y si bien los bonos de emergentes ya cayeron, pagando un premio por riesgo mayor, y similar al promedio de la última década, suelen ser bonos de más largo plazo. Esto los hace más sensibles a la suba de tasa de interés norteamericana", agregó el especialista en finanzas.

Por otra parte, el candente conflicto entre Rusia y Ucrania también asusta a los inversores y operadores, quienes consideran que una guerra en esta región podría impactar negativamente en los mercados financieros internacionales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente