¿Crisis de los 30? Cremas para evitar las arrugas en la treintena

·5 min de lectura
Photo credit: Slim Aarons - Getty Images
Photo credit: Slim Aarons - Getty Images

La rutina de cuidado facial es algo relativamente nuevo para muchos hombres. Una costumbre más bien reciente, moderna. Hace diez años los hombres que usaban cremas, tratamientos o cuidaban su piel a diario eran una total minoría. Por eso, encontrar productos adecuados a sus necesidades, se convirtió una misión difícil de cumplir. El antaño conocido como metrosexual lo tenía bastante complicado. Sin embargo, hoy en día esto ha dado la vuelta y no solo a los hombres les preocupa su aspecto, sino que es posible encontrar en el mercado infinidad de productos que satisfagan diferentes tipos de demandas: desde cremas específicas para el contorno de los ojos, a cremas faciales con protección solar o las versiones modernas de los mejores aftershaves para aquellos que todavía se afeitan. En definitiva, y por si todavía queda algún rezagado en la sale, los productos que usa tu novia, tu hermana o to madre no sirven.

La piel de hombres y mujeres es completamente diferente y, por tanto, sus carencias y necesidades también. La del hombre, por ejemplo, suele estar a unos tres grados más de temperatura que la de las mujeres. Además, es mucho más gruesa por lo que los signos de envejecimiento pueden tardar más en aparecer. Eso sí, una vez que lo hacen, aparecen de golpe y el festín de la arruga se convierte en un banquete inmisericorde. Adicionalmente, esto provoca que los folículos estén más dilatados y que, sumado a una producción mayor de sebo por efecto de la testosterona, haya más tendencia al acné. Estas son solo algunas de las razones por las que deberías de empezar a invertir en tus propios productos de cuidado. ¿La otra? Si has superado la barrera de los 30 años, ya vas tarde. Pero, tranquilo, todo tiene remedio.

Pedro Catalá, cosmetólogo, doctor en farmacia y fundador de Twelve Beauty, va un paso más allá y aconseja comenzar a cuidarse a partir de los 20. “La razón es bien sencilla: mientras que en la mujer la degradación del colágeno se acelera con la menopausia, en el caso del hombre es constante, esto quiere decir que la piel masculina envejece más rápidamente. Además, debemos añadir la relación del hombre con la cosmética; que no siempre fue idílica. ¿La razón? No somos constantes”, desliza.

La directora científica de Vichy España, Mercedes Abarquero, diferencia entre el envejecimiento cronológico (debido al inexorable paso del tiempo), y el exposoma que son la suma de factores externos, internos y las reacciones de nuestro cuerpo a esos impactos: “Mantener una barrera cutánea fuerte a cualquier edad sería la clave”. De la mano de estos dos expertos, elaboramos el manual de cuidado facial imprescindible a partir de los 30 años.

¿Por dónde empiezo? Limpieza + hidratación + fotoprotección

La directora científica de Vichy España establece, sin ninguna duda, cuál debería de ser la rutina básica para prevenir y cuidar la piel frente los signos de la edad. Lo primero sería limpiar la piel, evitando aunque se tenga la piel grasa los productos excesivamente astringentes incluso hasta para quienes tienen la piel grasa. Para después del afeitado (si se hace y siempre con gel o espuma), es importante recuperar la piel con un bálsamo aftershave. Después aplicaríamos una crema hidratante y, por último, un protector solar, clave en la prevención del envejecimiento. ¿Con respecto al tipo de producto que cada piel necesita? "No es que la piel masculina necesite ingredientes diferentes a la cosmética femenina, lo que sí ocurre es que los productos tienen una textura más ligera, llevan menos perfumes o aceites esenciales y son menos grasos para dejar el mínimo de residuo”, nos explica el fundador de Twelve Beauty.

Rutina dominada, ¿cómo voy un paso más allá en mi cuidado facial?

Si ya eres un habitual en la sección de cosmética masculina y tienes los tres pasos principales más que dominados, puedes incorporar entonces algún paso más para conseguir una rutina de cuidado facial más completa. "A partir de los 30 años (o incluso antes), es interesante incluir antioxidantes dentro de la rutina, que ayudan a neutralizar los radicales libres sobre la piel. Uno de los activos más reconocidos como antioxidantes son la vitamina C pura", recomienda Mercedes Abarquero de Vichy. Aunque su uso es más recomendable por la mañana, también podría usarse por la noche y se aplica antes de la crema hidratante o anti-edad.

Pedro Catalá de Twelve Beauty, siente especial predilección por el extracto de hierba fleischeri: “Es rico en antioxidantes capaces de disminuir la producción de sebo y mejorar el aspecto de los poros”.

SOS: nunca me he cuidado la piel. ¿Hay solución?

“Siempre decimos que nunca es tarde para comenzar a cuidarse, aunque no nos hayamos cuidado nada, o incluso hayamos “maltratado” un poco la piel”, nos tranquiliza la directora científica de Vichy España. Su consejo es sobre todo ser constante, adaptar la rutina a tu vida: “Si nunca te has cuidado comienza con los básicos o incorpora productos que te ahorren algún paso”, y ve incorporando los productos poco a poco.

Algunos consejos de cuidado facial para dummies

El doctor en Farmacia y fundador de Twelve Beauty reconoce que no es fan de los atajos en lo que a cuidado de piel se refiere pero, sí defiende la opción de hacer pequeñas modificaciones: “Como, por ejemplo, utilizar el limpiador facial en la ducha, antes de enjuagarnos, podemos masajear nuestro limpiador y retirarlo al mismo tiempo que eliminamos el champú y el gel del ducha. También encontrar un sérum o crema que aporte confort inmediato y resultados visibles nos ayudara a echarlo de menos mas rápidamente si no lo aplicamos. Por último, está el truco de utilizar el contorno de ojos como sérum, aunque no sea una opción económica, es rápida y eficaz para prevenir el envejecimiento, ya que estos productos suelen contener mezclas de antioxidantes y péptidos que bloquean la perdida de colágeno y elastina”.

Ahora que ya lo sabes todo sobre todo lo que tu piel necesita a partir de los 30, te toca ponerlo en práctica.