Crackers con mantequilla de cacahuete, por Delicious Martha

crackers mantequilla de cacahuete delicious martha
Crackers de cacahuete por Delicious MarthaGuillermo Jiménez

Hoy traemos una receta que, aunque dista de ser un plato principal de los que te recomendamos en el menú semanal, te solucionará infinidad de meriendas, picoteos o incluso cenas capricho en casa.

Estos crackers de Delicious Martha están compuestos principalmente por dos ingredientes: harina y mantequilla de cacahuete. Tras lograr una masa que podamos hornear, se aderezan con especias como orégano y ajo en polvo.

Puede que te parezca atrevida la combinación, pero el contraste basado en el dulzor de la crema de cacahuete y la potencia de las especias da lugar a un sabor tan atractivo como inesperado.

¿Cómo se comen estas crackers? Tal y como nos muestra Delicious Martha, son ideales para acompañar un buen hummus, una crema de queso, un tzatziki, un baba ganoush... Lo primero será replicar estos crackers, que cumplen todos los requisitos de 'recetas fáciles para gente ocupada y hambrienta'. Lo siguiente, animarte a preparar ese plato cremoso que maride a la perfección, como este trío de hummus (remolacha, aguacate y calabaza) que nos enseñó a hacer Laura Ponts.

Podrás recurrir a estos crackers hasta cuando las visitas sean inesperadas. ¡Se tarda minutos!

Ingredientes

  • Harina de avena

  • Mantequilla de cacahuete

  • Agua

  • Aceite de oliva

  • Ajo en polvo

  • Sal

  • Orégano

Elaboración

Pon la harina de avena en un bol. Vierte la mantequilla de cacahuete por encima y añade un poco de agua. Ve añadiendo el agua poco a poco mientras formas una pasta con ayuda de una cuchara hasta que tengas una masa que se pueda extender. Si te pasas, corrige con harina.

Coloca un papel de horno y otro sobre la masa. Estírala con firmeza utilizando un rodillo hasta que la masa quede completamente plana y con un grosor de un par de milímetros. Pincela la masa con una pizca de aceite de oliva para que las especias se adhieran mejor.

Espolvorea ajo en polvo, orégano y sal. Introduce en el horno unos 16 - 18 minutos. Déjalo enfriar y trocéalo con cuidado con las manos.